2 Min de lectura | A lo largo de la historia hemos visto cómo evolucionaban los coches y los faros. Éstos son un elemento fundamental y por ello, vamos a hablar de los faros de xenón, faros de LED y faros láser y de sus principales diferencias.

Con el transcurso de los años, el automóvil ha ido evolucionando y con él, los faros también se han desarrollado para ofrecer una iluminación más potente. Vamos a hacer un repaso por los más importantes: faros de Xenon, faros de LED y faros láser, así como sus principales diferencias.

La evolución de los faros en los coches

No fue hasta 1960 cuando se empezaron a usar los faros halógenos que marcaron un punto de inflexión en la tecnología del automóvil. Tanto es así que se usaron durante más de 30 años e incluso hoy en día todavía podemos verlos en muchos coches. Este tipo de faros tiene un alcance de 100 metros.
prepareFrame(«recomendador_2», 17, document.location.href, sessionStorage.getItem(‘role’));

    Los faros de xenón, por su parte, vieron la luz en 1991. Este tipo aportan una iluminación más potente y cansan menos la vista que los halógenos. Entre sus ventajas también destaca un menor mantenimiento, ya que su vida útil está en torno a las 3.000 – 3.500 horas (400 – 500 horas en el caso de los faros halógenos).

    En el año 2000, pudimos ser testigos de los faros de LED, que además de mejorar la iluminación frente a los faros halógenos y de xenón, contribuyen a la mejora del diseño del coche, ya que al ser puntos de luz se pueden distribuir de diversas maneras y crear formas que aportan la estética al coche. En cuanto a la duración, los LED resisten de 10.000 a 100.000 horas.

    A pesar de estos modelos, la auténtica revolución llegó hace algunos años con los faros láser, que permiten iluminar al conductor hasta los 600 metros de distancia.

    Algunas marcas que fueron pioneras en utilizar este tipo de faros fueron Audi o BMW en su Audi Sport Quattro o BMW en el i8, respectivamente.

    Diferencias de izquierda a derecha en la iluminación a base de xenón, LED y láser

    Conociendo las principales diferencias entre los faros de xenón, los faros de LED y los faros láser, es crucial conocer la importancia que estos elementos tienen en el coche y en la seguridad. Aunque en este último aspecto, es recomendable contratar un Seguro de Coche MAPFRE para viajar siempre con todas las prestaciones y garantías de este tipo de pólizas.