¿Cómo instalar un cubrevolante?

Publicado por canalMOTOR, 05 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo instalar un cubrevolante

Es un hecho que los volantes se desgastan inevitablemente con el uso, más aún si utilizamos el coche a diario. Los volantes forrados en cuero son particularmente delicados; si no los tratamos bien, hidratándolos y cuidándolos con atención, se pueden deteriorar rápidamente. Sea del material que sea tu volante, si el daño ya está hecho, hay una solución que te permitirá renovar la imagen de tu auto. ¿Quieres saber cómo instalar un cubrevolante?

En primer lugar, deberás medir el diámetro de tu volante, para poder escoger una funda que se ajuste adecuadamente al mismo.

Además, tienes que tener en cuenta que los cubrevolantes pueden ser de muy distintos materiales, de forma que su instalación variará. Los encontrarás, por ejemplo, de silicona, PVC, polipiel o cuero. También los hay que combinan varios materiales. Así, encontrarás fundas de dos tipos, las que requieren costura y las que no.

Las que requieren costura son piezas de cuero o polipiel, bien alargadas, bien en formato circular. Las deberás colocar sobre el volante de forma que los lados a coser queden en la cara interior del mismo. Los fabricantes suelen proporcionar agujas especiales e hilo resistente, para realizar la tarea de costura. Al principio, la funda se debe fijar con especial cuidado a uno de los lados del volante. Se suele usar punto cruzado para que el cosido sea resistente.

Si lo tuyo no es la costura, te recomendamos los volantes de una pieza con el interior de goma elástica. Pueden tener acabados de lo más variados en el exterior, con decoraciones de polipiel e incluso metálicas. El procedimiento es mucho más sencillo. Una vez sacado el cubrevolante de su funda, y quitado cualquier material protector, déjalo un mínimo de 10 minutos en el salpicadero del coche. Esto se realiza para que el cubrevolante se caliente; de esa forma será mucho más fácil de manejar. Coge la funda y encájala en la parte superior del volante. Empieza después a hacerla encajar por los laterales, avanzando de manera pareja por los dos lados. Lo más difícil es colocar el cubrevolante en la parte inferior. Requerirá que estires con cierta fuerza la funda. Para ello puedes ayudarte de algún objeto para hacer palanca o pedir que alguien te ayude manteniendo en su sitio los laterales del cubrevolante.

Si te preocupa el buen estado de tu volante y del resto de tu vehículo, recuerda que los seguros más completos de coche de MAPFRE incluyen la cobertura de daños propios del auto e incluso los provocados por el atropello de animales de caza mayor. ¡Asegura tu preciado coche ante cualquier suceso!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios