Inicio/Coches/Noticias coches/Coches que jamás salieron a la venta

Coches que jamás salieron a la venta

4 minutos | El Ford Mustang I prototipo junto al Jaguar XJ13 o el Buick Y-Job concept son tres coches con una gran historia pero que por unos motivos u otros nunca llegaron a ser producidos en serie.

En su día, muchos coches causaron una gran impresión y dejaron al mundo con la boca abierta pero después quedaron en nada. Las empresas automovilísticas decidieron no comercializarlos después de mostrarlos al público y han quedado como grandes reliquias que ni siquiera han sido objeto de subasta.

Por las calles es imposible verlos pero siguen guardado en el corazón de los nostálgicos que en su día lo vieron en alguna gran presentación del mundo del automóvil. A lo largo de la historia, muchos prototipos de coches han quedado en el olvido para las compañías de automoción y eso ha frustrado a muchos potenciales clientes que han soñado con prototipos únicos que no han salido a la venta por diversos motivos.

 

    Por un lado, las empresas utilizaron algunos coches para llamar la atención en alguna presentación y posteriormente no lo pusieron a la venta o simplemente lanzaron un prototipo con determinados extras que finalmente no comerciaron pero sirvieron como base para en la fabricación de otro coche. Así, en el olimpo de los olvidados han quedado muchos coches que en su día parecían destinados a comerse el mundo y que finalmente acabaron en el museo. Estos son tres coches que jamás salieron a la venta pero que en su día causaron una gran impresión y tienen su historia.

    Ford Mustang I prototipo (1962)

    El Mustang es historia pura y dura en Estados Unidos. Allá por los 60, con Chevrolet y su Corvette haciéndose con todo el mercado en lo que a coches deportivos se refiere, la marca americana se puso manos a la obra para intentar ganarse a los clientes con un coche que rompía con toda la línea habitual de la firma.

    La creación de este coche deportivo, que en su día sentó las bases de lo que hoy es el reconocido GT40, fue obra de Lee Iaocca, presidente de la compañía por aquella época, que ideó un coche descapotable que se convirtió en toda una referencia para la época. Su motor V4 con 109 caballos de potencia era suficiente para mover un coche de 700 kilos con carrocería de aluminio y capacidad para dos personas. Este vehículo fue presentado en octubre de 1962 en el Gran Premio de Estados Unidos y se ganó la ovación de los aficionados pero finalmente, a pesar de su gran impacto, no se fabricó en serie. En su día la compañía norteamericana tuvo muy claro que no se comercializaría puesto que era un coche bello pero no práctico.

    Jaguar XJ13 (1966)

    Cuando hablamos del Jaguar XJ13 lo hacemos de uno de los vehículos con más historia de la firma británica pero que apenas llegó a comercializarse. Es más, ni siquiera se llegó a fabricar más de un vehículo. Todos hablan de que este fue un coche maldito. ¿Será por el número?

    Siempre se ha hablado que el XJ13 ha sido uno de los automóviles más bellos y esbeltos fabricados por la marca británica que tenía la necesidad en la época de los 60 de fabricar un coche lo más rápido posible para competir en las 24 horas de Le Mans. Desde un principio se tenía claro que las prestaciones exteriores del coche iban a ser lo más futuristas posibles pero lo distintivo de este coche iba a ser su gran motor, en el que se tenían puestas todas las esperanzas y que le iban a considerar como uno de los coches más rápidos del mundo. Se tenía la intención de tener una caja de cambios manual de 5 velocidades con 500 caballos de potencia y se esperaba incluso tener 200 más.

    Pero todo calló en sacos rotos. Las malas noticias comenzaron a sucederse hasta que Jaguar dejó el coche en un segundo plano y se centró en otros menesteres. Durante el vídeo promocional de otro vehículo de la marca, que tenía el mismo motor de 12 cilindros, el XJ13 tuvo un accidente que lo dejó irreconocible. En 1973, el único modelo existente de este coche fue reconstruido y hoy luce en el museo del coche clásico de Gaydon. Su valor es incalculable.

    Buick Y-Job concept (1938)

    Este coche nunca estuvo en el mercado pero su creación marcó un antes y un después en la historia de la automoción. Porque con este vehículo se dio un paso adelante en cuanto a la creación de los automóviles del futuro. Este experimento fue promovido en 1938 por el diseñador norteamericano Harley J. Earl (1893 – 1969) para General Motors. Este coche es considerado uno de los primeros automóviles conceptuales de la historia pero nunca llegó a producirse en serie.

    Estos coches siguen guardados como reliquias en distintos museos que se llenan de aficionados al motor que sueñan con tener uno de los coches con más historia aunque ni siquiera hayan circulado por las calles. Si deseas visitar estos templos de la automoción para ver de primera mano estos vehículos lo más recomendable es contratar un Seguro de Viaje MAPFRE, para que se ocupe de todos los problemas que puedan surgir durante tu tour visitando los países que guardan los vehículos más emotivos.

    28 octubre, 2017|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.