Cinco claves de los neumáticos de invierno

Publicado por Gerardo Jiménez, 06 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Neumático de invierno

Los neumáticos de invierno mejoran la adherencia frente a los de verano cuando las temperaturas son frías, siempre que llueve y consiguen suficiente agarre sobre la nieve. Conoce aquí cinco ventajas clave de los neumáticos de invierno.

LO QUE DEBES SABER...
  • Neumáticos de invierno: Neumáticos diseñados para rendir a bajas temperaturas.
  • Sin cadenas: Evitan tener que montar cadenas cuando nieva.
  • Lluvia: En suelo muy mojado ofrecen muy buenas prestaciones incluso con calor.
  • Seco: Aunque no llueva o nieva agarran mejor si hace frío.

Con la llegada del frío comienzan las sustituciones de neumáticos de verano por los de invierno. En un país como España no todo el mundo necesita neumáticos de invierno, pero sí hay muchos conductores que, por dónde viven y por donde circulan, mejorarían su seguridad si se animasen a utilizarlos. Aquí ofrecemos las cinco ventajas más importantes de los neumáticos de invierno para que puedas saber si te interesa usarlos. Ver todas las virtudes de los neumáticos de invierno.

 

Buenos en cualquier condición de frío

Los neumáticos de invierno funcionan muy bien en carreteras con hielo y nieve, pero no sólo están preparados para esas condiciones. Tienen mejor agarre que los neumáticos de verano, en cualquier condición (seco, mojado, hielo, nieve…) cuando las temperaturas son inferiores a 7 grados centígrados. Por ello es recomendable su uso en zonas donde habitualmente baja el termómetro de +7º, independientemente de que llueva, nieve o esté seco. Además, en mojado funcionan mejor que los de verano sin importar la temperatura, ya que tienen más dibujo. En verano no son peligrosos, se comportan de forma segura, con unas prestaciones suficientes, básicamente como los neumáticos de verano en invierno.

 

 

Más seguridad que la tracción total

Los neumáticos de invierno aportan más seguridad en condiciones de frío extremo que la tracción total. La tracción total aporta mayor tracción cuando el vehículo transmite la potencia del motor, es decir al acelerar. Los neumáticos de invierno mejoran el agarre de todas las ruedas, no sólo a la hora de acelerar, también a la hora de frenar o girar. Un vehículo de tracción delantera con neumáticos de invierno tendrá más agarre y será más seguro en carreteras heladas o con nieve, que un coche de tracción total con neumáticos de verano.

 

Olvídate de las cadenas si montas neumáticos de invierno.

 

Te aseguran la movilidad

Una de las ventajas de los neumáticos de invierno es que sustituyen a las cadenas en las carreteras con nieve. De hecho, cuando las condiciones de nieve se complican la Guardia Civil de Tráfico ya deja pasar a vehículos con cadenas y neumáticos de invierno. Además, está el beneficio de no tener que bajarse en el coche a montar las cadenas, normalmente en condiciones de mucho frío. Si eres de los que se encuentra la carretera nevada más de dos o tres veces al año, plantéate montar neumáticos de invierno.

 

Comprar los neumáticos de invierno no es barato, pero puede compensar a la larga.

 

La inversión se amortiza

Los neumáticos de invierno son una inversión que hay que pagar. Son neumáticos que cuestan ligeramente más que unos neumáticos de verano, entre un 5% y un 10% según dimensiones y características. Puede parecer una inversión demasiado alta para usar unos meses, pero a la larga se puede amortizar, por lo menos en parte. Al usarse durante unos meses concretos, los neumáticos de verano acaban durando más tiempo, es importante para ello almacenarlos de forma correcta. No es que los neumáticos de verano duren el doble, dependerá del uso que dé el conductor, pero sí se retrasará el momento de sustitución de los neumáticos de verano. En definitiva es un cambio de mentalidad.

 

Muy recomendados para quien vive en la carretera

Si por trabajo, por ocio o por otras cuestiones eres de los que viajan mucho por carretera, haciendo muchos kilómetros al mes, incluso en invierno, visitando varias ciudades y utilizando todo tipo de carreteras, necesitas unos neumáticos de invierno. Evitarás quedarte bloqueado la mayor parte de las veces en las que surja un temporal de frío y nieve, y no tendrás que estar tan pendiente de la climatología. Además, conseguirás mejorar el agarre en lluvia e irás más seguro cuando las temperaturas sean bajas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos