3 Min de lectura | SsangYong actualiza su todoterreno Rexton con mejoras estéticas, de confort y sobre todo con un nuevo motor más moderno y con menos consumo. El resultado es un 4×4 más confortable para el día a día, manteniendo su capacidad en campo.

El SsangYong Rexton es un todoterreno tradicional, con chasis de largueros, reductoras y tracción total conectable por botón. También tiene un equipamiento que se acerca al de un coche premium y se vende como el tope de gama de la marca SsangYong. Para la temporada 2013 recibe la denominación Rexton W y muchos cambios, destacando el nuevo motor más moderno, suave y limpio con 155 CV.

Características y cambios del SsangYong Rexton

En el diseño exterior recibe cambios para dar un aspecto más moderno, con nueva parrilla, grupos ópticos, estribos laterales, nuevas llantas de 18 pulgadas en las versiones más equipadas, luces diurnas y pilotos traseros LED…
El nuevo Rexton W es un todoterreno grande de 4,7 metros y siete plazas. En el interior se ha mejorado la presentación de los mandos y la calidad percibida transmitiendo ahora el Rexton W más confort, destacando la reducción de ruido y vibraciones gracias al nuevo motor. Este nuevo motor diésel fue estrenado por el SsangYong Actyon Sports en 2012 y baja la cilindrada de 2,7 a 2,0 litros de cilindrada, ofreciendo 155 CV y 360 Nm de par con un agrado de funcionamiento mucho mayor, con menos ruido en marcha y menos vibraciones. También tiene una curva de par más voluminosa transmitiendo más progresividad en la entrega de potencia.

Una novedad es la nueva variante del SsangYong Rexton W con tracción 4×2 para los clientes que no necesiten la tracción total, lo que reduce el peso y mejora los consumos. La caja de cambios es manual de seis velocidades con unos desarrollos bien pensados aunque el funcionamiento de la palanca es mejorable. Hay una opción de caja automática de cinco de cinco velocidades tanto para las versiones 4×2 como 4×4. En cuanto a los consumos, las versión más ahorradora, 4×2 manual, ha homologado un consumo mixto de 7,3 l/100 km, mientras que el más gastón, 4×4 automático, se queda en 7,8 l/km. En la prueba nos movimos entre 8,5 y 9 litros con un 4×4 manual.

SsangYong Rexton W 2013

A pesar del chasis de largueros, cuenta con suspensión independiente a las cuatro ruedas, lo que facilita un comportamiento correcto. El nuevo Rexton W se siente menos pesado y algo más ágil en los cambios de dirección y a la vez transmite más aplomo y estabilidad a alta velocidad. Por supuesto, no es un todoterreno deportivo como un BMW X5, pero tiene un comportamiento sano, fácil de manejar y con un punto agradable de confort para viajar, aunque la dirección está algo sobreasistida.

Interior SsangYong Rexton W 2013

Los precios del nuevo Rexton W comienzan en 28.500 € para la versión 4×2 manual, aunque una agresiva campaña de descuentos lo deja en 25.500 €, lo que sí es competitivo frente a rivales como el Chevrolet Captiva, Mitsubishi Outlander o un Kia Sorento. En cuanto a las versiones 4×4, cuestan 28.500 con cambio manual y 32.900 € con cambio automático una vez descontada la rebaja disponible. Frente a sus principales rivales, el SsangYong tiene más sentido en versiones 4×4 para aprovechar del todo su mayor capacidad todoterreno gracias a la reductora de marchas y su buena altura al suelo –mayor en las versiones automáticas-.