Energía térmica para reducir el consumo de combustible

Publicado por Irene Mendoza, 31 Ene 2013

consumo combustible

Un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia trabaja en un método para reducir el consumo de combustible en los vehículos a través de mejoras en termodinámica.

LO QUE DEBES SABER...
  • Proyecto: reducir el consumo de combustible en distintos tipos de vehículos.
  • Motores Térmicos: usan a escala la energía de las centrales nucleares o de ciclos Rankine.
  • Locomotoras y barcos: algunos ya usan este tipo de tecnología.

 

Los investigadores del Instituto CMT-Motores Térmicos de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) trabajan en la reducción del consumo de combustible en los vehículos, con energía térmica, la tecnología empleada en centrales nucleares (a escala).  

 

El proyecto consiste en trasladar la tecnología de los ciclos Rankine a un motor de combustión interna alternativo. Las conclusiones de estos estudios ya han sido publicados en las ediciones on-line de las revistas especializadas “Applied Thermal Engineering” y “Applied Energy”.

 

 

El investigador Vicente Dolz, miembro del equipo de investigadores del proyecto, explica que en una central térmica se generan gases a temperaturas muy elevadas que se aprovechan para producir electricidad en una turbina. Esta tecnología se está explotando para recuperar energía calorífica de procesos industriales, generalmente con hornos donde se desperdicia mucha energía térmica. Ya hay algunas empresas que empiezan a ofrecer equipos para dar energía a los motores de locomotoras y barcos.

 

En automóviles, según diferentes universidades y empresas de todo el mundo "están estudiando cuál sería la mejor solución para este tipo de ciclos". "Parece ser que BMW es la que va en cabeza. De hecho posee un demostrador llamado Turbosteamer, que podrán empezar a explotar a partir del 2015", ha apuntado Dolz.

 

Motor térmico

 

Investigadores de la UPV utilizan los motores térmicos para reducir el consumo de combustible

 

Dolz ha explicado que estos ciclos "serían una solución tecnológica viable para mejorar el rendimiento de los motores actuales. En un motor podemos hacer lo mismo que en las centrales; en ellos se produce una gran cantidad de calor que acaba desperdiciándose”. El objetivo de los investigadores es poder aprovechar este calor sobrante generando un ciclo a escala para producir electricidad, o para mover una máquina expansora que esté acoplada al eje del motor y le proporcione una potencia adicional.

 

Al disponer de esa energía extra se podría reducir la cantidad de combustible que quema el motor manteniendo la misma potencia mecánica. Por ejemplo, y según el estudio teórico desarrollado por los investigadores, aprovechando toda la energía calorífica desperdiciada en un motor diésel de camión de 12 litros de cilindrada, se podría conseguir hasta un 12 % de ahorro.

 

En la actualidad, en el Instituto CMT-Motores Térmicos se encuentran desarrollando un demostrador de este tipo de ciclos para poder realizar estudios experimentales de los procesos.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios