4 Min de lectura | Los coches pasan unos test de seguridad exhaustivos para minimizar en lo posible las consecuencias de cualquier golpe o colisión. Te contamos en qué consisten y cómo han evolucionado desde las pruebas con animales originales hasta las innovaciones tecnológicas actuales.

Los test de colisión que han de pasar los vehículos son cada vez más exigentes y sirven tanto para otorgar permisos de comercialización, como para la elaboración de rankings sobre los coches más seguros.

Un test de colisión es una prueba basada en normas y estándares internacionales que se realiza en laboratorios especiales para simular el impacto de un vehículo contra un elemento fijo o móvil, con el objetivo de analizar el comportamiento de los sistemas de seguridad y protección de los ocupantes y desarrollar medidas adicionales para mejorarlos. Son imprescindibles antes de lanzar un vehículo al mercado.

Tomar todas las medidas de seguridad necesarias al volante para prevenir la colisión de vehículos es de capital importancia para garantizar el bienestar de los ocupantes del coche, de los peatones y de las personas que viajan en otros automóviles. Además de todas estas medidas, es importante contratar un seguro que cubra, como mínimo, la responsabilidad civil del conductor. Con los Seguros de Coche MAPFRE tienes a tu disposición un sinfín de opciones para encontrar el que mejor se ajuste a tus necesidades.

Tipos de test de colisión

Existen varias modalidades de test de colisión según sea el tipo de impacto.

La básica es la de impacto frontal, pero también existen las de segmento específico para analizar el impacto en puntos concretos como las de impacto lateral y las de impacto trasero. Además de pruebas especiales para evaluar volcaduras, choques en carretera, seguridad infantil, etc.

En el siguiente vídeo pueden verse diferentes tipos de test de colisión realizados por Euro-NCAP (programa de seguridad para automóviles apoyado por varios gobiernos europeos y fabricantes del sector de la automoción) para elaborar su ranking de coches más seguros del año.

¿Cómo se realiza un test de colisión?

Los test de colisión reúnen una serie de características que los hacen fiables:

  • En las pruebas de choque, el sistema a analizar se sitúa sobre una plataforma en la cual se consideran y reproducen todos los factores necesarios para simular un impacto real.
  • Las pruebas se realizan bajo una luz intensa, que simula la luz solar, capaz de alcanzar los 80.000 lux, para que se pueda apreciar hasta el más mínimo detalle.
  • Los impactos son grabados en video a una velocidad de 1.000 fotogramas por segundo. Posteriormente, se reproducen a cámara lenta para ver todos los detalles del choque y poder estudiar tanto el comportamiento de los materiales como los efectos del impacto en las personas.
  • La velocidad a la que se realizan estos test depende, entre otros factores, del tipo de impacto que se quiera evaluar, los sistemas de seguridad o el entorno. En general, para pruebas urbanas, se emplea una velocidad reducida (entre los 10 y los 50 km/h) para no provocar un siniestro total del vehículo. El impacto frontal suele practicarse a 64 km/h.
  • Los puestos de los pasajeros están ocupados por maniquíes o dummies que tienen las proporciones y dimensiones del hombre promedio y están dotados de células de carga, sensores de desplazamiento y acelerómetros, con el fin de observar y evaluar el comportamiento del cuerpo durante el impacto.

¿Cómo han evolucionado los test de colisión?

Lejos quedan ya aquellas pruebas donde se utilizaban cadáveres, voluntarios o animales para realizar ensayos de seguridad. Estos últimos muy cuestionados desde un punto de vista ético y que, indudablemente, herían la sensibilidad y atentaban contra los derechos de los animales.

Afortunadamente, con la invención de los dummies se solucionaron dichos reparos morales. Desde su aparición, la seguridad de los vehículos es probaba con los crash tests realizados con estos muñecos.
Dummie

Crash test mediante simulación virtual

Actualmente, debido a los altos costes que genera realizar los estudios físicos, las pruebas han sido llevadas al mundo virtual mediante un dispositivo con un escáner (como el utilizado habitualmente por los desarrolladores de videojuegos) con el que capturan la forma del cuerpo humano en tiempo real.

A continuación, podemos ver un test de colisión utilizando simulación virtual elaborado por ESI Group, compañía especializada en la creación de prototipos virtuales y simuladores.

Este sistema ofrece la ventaja de poder construir humanos virtuales con características muy diversas (edad, peso, estatura, sexo, etc.) para realizar las pruebas, cosa que no se puede conseguir con los clásicos dummies, que solo imitan a un hombre de tipo medio.

Por otra parte, las pruebas de impacto virtuales ofrecen una serie de ventajas sobre las realizadas con maniquíes, ya que los modelos humanos virtuales resultan mucho más económicos y se pueden colocar en cualquier posición. Hay que añadir, además, que las pruebas virtuales permiten una gran flexibilidad, puesto que, en caso de error, se pueden modificar los parámetros de una manera rápida y sencilla, cosa que no ocurre en las pruebas de choque físicas, en las que, en un caso similar, habría que esperar a la siguiente prueba para corregir el problema.

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.