El olor a coche nuevo puede ser dañino

Publicado por canalMOTOR, 18 Nov 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El olor a coche nuevo puede ser dañino

No todo es perfecto en un coche nuevo y ese olor que tanto te seduce, puede ser perjudicial para tu salud y en casos extremos, puede llegar a provocar alergias y reacciones dañinas en personas especialmente sensibles.

¿Preocupado por el olor que desprende tu nuevo coche? Pues puede que estés en lo cierto si no te gusta del todo esa sensación olfativa típica que se nota al entrar en el habitáculo de un coche, recién salido de fábrica.

El poder de un olor puede hacer que una persona o cosa sea directamente rechazado o adorado en cuestión de segundos; por lo general, la pauta olfativa se suele por ello cuidar en espacios públicos y comerciales, especialmente. Sin embargo, entre todos los detalles, comodidades y asistencias de los nuevos coches, de momento el ambiente oloroso es algo que no se ha modificado.

Con sutiles diferencias u olores más acentuados que otros, los coches nuevos en su interior cuando te acomodas en sus asientos huelen a una diversidad de productos químicos, plásticos, adhesivos, cauchos, disolventes y tejidos. Lo más común es que casi todas las personas identifiquen este olor como positivo, ya que se relaciona con algo nuevo y flamante. Pero esta sensación no es del todo cierta.

Desde el Ecology Center de Michigan, su director, Jeff Gearhart, ha hecho saltar las alarmas y ha advertido que este aroma tan atrayente para muchos, puede ser dañino para algunos: “El origen del olor a nuevo en un vehículo es una mezcla química conformada por varias toxinas”.

Este investigador recurre a los datos y la experiencia en la materia, y argumenta que han probado y monitorizado los niveles químicos que presentan los habitáculos interiores de los vehículos durante años, confirmando sus sospechas:

   1. El Ecology Center de Michigan ha detectado más de 200 compuestos que no son seguros, al menos, en grandes cantidades y que aún se usan en la fabricación de vehículos, dejando su rastro en el interior del coche.

   2. Los compuestos no están regulados en todos los países por igual, lo que facilita la falta de información y el desconocimiento por parte de los conductores y compradores de coche, en general.

   3. Estos compuestos contienen componentes orgánicos volátiles o VOC que pueden llegar a ser letales en grandes cantidades y otros son perjudiciales para la salud.

   4. El trabajo del Ecology Center de Michigan se remonta a años de estudio y sus resultados demuestran que se ha mejorado en esta materia, pero aún queda mucho por hacer.

   5. Entre los componentes más habituales y que pueden aspirarse dentro de algunos coches nuevos, se señala el tolueno, metales pesados y benceno que puede provocar síntomas de malestar en la persona.

El objetivo de Ecology Center de Michigan es que el consumidor esté al tanto de este riesgo, siendo consciente de las posibles consecuencias. Especialmente se incide en señalar a los niños, personas mayores, mascotas y enfermos crónicos como grupos de riesgo para este tipo de toxicidades.

 

 

Los fabricantes de coches no han hecho oídos sordos al tema de la toxicidad ambiental del interior de sus vehículos y se han comprometido a mejorar paulatinamente, eliminando el uso de los productos potencialmente más tóxicos para evitar riesgos. Se trabaja e investiga en la fabricación con productos, adhesivos o fijadores más saludables para la industria del automóvil.

   Consejos Prácticos

Lo mejor que puedes hacer si te has comprado un coche nuevo, es estar atento a posibles reacciones como migrañas, vómitos, mareos, alergias o afecciones de la piel, por ejemplo. Como medidas generales, puedes eliminar los posibles riesgos con unas sencillas pautas:

   • Limitar el tiempo dentro del coche de niños, mascotas, personas mayores o enfermos crónicos durante los seis primeros meses.

   • Ventilar el nuevo vehículo de forma constante y profunda para ayudar a la eliminación de posibles toxinas o restos que puedan flotar en el ambiente.

   • Aparca a la sombra, siempre que sea posible. El calor y las altas temperaturas pueden activar la liberación de partículas tóxicas o hacerlas más fuertes y dañinas.

   • Evita permanecer dentro del coche, estacionado y sin ventilación, especialmente en los primeros meses del coche.

   • Limpia con productos no tóxicos y saludables el interior de tu coche siempre.

Si a pesar de estas precauciones, surge cualquier imprevisto, tu Seguro de coche MAPFRE te ayudará a elegir las mejores coberturas; para que solo tengas que preocuparte de lo que realmente importa.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios