Shelby Mustang GT500 Super Snake: una bestia de 800 CV

Publicado por Alejandra Otero, 13 Abr 2011

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Shelby Mustang GT500 Super Snake

Los amantes de los ‘muscle car’ están de enhorabuena. Nada menos que 800 CV son los que rinde la nueva versión Super Snake del Shelby Mustang GT500. El preparador oficial del fabricante americano mostrará esta edición supervitaminada y mineralizada en el Salón del Automóvil de Nueva York 2011. Al poderoso propulsor se suman elementos aerodinámicos haciendo del GT500 un modelo aún más musculoso.

La versión más potente del Mustang GT recibe un nuevo paquete de potenciación Super Snake, producto de la factoría Shelby. Para los profanos en la materia, diremos que hablamos del Mustang Shelby GT500 modelo que, tras desparecer durante unos años, volvió a salir a luz asociado a la actual generación del Ford Mustang para alegría de los seguidores y amantes de los ‘mucle car’.

 

En lo que a las versiones que suman el kit de potenciación Super Snake se refiere, la primera de ellas fue el GT500 estrenado en 2008. Sobre el V8 de 550 CV de este modelo, se realizaron ajustes para conseguir 725 CV de entrega. Dos años después se estrenó el Mustang Shelby GT500 Super Snake con una vuelta de tuerca más que elevaba la potencia de esta musculosa bestia hasta los 750 CV. Pero para la división deportiva capitaneada por Carroll Shelby nunca es suficiente, por ello, aprovechando el Salón del Automóvil de Nueva York  2011 –que abre sus puertas el 22 de abril-, han decido echar el resto y mostrar la última de sus locuras: gracias a un compresor desarrollado por Keme Bell, esta nueva versión Super Snake incrementa su potencia hasta los 800 CV.

 

A tal inyección de ‘energía’ se suman ciertos elementos para que la imagen sea digna acompañante de lo que se esconde bajo el capó. En la carrocería vemos detalles como unas llantas de aleación Alcoa de 20 pulgadas, tubos de escape deportivos firmados por Borla, entradas de aire adicionales y un capó confeccionado en fibra de vidrio. No obstante, a la mecánica también se asocia una suspensión rebajada con especificaciones más duras y deportivas, así como unos frenos Baer de alto rendimiento de seis pistones.

 

De esta impresionante máquina sólo se producirán 1.000 unidades. Su llegada al mercado se estima para finales de año y su precio rondará los 100.000 dólares –unos 77.000 euros-. Eso sí, quien quiera ser uno de los afortunados que lo guarden en el garaje, tendrá que viajar hasta EEUU a comprarlo, porque, como viene siendo habitual, su venta será exclusiva allí.

 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos