10 errores a evitar con una sillita infantil

Publicado por canalMOTOR, 07 Dic 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

10 errores a evitar con una sillita infantil

Los Sistemas de Retención Infantil salvan vidas, es una realidad irrefutable, pero no solo vale con llevar la sillita dentro del coche y al niño en ella; si cometes errores en los detalles, el SRI puede perder totalmente su efectividad.

La Dirección General de Tráfico no ceja en su empeño de lograr que todos los niños viajen de forma segura y protegida en coche, para ello, el uso de los SRI es imprescindible. Tanto las autoridades como los expertos en seguridad reclaman concienciación y responsabilidad en el transporte de niños en coche y siempre evitar errores atendiendo a lo estipulado y recomendado.

Aunque la información y la concienciación es cada día mayor, aún se detectan errores y descuidos que pueden ser muy peligrosos para los pequeños. Repasa el decálogo para evitar los más alarmantes:

   1. Mal colocada

Los SRI precisan de una colocación dentro del vehículo concreta y segura, por una parte es importante que se instalen siempre en la parte trasera del coche y por otra, deben anclarse al asiento de forma correcta y certera. Bien sea por medio de ISOFIX o a través del cinturón de seguridad, no existen otras opciones ni permitidas, ni viables.

   2. Arneses mal reglados

Las sillas de los más pequeños, normalmente hasta el grupo 3, llevan sus propios arneses de seguridad con los que sujetar al niño, una vez la silla está fijada al coche. Es de vital importancia que estos arneses se revisen siempre para que estén cerrados de forma segura y completa, y para que no presenten vueltas, dobleces ni cualquier otro problema. Cerciorate además de que cada cinta pasa por el lugar adecuado del cuerpo del pequeño.

10 errores a evitar con una sillita infantil

   3. Sillas viejas o en mal estado

Revisa a menudo el estado del SRI, confirma que tanto al estructura como la funda y el resto de elementos están en buen estado, no debe haber fisuras ni ninguna rotura para que la silla sea 100 por 100 eficiente en su cometido. Los SRI que han sido parte de un accidente, es mejor desecharlas, no es posible arreglar ni reparar un SRI.

   4. Usar el grupo no adecuado

Los SRI están clasificados en grupos de acuerdo con la edad del niño, pero sobre todo, hay que fijarse en el peso y la estatura del pequeño. Si no es usa el grupo adecuado para la complexión del menor, no solo no se está protegiendo al pequeño, sino que además, un sistema no adecuado puede ser dañino o peligroso en caso de accidente.

   5. Precipitar el cambio de SRI

Cada SRI está pensado y diseñado para responder a las necesidades concretas de los niños de un peso y altura, según vas avanzando en los grupos las sillas protegen menos, ya que los huesos y la estructura del niño es más fuerte. Los expertos insisten en que es importante esperar al máximo para cambiar a los niños de grupo de SRI y nunca precipitar el cambio al siguiente nivel de sillita.

   6. Descuidar el montaje

Los SRI requieren en muchos casos montaje; es necesario colocar los arneses, las fundas…. Aunque parece sencillo y suele serlo es mejor prestar atención y ser precavido en el montaje de un SRI cualquier error puede ser grave.

   7. Ignorar las recomendaciones del fabricante

No leer las instrucciones que incluyen las sillitas de coche es un error, siempre hay recomendaciones interesantes, advertencias y usos que quizás desconozcas o que sean particulares para el SRI que has comprado, merece la pena perder unos minutos y leer el las recomendaciones del fabricante.

   8. Sistemas no homologados

La homologación de la silla te garantiza que es un sistema seguro y que ha pasado las pruebas de calidad y eficiencia, no te arriesgues y compres sillas no homologadas o fuera de la homologación europea.

 

   9. Airbags

Si de acuerdo con la normativa y en alguno de los casos excepcionales que la ley contempla, vas a usar la silla en el asiento del copiloto, no olvides que tienes que desactivar el airbag de este asiento, en caso de colisión podría saltar y dañar al niño.

   10. Comprar sin información

Adquirir un SRI para tu hijo es una decisión importante, hay mucha información y hay que conocerla toda, antes de decidir, por supuesto, elige sitios fiables y con garantías para informarte sobre sillitas de coche para niños.

Estos son los errores más comunes y demasiado frecuentes aún según recuerda en continuas campañas la DGT. Tu Seguro de Coche MAPFRE también protege a tus hijos y al resto de viajeros que lleves en tu coche con asistencias completas y siempre con una atención inmediata en caso de accidente.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios