¿Hasta cuándo hay que llevar un asiento elevador?

Publicado por canalMOTOR, 15 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hasta cuándo hay que llevar un asiento elevador

¿Sabías que los accidentes de tráfico son la principal causa de muerte entre los menores de 14 años? Dada la importancia de llevar a los pequeños con un sistema de retención adecuado, te contamos hasta cuándo hay que llevar un asiento elevador.

Según datos de la Dirección General de Tráfico, el 40% de los niños que fallecen en un accidente de tráfico no utiliza ningún sistema de protección. Este dato es cuanto menos alarmante, ya que el uso de Sistemas de Retención Infantil (SIR) puede llegar a reducir hasta en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones provocadas por un siniestro.

La ley es tajante al respecto: el uso de estos sistemas de retención es obligatorio y no sólo recomendable. De hecho, todos los menores que midan 135 centímetros o menos deben llevar siempre un sistema de retención que esté homologado y perfectamente adaptado a su peso y estatura. El no cumplimiento de esta normativa se considera infracción grave y conlleva una sanción económica de hasta 200 euros y la retirada de 3 puntos, junto con la inmovilización del coche por no llevar a los niños sentados correctamente.

Grupos según peso y edad

Los sistemas de retención infantil se pueden agrupar en 4 grupos según el peso y la edad que tenga el niño:

- Grupo 0 y 0+: desde recién nacidos a 13 kilos aproximadamente y hasta que el bebé alcance la edad de 18 meses. Este tipo de sillas se deben utilizar siempre en el sentido contrario a la marcha, ya que es la posición que ofrece una mayor protección de cabeza, cuello y columna.

- Grupo I: de 9 a 18 kilos aproximadamente y en edades comprendidas entre uno y 4 años. Para instalar estas sillas hay que seguir al pie de la letra las instrucciones y se pueden ajustar mediante el cinturón de seguridad o con el sistema Isofix (éste último es el más recomendable).

- Grupo II y III: de 15 hasta 36 kilos aproximadamente y de 4 a 12 años. Este grupo hace referencia a los asientos y cojines elevadores que se deben utilizar cuando el niño ya es demasiado grande para una sillita, aunque no lo suficiente para utilizar el cinturón de seguridad. Lo más aconsejable es utilizar un asiento elevador con respaldo y con protección lateral, ya que ofrece una mayor seguridad. Este tipo de elevadores funcionan subiendo al pequeño hasta la altura necesaria para que pueda usar el cinturón de seguridad del coche, aunque para ello hay que fijarse en que la banda diagonal pase justo por encima de la clavícula y sobre el hombre sin rozar el cuello. Del mismo modo, la banda horizontal debe situarse lo más baja posible sobre las caderas y muslos, evitando que se pose sobre el estómago del menor.  

- A partir de 135 centímetros: si el pequeño mide más de 135 centímetros, aunque aún no haya cumplido los 12 años, puede viajar de forma excepcional utilizando el cinturón de seguridad directamente. En este supuesto también habrá que tomar en consideración las mismas indicaciones que en el caso anterior a la hora de colocar el cinturón de seguridad.

Utilización del asiento elevador

No sólo basta con que el niño ya alcance los 135 centímetros de altura o haya cumplido los 12 años, sino que para saber hasta cuándo hay que llevar un asiento elevador también hay que fijarse en otros aspectos. En el caso de que la banda diagonal del cinturón de seguridad toque el cuello o pase por debajo del mentón del menor, éste deberá seguir utilizando el asiento elevador para los desplazamientos en coche.

A pesar de la información detallada, se recomienda que los pequeños sigan utilizando Sistemas de Retención Infantil adaptados a su talla y peso hasta que alcancen los 150 centímetros de estatura.

Recuerda también que los pequeños siempre deben ocupar los asientos traseros, excepto cuando estas plazas ya estén ocupadas por otros menores o no sea posible instalar los asientos correspondientes. Si el niño viaja en el asiento delantero, deberá hacerlo en el sentido contrario a la marcha y con el airbag desconectado en el caso de las sillas del Grupo 0 y 0+ (en los sistemas de retención de los grupos II y III se puede viajar en sentido de la marcha y no será necesario desconectar el airbag).

Después de saber hasta cuándo hay que llevar un asiento elevador, si quieres ofrecer a los más pequeños una protección extra, no dudes en contratar un Seguro de Coche MAPFRE que te ofrece plenas garantías para solventar cualquier incidente. Te informamos de la póliza que mejor se adapta a ti.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos