Por qué no hay sistemas de retención infantil en los autobuses

Publicado por canalMOTOR, 03 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Por qué no hay sistemas de retención infantil en los autobuses

No hay duda sobre la importancia de los SRI para minimizar consecuencias e, incluso, salvar vidas en caso de accidente en carretera. Entonces, ¿por qué no hay sistemas de retención infantil en los autobuses?: ¿son estos vehículos más seguros?

Si te preguntas por qué no hay sistemas de retención infantil en los autobuses, la respuesta es bastante sencilla: porque no hay una norma o ley que les obligue a ello, y como no resulta un elemento precisamente económico, la mayor parte de autobuses no ofrecen a los pequeños viajeros ningún sistemas de seguridad especial, ni arneses, ni sillas, ni cinturones.

Aunque las estadísticas y los consejos de los expertos abalados por estadísticas y casos reales, recuerdan la importancia de usar cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil, parece que de momento los autobuses no se acogen a estos consejos como propios y se ciñen a lo que la ley les exige.

- Desde 2007, el cinturón de seguridad sí es obligatorio en todos los asientos de los autobuses nuevos que se matriculen, pero no se obliga a todos los autobuses matriculados con anterioridad a instalarlos, por lo que todavía hay autobuses circulando dentro de la legalidad, pero sin cinturones.

- La normativa vigente -Reglamento General de Circulación- a día de hoy no especifica que los autobuses tengan que llevar ningún tipo de sistema de retención infantil para niños menores de 3 años. Existe un claro vacío legal en este punto.

- Para los mayores de 3 años, se especifica en el Reglamento que usarán el cinturón de seguridad del autobús u otro sistema de retención homologado.

- Para todos los pasajeros el uso del cinturón de seguridad en autobús, siempre que el vehículo lo tenga, es obligatorio.

Los especialistas reconocen que, aunque es cierto que los SRI son la forma más adecuada para proteger y asegurar a los niños en un vehículo, en el caso de los autobuses existe un claro problema tanto económico como práctico, ya que la instalación de Sistemas de Retención Infantil en los autobuses sería caro y complejo. Un trabajo adicional para los conductores, que deberían montar y desmontar las sillas según las necesidades de los viajeros en cada trayecto. Parece muy poco práctico, además, ya que deberían disponer de los diferentes sistemas para diferentes medidas, tallas, pesos y edades de los niños.

Ante esta realidad, lo cierto es que existen algunas alternativas antes de desistir de la seguridad y que los niños viajen sin SRI en un autobús. Puesto que es voluntario para la compañía de autobuses, lo mejor es que siempre consultes si vas a viajar en autobús con un menor, cuál es la política de la empresa de transporte con la que vayas a viajar.

- Hay compañías de autobuses que, previo aviso, facilitan a los viajeros que así lo soliciten, y siempre que se aporten los datos necesarios, (talla, peso y edad del niño fundamentalmente) la sillita adecuada para adaptarla a los asientos de su autobús, por lo general, mediante los cinturones de seguridad de doble anclaje. No suelen cobrar suplementos por este servicio, pero hay excepciones a esta norma.

- Los interesados también pueden optar por llevar su propio SRI para el niño o niños con los que piense viajar en autobús. En este caso, y para evitar que el transporte del SRI no sea en vano, lo mejor es que te cerciores de si es posible adaptar una sillita a los asientos del autobús en el que vas a viajar, de qué forma y con qué medidas es necesario que sea la silla pueda ser instalada correctamente.

- Existen también en el mercado sistemas de retención infantil algo más sencillos y fáciles de transportar que las propias sillas, que se usan habitualmente para los coches. Son sistemas de arneses, o similar, que se pueden fijar a los asientos del autobús y pueden ser efectivos y más cómodos de transportar.

Hasta el momento, estas son las opciones que les quedan a los niños, si tienen que viajar en un autobús, ya que la realidad es que no existe obligatoriedad para las compañías de ofrecer sistemas de retención específicos para los más pequeños. Ya sabes cuál es la razón de por qué no hay sistemas de retención infantil en los autobuses, en cualquier caso, si viajas apuesta por controlar cualquier imprevisto, más si viajas con niños, con el Seguro de Viaje MAPFRE adecuado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos