La importancia de ajustar bien los reposacabezas

Publicado por canalMOTOR, 15 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

La importancia de ajustar bien los reposacabezas

Aunque se tiende a pensar que el reposacabezas es un elemento de confort, su principal función es evitar las lesiones en la columna vertebral en caso de accidente. Te explicamos la importancia de ajustar bien los reposacabezas.

Junto con el cinturón de seguridad y la correcta posición del asiento, el reposacabezas es uno de los elementos de seguridad pasiva más importantes del coche. Para que realice su cometido de forma correcta es necesario ajustarlo en función de la altura del pasajero.

¿Qué evita el reposacabezas?

En caso de sufrir un accidente de tráfico de alcance por la parte de atrás, el reposacabezas se encarga de evitar el efecto látigo y reduce en la medida de lo posible las lesiones cervicales. Si este elemento de seguridad no está bien colocado, bajo estas circunstancias las vértebras cervicales se verán dañadas gravemente por el fuerte movimiento que experimenta el cuello en caso de colisión. Esto puede derivar en importantes lesiones o incluso la muerte.

El latigazo cervical, también conocido como síndrome de whiplash, puede causar lesiones de diferente gravedad, como por ejemplo un esguince cervical, hernia discal, rotura de ligamentos, hemorragias internas, problemas neurológicos, tetraplejia, lesión medular, etc.

Las molestias del latigazo cervical pueden durar días, semanas, meses o incluso derivar en secuelas crónicas. Además, los síntomas pueden aparecer horas después de haber sufrido el accidente o incluso en los días o semanas posteriores. Entre los indicios más reveladores del latigazo cervical encontramos dolor de cabeza, pérdida de memoria, náuseas y vómitos, insomnio, fatiga, problemas de equilibrio, hormigueo, dolor o rigidez en el cuello, mandíbula, brazos u hombros, etc.

Dado que el reposacabezas se encarga de desviar la energía producida por la colisión a la estructura del asiento, aliviando así la tensión de la cabeza y el cuello, este elemento de seguridad también es infalible en los casos de choques frontales y laterales.

Tanto las plazas delanteras como traseras deben llevar el reposacabezas perfectamente colocado y recuerda que el efecto látigo se puede dar incluso circulando a bajas velocidades (desde los 10 km/h ya es notable).

¿Cómo se ha de colocar el reposacabezas?

Si no sueles circular en un coche que cuenta con un sistema de reposacabezas activo que en caso de accidente se mueve automáticamente hacia delante, es preciso que sepas cómo se debe colocar este elemento de forma correcta:

- Para fijar la altura hay que comprobar que el borde superior se encuentra entre la parte alta de la cabeza y los ojos.

- La distancia entre la cabeza y el reposacabezas no debe ser superior a 4 centímetros.

Además de estas indicaciones, es importante recordar que la cabeza no puede ir apoyada sobre el reposacabezas ni tampoco demasiado alejada del mismo para que en caso de sufrir un choque, los daños no se agraven.

A pesar de la importancia que supone llevar el reposacabezas debidamente colocado, una gran parte de los conductores no prestan la suficiente atención a este aspecto. Del mismo modo, recuerda ajustarlo después de que haya sido utilizado por cualquier otro ocupante con el fin de adaptarlo a tu altura concreta.

Conociendo la importancia que tiene ajustar bien los reposacabezas para la seguridad, tanto del conductor como de los acompañantes, no olvides realizar la adaptación necesaria antes de que el coche emprenda su marcha. Y para que tus desplazamientos estén protegidos y respaldados al 100%, nada mejor que contratar un Seguro de Coche Terceros Completo MAPFRE que te ofrece una amplia gama de servicios, como por ejemplo defensa en multas de tráfico, responsabilidad civil del hijo menor de edad conduciendo sin carné, subsidio por privación del permiso de conducir, robo del vehículo, limpieza del coche por traslado de heridos, etc. Te informamos sin ningún compromiso de todo lo que incluye esta póliza y resolvemos cualquier duda que tengas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos