Las copias chinas llegan a los coches

Inicio/Coches/Noticias coches/Las copias chinas llegan a los coches

Las copias chinas llegan a los coches

La prodigiosa habilidad que tiene el gigante asiático para copiar todo lo que ve no se reduce a ropa, bolsos, zapatillas deportivas, complementos, relojes, o teléfonos. Las copias chinas de coches entran también en este círculo poco ético del plagio.

Según informes especializados, dos de cada tres productos falsificados o pirateados en todo el mundo proceden de China. El gigante asiático domina este mercado produciendo numerosas imitaciones cada vez más fieles a los originales. La práctica de la imitación de modelos de automóviles en China, a día de hoy, está todavía muy extendida. Sin embargo, en los últimos tiempos presenta una tendencia decreciente. El número de patentes aumenta cada año y ya hay algunas marcas chinas de automóviles comprometidas en la utilización de sus propios diseños para la fabricación de sus vehículos.

Copias chinas de coches, la batalla legal perdida

Afortunadamente para las marcas plagiadas, las copias chinas de coches que aún se producen son, prácticamente, solo a nivel estético, con diferencias muy sutiles que pueden inducir a confusión tras una somera observación, pero a nivel de mecánica es otro cantar. En este aspecto, las diferencias son notables, porque las copias no se pueden equiparar en cuanto a la calidad de los materiales empleados y al proceso de fabricación con las de los modelos originales.

Algunas marcas han presentado denuncias contra el plagio de algunos de sus modelos, pero estas denuncias tienen corto recorrido y no son muy efectivas debido a que las leyes chinas, en cuanto a competencia de marcas, no tienen la exigencia ni la rigurosidad de las leyes occidentales en este aspecto. A pesar de que China, para poder tener acceso a las organizaciones internacionales de comercio, aceptó implantar leyes sobre la propiedad intelectual que ni quiere ni puede imponer para no perder competitividad frente a las empresas de países más desarrollados.

Por otra parte, en Europa no se le da en todas las naciones el mismo trato a los coches chinos por la diferencia de criterio de los tribunales. Por ejemplo, tras una demanda de BMW, la venta del modelo CEO de la marca Shuanghuan se prohibió en Alemania, mientras que en Italia fue autorizada al no considerarla copia.Shuanghuan CEO

El futuro de las copias chinas

Las marcas chinas niegan el plagio, pero la mera observación de algunos de los modelos que producen nos lleva a asociarlos directamente con sus correspondientes modelos occidentales.

En esta situación, las empresas víctimas del plagio, conscientes de la poca efectividad de las denuncias, se toman el asunto con bastante filosofía. Lo consideran un mal necesario, pero al fin y al cabo útil para posicionarse y consolidar la marca para el futuro en el inmenso mercado chino, aún a riesgo de que clonen sus vehículos. Manifiestan que mientras los fabricantes chinos hacen copias no invierten en I+D y, por lo tanto, cada día estarán más atrasados, con lo que sus marcas, de mayor prestigio y calidad, se venderán más.

Las cifras de ventas de la firma Land Rover  en el mercado chino, por ejemplo, a pesar de ser una de las marcas más copiadas, están creciendo cada año en una proporción considerable.

Copias chinas de coches

El proceso de copiado comienza ya desde la exposición en los salones del automóvil  de los últimos modelos del mercado. A ellos acuden los ingenieros chinos que se inspiran en ellos para tomar datos con los que diseñar sus réplicas. En algunos casos, presentan una semejanza notable con el original.

A veces el descaro es tal que hasta las siglas de algunos modelos son muy similares a las del modelo que imitan, como ocurre con el Laibao SRV que imita al Honda CRV . Realmente, no hay marca que se les resista, así que, puestos a copiar, por qué no hacerlo también de los modelos más lujosos del mundo.

Y ahí tenemos el Hongqi HQD que es una copia nada menos que del Rolls-Royce Phantom, aunque hay que decir que en este caso no se han esmerado mucho en sus acabados que resultan bastante deficientes.Rolls-Royce Phantom

El veterano Mercedes C-Class tiene también su réplica en el Geely Merrie 300, cuya parte delantera es una copia exacta de la del modelo alemán.

En otras ocasiones, el plagio es tan bueno, incluso en calidad mecánica, que es difícil diferenciar la copia del original, como ocurre con el todoterreno Dadi Chuttle, que es una copia muy fiel del Toyota Land Cruiser.

Otro modelo de imitación con mucho éxito es el Yema F16, copia bastante fiel en cuanto a estética de la versión rural del Audi A4 Avant , pero muy diferente en cuanto a prestaciones, equipamiento, seguridad, etc. Además, el Yema F16 es eléctrico.

Yema F16

Tampoco los coches deportivos se quedan sin su copia. Por ejemplo, el Porsche Macan tiene una réplica muy exacta en el Zotye SR9 que imita sus formas, paragolpes, entradas de aire, etc., incluso el mismo color de la pintura. En el interior, ha copiado el volante y la consola central, aunque los materiales utilizados son mucho más económicos: los indicadores en el cuadro de instrumentos son analógicos en lugar de digitales, y los plásticos son de peor calidad. Pero los ahorros en la fabricación no se obtienen tan solo de los materiales sino también de la mecánica. La diferencia entre los motores de ambos modelos y sus prestaciones son abismales.  Por este motivo, el Zoyte SR9 se puede vender por un precio que supone solo la cuarta parte de lo que cuesta el Porsche Macan.

Zotye SR9

Los modelos de coches del Grupo Volkswagen son de los más copiados por los fabricantes chinos. Pero, prácticamente cualquier modelo occidental, sea de la marca que sea, tiene su réplica de los fabricantes chinos.

Aunque muchos modelos puedan engañarnos a la vista, en su interior nada tiene que ver. Por eso te recomendamos que te lo pienses bien antes de hacerte con uno de estos modelos. Si aún así estás pensando en hacerte con alguno de estos coches, no olvides incluir un buen seguro. El Seguro de Coche MAPFRE tiene amplias coberturas que se adaptan a las necesidades de cada cliente.

28 mayo, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar