3 Min de lectura | Los datos de los últimos meses ponen de manifiesto el notable retroceso en las ventas de coches en el viejo continente. El Brexit y la incertidumbre económica, las principales causas de este descenso.

Las ventas de coches en el mercado europeo siguen de capa caída. Durante el primer cuatrimestre de 2019, se han contabilizado un total de 5,49 millones de operaciones, lo que supone un retroceso del 2,5 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se entregaron 5,63 millones de unidades.

¿Las razones? Según los expertos, la incertidumbre económica y el Brexit son los principales factores que han llevado a muchos usuarios a retrasar todo lo posible la compra de un coche nuevo.

Los eléctricos ganan terreno

Sin embargo, no todos son datos negativos. Buen ejemplo de ello son los vehículos eléctricos, que ganan terreno en Europa como una forma válida y eficaz de movilidad sostenible. De hecho, por primera vez en la historia, la venta de coches eléctricos, híbridos e híbridos enchufables ha superado la barrera de las 100.000 nuevas matriculaciones, situándose en un total de 125.400 unidades.

En países como España, Alemania, Noruega o Países bajos, la demanda por este tipo de vehículos se ha incrementado en un 31 por ciento. En el primer puesto de esta lista se encuentran los coches eléctricos de batería (BEV), cuya demanda ha crecido un 85 por ciento. De ellos, el coche más vendido hasta el momento ha sido el Tesla Model 3, un vehículo que puede presumir de ser el coche premium de tamaño medio más popular (quizá también porque es el Tesla más barato), imponiéndose a otros modelos como el Renault Zoe o el Nissan Leaf.

Los coches diésel, en retroceso

https://bit.ly/2HX7W2l

En el extremo contrario, es decir, los que más descensos acumulan en sus ventas, se encuentran los diésel, cuya pérdida en Europa es más que notable. Las marcas con las caídas más estrepitosas fueron Mercedes-Benz, Renault, Peugeot, Ford y Land Rover. Nada que ver con Volkswagen, Skoda y SEAT, tres marcas que han incrementado sus ventas durante este periodo.

En cuanto a modelos, Volkswagen Golf sigue manteniéndose como el coche más vendido en Europa (152.376 unidades), a pesar de experimentar una caída del 6,8 por ciento.

En España descienden las ventas de coches y aumentan las de motos

Aunque España lidera las ventas de coches en Europa, también ha experimentado descensos notables en los cuatro primeros meses del año. Según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), nuestro país ha perdido un total de 30.000 ventas de coches. Y no solo eso, las previsiones del presidente del gremio, José Vicente de los Mozos, auguran unas caídas de entre el 2 y el 3 por ciento al cierre de ejercicio.

En el otro lado de la moneda se encuentran las motos. Al parecer, los españoles preferimos este medio de transporte por su versatilidad y eficiencia. En lo que va de año, el sector de las dos ruedas acumula un volumen de ventas de 19.613 unidades, un 4,3 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.