Cómo detectar una avería en los amortiguadores

Publicado por canalMOTOR, 16 Jun 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo detectar una avería en los amortiguadores

Es un grave error pensar que los amortiguadores de tu coche no necesitan revisión, mantenimiento ni sustituciones; por el contario, saber cómo detectar una avería en los amortiguadores, te ayudará a evitar situaciones de riesgo y peligro al volante.

Junto con las ruedas y el sistema de frenos, los amortiguadores son, según los expertos, elementos fundamentales para disfrutar de un vehículo seguro y que te ofrezca siempre la mejor respuesta en circulación. La importancia de esta pieza hace que sea necesario saber cómo detectar una avería en los amortiguadores para poder sustituirlos con rapidez, evitando riesgos.

No todos los conductores son conscientes de la importancia de los amortiguadores, sin embargo, su función es crucial tanto para la seguridad como para la comodidad a bordo de un vehículo. Un mal funcionamiento de los amortiguadores puede acarrear muchos problemas y ser la causa directa de un accidente.

Con un poco de observación en la conducción y el comportamiento de tu coche, podrás detectar o al menos, intuir problemas en los amortiguadores que debes consultar de forma inmediata con un mecánico:

   1. Frenada

Con independencia del tipo de terreno y del estado del mismo, tu coche tiene que será capaz de frenar con eficacia y solvencia, minimizando la distancia de frenado para ofrecerte la mayor seguridad en casos de emergencia. Si detectas cambios en la calidad de frenada de tu coche, es posible que los amortiguadores tengan algo que ver con el fallo o cambio, revísalos. Especialmente alarmante es la pérdida de estabilidad y la basculación errática del coche durante una frenada, los amortiguadores no están respondiendo con normalidad.

   2. Centro de gravedad

Unos amortiguadores en buen estado y pleno funcionamiento se encargan de mantener el centro de gravedad del vehículo estable y controlado, a pesar de los cambios en el reparto del peso que pueda sufrir el vehículo como consecuencia de la conducción, por ejemplo, curvas cerradas o frenazos fuertes. Si tu coche pierde el centro de gravedad en estos casos, los amortiguadores no están cumpliendo su misión por lo que puede que estén en mal estado o dañados, tendrás que revisar la situación para no correr riesgos innecesarios. Especialmente si vas a cargar el coche, vas a hacer un viaje de larga distancia y por terrenos no especialmente cuidados o fáciles para la conducción.

   3. Salvar irregularidades del terreno

La función principal de los amortiguadores es promover y mantener el contacto de los neumáticos con la carretera, evitando que las ruedas se despeguen del firme. Cuando la carretera presenta irregularidades como baches o agujeros, la función de los amortiguadores es lograr que esto afecte lo menos posible a la conducción y que estos desniveles no se perciban en el interior del habitáculo. Si has notado que cuando tienes que afrontar este tipo de terrenos, tu coche se vuelve inestable, inseguro e incómodo, parece evidente que tus amortiguadores no están funcionando como deberían.

 

Si detectas cualquiera de estas situaciones o comportamientos en tu coche y, en general, eres consciente de una falta de estabilidad general en tu vehículo, es más que probable que tus amortiguadores no estén funcionando bien y es necesario que descubras en un taller y con un mecánico de confianza cuál es el problema para no correr importantes riesgos y además de viajar, mucho más incómodo y en peores condiciones.

Aunque en las revisiones periódicas de los vehículos, suele incluirse la revisión de los amortiguadores, no está de más saber cómo detectar una avería en los amortiguadores para poder actuar a la mayor brevedad posible en el cambio o reparación de los mismos. La comodidad, pero también la seguridad de tu vehículo están en juego y es sencillo mantenerse alerta para detectar incidencias en los amortiguadores.

Cuidar la seguridad en tu coche es esencial, atender a sus necesidades y saber adelantarse a los fallos o averías, resulta fundamental para evitar accidentes o graves problemas mecánicos. Tu póliza de Seguro de Coche MAPFRE, adaptada a tus necesidades y a las características de tu coche, es  la mejor vehículo forma de contar con las mejores asistencias, coberturas  y servicios en cada momento.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios