Prueba del Skoda Kodiaq, un suv equilibrado y muy confortable

Inicio/Coches/Noticias coches/Prueba del Skoda Kodiaq, un suv equilibrado y muy confortable

Prueba del Skoda Kodiaq, un suv equilibrado y muy confortable

El primer SUV de la marca checa del grupo Volkswagen, eligió a las familias amplias como principales destinatarios, ofreciéndoles 7 auténticas plazas, con muchos detalles y equipamiento, buena calidad y confort de marcha.

El Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 CV 4×4 style es uno de los modelos de la gama más completos; suficientemente potente y con motor diésel, alto equipamiento y tracción total entre los de su primer modelo SUV, para realizar un ensayo más completo del producto que ofrece la marca centroeuropea.

Su precio es mayor, sobre los 38.000 euros (sin incluir descuentos de promoción que pueda realizar el concesionario). Pero elegimos motor diésel y con potencia y par suficientes porque en ello está la mayor eficiencia de los SUV, debido a su mayor peso y gasto de utilización.

El motor diésel tiene mayor par (fuerza), su consumo es menor y sale más barato. Respecto a su nivel de equipamiento y el hecho de ser 4×4, más cosas tenemos para juzgarlo en nuestra prueba.

Porque para llegar a una clientela hasta hace poco fuera del alcance de Skoda, había que ofrecer más posibilidades de elección y así lo hace la marca, con su Kodiak 1.4 TSI (gasolina) de 125 CV en 4×2 nivel básico Active desde 26.360 €. Ofrece también motores más potentes (hasta 190 CV), caja de cambios automática tipo DSG de 7 relaciones y varios niveles de equipamiento.

Amplio interior con muchos detalles funcionales

El Skoda Kodiaq cuenta con plataforma modular MQB del grupo Volkswagen, estirada hasta alargar su batalla en 15 cm (2,79 m) y una longitud de su carrocería que llega hasta los 4,70 m de largo, más en línea con sus competidores aunque hay muchos más grandes pero también menos funcionales.

El diseño del Skoda Kodiaq recoge la evolución del nuevo lenguaje de la marca checa, con líneas más elegantes combinadas con contornos deportivos. Mención especial merece su frontal, que repite la parrilla de lamas verticales de los últimos Skoda, con dobles faros estrechos.

Visto de lado se aprecia la mayor distancia entre ejes y también el mayor voladizo trasero, junto con unos pasos de ruedas ligeramente angulosos donde se alojan unas bonitas llantas de aleación de 18 pulgadas (con neumáticos de 235/55 R 18).

Una de las grandes virtudes del Kodiaq es su gran aprovechamiento del espacio interior, por encima incluso de competidores más grandes, que con sus 4,70 m de largo no es que sean tan decisivos para tan lograda habitabilidad, a lo que contribuyen su anchura de 1,88 m y una altura de 1,66 m.

La carrocería ofrece una gran rigidez torsional, con una aceptable aerodinámica, aunque el Skoda Kodiaq no peca precisamente de ligera (1.710 kg en vacío), aunque tampoco es de los más pesados.

Además, apuesta por la calidad de los materiales, de tacto suave con un salpicadero dotado de una sofisticada pantalla central de infoentretenimiento de 8” (en este nivel Style) con navegador de serie, así como todos los mandos muy a mano.

Las plazas delanteras resultan cómodas para la conducción y disponen de opciones muy interesantes como los asientos calefactados, ventilados y ajustables eléctricamente, con función de memoria.

Destaca la parte trasera por su versatilidad y amplias cotas, con un cómodo acceso a través de las generosas dimensiones de las puertas y su buen ángulo de apertura. La banqueta trasera es amplia con sus 145 cm de anchura que le permiten acoger con cierto desahogo a tres adultos.

Pero lo mejor es la banqueta regulable longitudinalmente hasta 18 cm para poder jugar con el espacio para las piernas entre la 2ª y 3ª fila de asientos o aumentar la capacidad del maletero. Concebido como un 5+2 plazas, las dos últimas de la 3ª fila de asientos (opcionales por 1.025 euros) son más adecuadas para gente menuda, pues no hay demasiado espacio para las piernas.

A cambio tenemos un maletero sensacional con 5 plazas, 720 litros (y eso con una rueda de repuesto de emergencia bajo el suelo), siempre que avancemos al máximo los asientos de la 2ª fila. Si los retrasamos del todo para disfrutar al máximo de los 78 cm posibles de espacio para piernas, el volumen total baja a los 540 litros.

Pero en un nivel intermedio podemos gozar de 600/650 litros útiles, que es un volumen de respeto. Y si se pliegan los asientos tanto de la 3ª como de la 2ª fila, la capacidad total sube a más de dos mil litros (2.065), con un fondo útil de casi 3 m (2,8 m…), contando además con la apertura y cierre eléctrico del portón.

Funcionalmente ofrece numerosos huecos para dejar objetos repartidos por todo el habitáculo, junto con los típicos detalles funcionales de la marca checa (rascador de parabrisas en la tapa del depósito, portaparaguas en las puertas, etc), que tanto se agradecen.

Mecánica más que suficiente

La unidad de prueba incorpora el clásico turbodiésel 2.0 TDI del grupo VW, en su versión estándar de 150 CV con un buen par máximo de 34,7 mkg desde 1.750 rpm. Un motor brillante y fiable, lógicamente adaptado a la normativa Euro 6 para reducir emisiones, asociado aquí a una caja de cambios manual de 6 marchas.

Este 2.0 TDI se muestra muy bien aislado, con el resultado de un bajo nivel de sonoridad interior. Bien acondicionado, resulta más refinado, suave y progresivo que antes, sin transmitir apenas vibraciones.

Su entrega de potencia es muy lineal, pero tras su adaptación a la normativa Euro 6 ha perdido algo de brillantez, dando la sensación de que empuja menos de lo que en realidad esperábamos. Eso unido al alto peso del vehículo, da como resultado una respuesta no demasiado contundente, con un abanico de uso un tanto estrecho…

Su potencia máxima de 150 CV la alcanza en el rango de 3.500/4.000 rpm, cayendo bastante su rendimiento por encima de 4.000 rpm. A partir de 1.600 rpm empuja con más brío, dando la sensación de que a partir de las 3.000 rpm lo baja y ya no interesa insistir demasiado hasta llegar al régimen máximo.

La bien escalonada y precisa caja de cambios saca un buen rendimiento del motor, con un desarrollo básico en 6ª de 57,5 km/h, lo que le permite circular tranquilamente a casi 90 km/h a 1.500 vueltas en 6ª (va más corta que la 7ª del cambio DSG).

La transmisión 4×4 dispone de un sistema de embrague multidisco Haldex de 5ª generación, muy eficaz, que siempre manda par al arrancar, pero sin tanto arrastre como en los clásicos sistemas de tracción total permanente. El tacto de la dirección de cremallera, asistida eléctricamente, es bastante aceptable.

     

    Con todo ello, las prestaciones del Skoda Kodiaq se sitúan en un término medio, acercándose a los 200 km/h de velocidad máxima (197 oficiales y unos 188 reales del modelo probado), y en aceleración se acerca a los 10 segundos en el 0-100 km/h (9,8), lo que no está nada mal.

    Los consumos de gasóleo son muy contenidos, pues circulando entre 90/100 km/h nos gastó 5,4 l/100 km, entre 120/130 km/h fueron 6,6 y en circulación urbana llega a 6,9 litros gracias al eficaz sistema Stop/Start.

    Comportamiento cómodo y seguro

    El comportamiento dinámico del Skoda Kodiaq se sitúa en un punto medio, entre un SUV típico y un “todo terreno” puro y duro, de todos modos, Skoda ha puesto especial interés en ofrecer un elevado nivel de confort, con una gran calidad de rodadura.

    En curvas muy cerradas se muestra algo perezoso por su peso y gran distancia entre ejes, de acuerdo con la prueba desarrollada por Motor Mundial. Si bien, llama la atención la gran velocidad de paso por curvas más abiertas que permite, con balanceo controlado y excelentes transacciones en los cambios de apoyo, gracias a su amortiguación adaptativa (DCC) y a sus barras estabilizadoras.

    Destaca ante todo su confort, realmente muy logrado, con una suspensión independiente a las cuatro ruedas mejorada con la amortiguación adaptativa opcional, que no sólo controla bien los balanceos de la carrocería, sino que también ofrece la selección de distintos modos de conducción: Eco, Confort, Sport, Individual y Snow.

    En autopista y vías rápidas se caracteriza por su gran aplomo, estabilidad, precisión de trazadas y la gran sensación de seguridad que transmite. En pistas de tierra y caminos de montaña, su tracción total se muestra muy eficiente, no se nota en absoluto cuando sólo manda par al tren delantero, a los dos ejes o a una sola rueda saliendo siempre airoso de cualquier situación límite.

    La dirección es precisa y suficientemente rápida, y los frenos son potentes, gracias a las generosas dimensiones de sus 4 discos (ventilados los delanteros), pero en una utilización intensiva dan muestras de fatiga, mientras que en uso esporádico hay que calentarlos un poco para que presenten suficiente mordiente.

    Dotado de un equipamiento muy bien concebido

    El equipamiento en el nivel Style está a la altura de lo que se espera en un alto de gama; cuenta con climatizador trizona, cámara de visión trasera, encendido automático de faros y limpiaparabrisas, navegador Amundsen, portón de maletero con apertura y cierre eléctrico, freno de mano eléctrico, acceso y arranque sin llave, etc.

    Incluye además diversos sistemas de asistencia al conductor como un asistente de remolque, sistema Area View con cámaras que incluyen una vista virtual de arriba abajo, Front Assist con freno de emergencia en ciudad, Control de Crucero Adaptativo o el Driver Alert para detectar fatiga en el conductor (estos últimos en un pack opcional).

    En cuanto a las soluciones de conectividad Skoda Connect, proporcionan información y entretenimiento, permiten estar online de forma permanente y se ofrece una nueva dimensión de elementos como la navegación.

    Se incluyen, además, llamada de emergencia tras un accidente y la App Skoda Connect que facilita el acceso a servicios adicionales, además de Wi-fi, cargador para teléfono por inducción, y por supuesto es compatible con Apple Car Play, Android así como Mirror Link.

    1 marzo, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar