¿Qué son los Airbums de Citroën C4 Cactus?

Publicado por Irene Mendoza, 15 Mar 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Citroën C4 Cactus

El Citroën C4 Cactus llama la atención a su paso por su peculiar diseño. Este SUV distinto a los demás y pensado para la ciudad y para pistas fuera de ella incluye numerosas soluciones tecnológicas, y de entre ellas destacan los Airbumps. Pero, ¿Qué son?

LO QUE DEBES SABER...
  • Qué son los Airbumps: son unos protectores o “airbags” para la carrocería.
  • De qué están hechos: poliuretano termoplástico (TPU), fibra de vidrio y colorante.

El Citroën C4 Cactus incluye soluciones tecnológicas de última generación como los Airbumps. Estas pequeñas protecciones para la carrocería y que van situadas en los laterales, trasera y frontal del coche, tienen su origen en 2007, cuando se creó el primer boceto en la dirección de Diseño de Citroën.

 

El diseño definitivo de los Airbumps no llegó hasta 2011, un año después de que la empresa Rehau firmase el acuerdo con la marca Citroën para fabricarlos, y hasta 2013 no se fabricó la primera pieza en serie. Muchos años de investigación, pruebas, patentes y más de 3.000 pruebas prototipo para conseguir algo inédito en el sector: los primeros “airbags” para la carrocería.

 

 

Cada Airbump lleva en su interior pequeñas burbujas de aire que funcionan de forma parecida a las defensas cilíndricas de los yates atracados en los puertos, para que el casco no se golpee y no se dañe. En el interior, llevan otra pieza de plástico que se une a la chapa de las puertas, sin adhesivos, ni calor. Se unen a las puertas mediante 16 anclajes plásticos.

 

Airbumps

Airbumps del Citroën C4 Cactus

 

Los Airbumps están fabricados en poliuretano termoplástico (TPU), fibra de vidrio y colorante. Los desarrolladores de estas protecciones, realizaron más de 30 formulaciones de estos materiales hasta dar con la adecuada. Como resultado, los Airbumps son suaves al tacto y ante cualquier golpe, vuelven a su forma original. Son flexibles y resistentes a las salpicaduras de grasas y/o aceites. Tienen una alta resistencia a la abrasión, y pueden escogerse en cuatro colores (negro, gris, duna y chocolate) para combinar con el resto del coche.

 

Como dato curioso, para las primeras pruebas de los Airbumps, no se utilizó un C4. Se recubrieron las puertas de un Citroën C3 y se lanzó contra él en repetidas ocasiones un carro de la compra a 4 km/h cargado con 40 kg de lastre. Además, se abrían las puertas impactándolas contra bolardos o puertas de otros vehículos, y en todas las ocasiones, los Airbumps protegieron eficientemente la carrocería. Estas protecciones no necesitan un mantenimiento específico y contribuyen a la disminución de los costes de mantenimiento y reparación del coche a lo largo de toda su vida útil. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios