Diez claves sobre el alcohol y la conducción

Publicado por CanalMOTOR, 21 Ene 2016

Alcohol y conducción

A pesar de las campañas de concienciación, el alcohol sigue siendo uno de los principales motivos de accidente de tráfico en España, sobre todo en el caso de los jóvenes. Hoy detallamos diez claves sobre el alcohol y la conducción.

La combinación de alcohol y conducción puede llegar a ser letal. Debemos ser conscientes de esta peligrosidad y no tomar nada de alcohol si después vamos a ponernos al volante. Desde la Dirección General de Tráfico así lo exponen en sus diferentes campañas de concienciación sobre este aspecto y la realidad avala esta máxima.

Aunque depende del sexo y la complexión física, entre otros aspectos, por norma general se puede dar positivo en un test de alcoholemia con sólo haber tomado un vaso y medio de cerveza o un combinado, en el caso de los hombres, o un vaso de cerveza o medio combinado en el caso de las mujeres. A pesar de estas conjeturas no existe una medida exacta ni ningún truco para evitar obtener un resultado positivo en una prueba. Lo recomendable es no consumir ni una gota de alcohol para que el test de alcoholemia resulte cero y tener en cuenta estas diez claves sobre el alcohol y la conducción.  

 

Nunca olvides…

1.- La influencia en los reflejos se aprecia desde el primer sorbo de alcohol que ingiramos, aunque en función de la persona y de la graduación de la bebida, afectará en mayor o menor medida.

2.- Si vamos a conducir posteriormente, independientemente de la hora que sea, el alcohol, aunque se tome en cantidades mínimas, afecta al sistema nervioso, reduce la atención en la carretera e incrementa el tiempo de reacción ante un imprevisto.

3.- En personas que se muestran sensibles a la toma de alcohol, es preferible no tomar nada. Y cuando se trata de bebedores que están más acostumbrados, el efecto que causa en su organismo es un aumento de la confianza, algo que supone un peligro también para la conducción.

 

beber y conducir

El alcohol multiplica los riesgos de sufrir un accidente desde la primera gota.

4.- Según datos de la Dirección General de Tráfico, el alcohol multiplica considerablemente las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico. Cuando se superan los 0,3 g/l en sangre, el riesgo se duplica. Si se oscila entre 0,5 y 0,8 g/l en sangre (ya superaría el límite de alcoholemia), se multiplica por cinco. Y en el caso de llegar a 2,5 – 3 g/l en sangre, las probabilidades de sufrir un accidente se incrementan hasta en un 40%.

5.- Los efectos del alcohol en los conductores son bastante contundentes: afectan al rendimiento psicomotor, distorsionan la percepción de las distancias y aumentan el tiempo de reacción, junto con un incremento de la agresividad y la toma de decisiones imprudentes.

6.- Los expertos que han analizado en detalle estos síntomas sobre el comportamiento de los conductores cuando se ha tomado algo de alcohol, se muestran tajantes a favor de prohibir totalmente la ingesta de bebidas alcohólicas antes de conducir.

7.-Es recomendable buscar alternativas a coger el coche después de haber bebido, como por ejemplo utilizar el transporte público o alternarse con otros conductores de tal forma que siempre haya una persona que no beba nada de alcohol durante un día en concreto.  

 

test alcoholemia

En países como Rusia o Hungría la tasa de alcohol al volante es de 0,0.

 

8.- En algunos países se aplican tasas de alcohol en sangre similares a las actualmente vigentes en España. Sin embargo, en otros lugares como Hungría, República Checa, Rumanía o Eslovaquia, está prohibido el consumo de alcohol si se va a conducir.

9.- La educación es la solución más efectiva. Para que un joven no beba antes de conducir, lo más recomendable es enseñarle con el ejemplo, al igual que sucede con otros aspectos de la seguridad vial.

10.- Cuatro de cada diez conductores que murieron en 2014 en accidentes de tráfico presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o alcohol y/o psicofármacos.

 

Además de tener en cuenta estas diez claves sobre alcohol y la conducción, no olvides que la tasa máxima es de 0,25 mg/l en aire y 0,5 g/l en sangre para todos los conductores, excepto profesionales y noveles que se reduce a 0,15 mg/l y 0,3 g/l respectivamente. Si vas a conducir, recuerda no tomar ninguna copa de alcohol y viaja siempre acompañado de tu Seguro de Coche MAPFRE. Infórmate de todas las coberturas que puedes contratar en cada póliza.

LO QUE DEBES SABER...
  • Alcohol: afecta al sistema nervioso, reduce la atención y la velocidad de reacción.
  • Tasas: a partir de 0,3 gr/litro en sangre, el alcohol duplica el riesgo de accidente.
  • Estadística: 4 de los 10 fallecidos en accidente de tráfico en 2014 habían tomado alcohol.


Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios