Biocombustibles, criticados por los ecologistas

Publicado por Alejandra Otero, 07 Feb 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Biocombustibles, criticados por los ecologistas

La organización ecologista Amigos de la Tierra Europa ha advertido del sobrecoste que supondría extender el uso de los biocombustibles en la Unión Europea (UE) respecto al precio que se pagaría solo por la gasolina y el diesel. El extra que calculan se sitúa entre 10.000 y 18.000 millones de euros anuales en 2020.

Los ecologistas han denunciado el ‘mal negocio’ que supone apostar por los biocombustibles para cumplir el objetivo marcado por la UE para 2020 de que un 10 por ciento de toda la energía utilizada en el transporte provenga de una fuente limpia. Así lo han anunciado en un comunicado de prensa Amigos de la Tierra Europa. Según exponen desde la organización el sobrecoste derivado de la utilización de estos combustibles tendría que asumirse, en gran parte, por los conductores de coches. Esta conclusión se extrae de un estudio realizado por los propios ecologistas, en el que se prevé que el bioetanol cueste en 2020 entre 19 y 41 céntimos más que el litro de gasolina, mientras que el biodiesel se situaría entre 35 y 50 céntimos más que un litro de diesel.

 

‘No solo los conductores y los contribuyentes tendrán que asumir una carga más cara, sino que además los biocombustibles están llevando a millones de personas en los países en desarrollo a la hambruna y a abandonar sus comunidades, empobrecidas sin tierras’, destacaron Amigos de la Tierra Europa. Los ecologistas rechazan los biocombustibles como una alternativa a los combustibles fósiles actuales y solicitan que se sigan buscando soluciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes por el sector del transporte.

 

Aunque en un principio los biocombustibles fueron señalados como una de las mejores alternativas limpias a los carburantes fósiles, éstos han ido perdiendo paulatinamente el apoyo de buena parte de las organizaciones ecológicas y humanitarias. Uno de los principales motivos de este rechazo se encuentra en que el uso de las tierras para plantaciones destinadas a producir biofueles están disminuyendo la superficie disponible para cosechar alimentos, lo que hace subir sus precios. El Índice Global del Hambre de 2011, elaborado por organizaciones humanitarias, estima que el crecimiento de la demanda de biocombustibles es una de las principales causas de los altos y volátiles precios de los productos alimentarios, entre otros factores.

 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos