Peugeot Onyx: el supercoche del siglo XXI

Publicado por Irene Mendoza, 03 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Peugeot Onyx

Los supercoches de Peugeot siempre han despertado mucha admiración, como el Quasar, el Proxima, el Oxia, o el 907. Pero sin duda, uno de los prototipos de la marca que más llaman la atención el Onyx, concept que nació en el 2012.

LO QUE DEBES SABER...
  • Indicado para: correr en circuito.
  • Motor: V8 en posición central, híbrido HDi FAP de 3,7 l y 600 CV de potencia. 
  • Mejoras respecto a 2012: monocasco, materiales innovadores, menor peso.

 

Onyx es un coche espectacular, que después de un año de pruebas por los circuitos europeos, ha sido mejorado por los ingenieros de Peugeot en cuanto a características, prestaciones y materiales.  

 

En el exterior, las planchas de cobre puro y de una pieza empleadas en las alas y las puertas, hechas a mano y que tanto le caracterizan, se han recubierto de una pátina que las protegen contra los elementos. El cobre, contrasta con un color de carrocería casi mineral, un negro grafito como el ónix. Este color recubre el resto de paneles, hechos de carbono.

 

 

En la parte delantera, se combina una parrilla vertical y unos faros full LED cuya superficie se ha estilizado y limitado a la mínima expresión. Los pilotos traseros tienen la forma de las tres garras tan característica de los nuevos modelos de Peugeot. Disponen de unas pequeñas aletas que orientan los flujos de aire superiores y laterales. Estos confluyen lo más lejos posible de la carrocería para disminuir las turbulencias y contribuyen a lograr un Cx de 0,30.

 

Recordando al RCZ, el Onyx presume de un techo de doble abombamiento y arcos de aluminio. La superficie acristalada y el techo están realizados en PMMA, polimetacrilato de metilo. Culminando el habitáculo, garantizan a los ocupantes una protección óptima gracias a su nano-estructura ultra-resistente.

 

Peugeot Onyx

 

Techo del Peugeot Onyx

 

El monocasco del coche es una pieza innovadora, construida en bloques de carbono, esta célula central está formada por sólo doce piezas e integra los sub-chasis delantero y trasero, lo que permite eliminar los soportes añadidos. Así, se mejora la rigidez y se rebaja el peso de la estructura, fijado en apenas 100 kg.

 

Calzadas con neumáticos especialmente desarrollados por Michelin, en medidas 275/30 delante y 345/30 detrás, las llantas de 20’’ tienen su cubo de rueda anclado a la estructura mediante una doble triangulación y una suspensión in-board en ambos ejes.

 

Peugeot Onyx

 

Interior del Peugeot Onyx

 

Inteligente, la tecnología HYbrid4 recupera la energía cinética normalmente perdida durante las fases de frenada. Almacenada en las baterías de iones de litio, esta energía se restituye durante las aceleraciones aumentando la potencia en 80 CV suplementarios. La gestión de esta función se realiza sin intervención del conductor al igual que la del motor.

 

Con menos de dos kilogramos por caballo, el Onyx alcanza altísimas prestaciones sin alterar la pureza y la elegancia de su diseño. Para ello está equipado con un fondo plano de carbono que crea un potente efecto suelo. Así, los elementos aerodinámicos han podido limitarse a un mínimo estricto con extensiones de la estructura en carbono y el alerón trasero móvil que carga el eje posterior en las fases de frenada. Ésta queda asegurada por cuatro discos de carbono de 380 mm delante y 355 mm detrás.

 

Peugeot Onyx

 

Parte trasera del Peugeot Onyx

 

El habitáculo no es menos especial. Los diseñadores de Peugeot han buscado materiales nuevos que respondieran a “su visión del lujo en el futuro”. Hecho de fieltro, comprimido y estirado, el habitáculo se ha modelado en una única pieza, sin costuras ni juntas con lo que crea un auténtica burbuja alrededor de los ocupantes encajada en la estructura de carbono, visible en algunos lugares y que asume las funciones que en otros vehículos aseguran diferentes piezas: insonorización, suelo, consola elevada, techo, asientos baquet.

 

El confort de los ocupantes se ha conseguido mediante la inserción de espuma bajo el fieltro a nivel de las zonas de contacto con el cuerpo. Obtenido a partir de lana hervida y con fibras entrecruzadas, este material es totalmente reciclable y resulta un excelente aislante térmico.

 

Peugeot Onyx

 

Lateral del Peugeot Onyx

 

Completan el interior un pequeño volante forrado en fieltro, mandos de aluminio agrupados en torno al conductor, levas en el volante para el cambio de marchas, y salpicadero de Newspaper Wood. Es decir, el salpicadero está fabricado a partir de periódicos usados, unidos y comprimidos para crear grandes ladrillos en los que se esculpen las piezas.

 

En el techo se ha instalado un grupo de Toggle Switches de aluminio, entre ellos el botón de puesta en marcha. Detrás del mismo, una lámina presenta las imágenes de las cámaras de marcha atrás; dos de ellas situadas en los retrovisores exteriores y la tercera en la parte trasera. En la consola, una pieza de cristal realizada por un maestro soplador es el indicador del depósito, cuyo nivel se lee en la parte superior mediante delicadas tallas en el cristal.

 

Peugeot Onyx

 

Trasera del Peugeot Onyx

 

Además a través de los aireadores, se distribuye un perfume que almacena el coche en un depósito interno. Entre los reposacabezas, hay una cámara que registra el recorrido del coche, y que puede verse en la tableta táctil insertada en el salpicadero, que sirve además de interfaz para el sistema de infoentretenimiento del coche.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos