Cinco falsos mitos de la conducción

Publicado por canalMOTOR, 17 Sep 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Mujeres al volante

Cuando hablamos de conductas al volante, suelen aparecer muchas leyendas urbanas que en absoluto son ciertas. En este artículo hemos querido reunir los cinco falsos mitos de la conducción, tanto desde el punto de vista técnico como del sensato.

Mujer al volante, peligro constante

Este es un mito muy extendido, aunque parece que en los últimos años con la mayor igualdad entre hombres y mujeres se está reduciendo. Si tenemos en cuenta los datos, las mujeres conducen de una forma mucho más segura, algo que se traduce en el número de accidentes que sufren en comparación con los conductores masculinos.

En realidad no hay nada físico en una mujer que le impida conducir con la misma habilidad o mejor que la de un hombre. Hay mujeres piloto de carreras, conductoras de camiones pesados o de autobuses que la única diferencia que tienen con otras mujeres menos hábiles al volante es haberse preparado para ello.

Cinco falsos mitos de la conducción

Siempre es mejor frenar antes de la curva, pero a velocidades normales un coche moderno permite frenar en ella.

No frenar en medio de una curva

Esta afirmación es una generalización, ya que si circulamos a una velocidad prudencial según las condiciones de la vía y el modelo de coche, podremos frenar sin ningún problema y con total seguridad en plena curva.

Sin embargo, en otros momentos más críticos no es recomendable, sobre todo si hemos entrado a la curva a gran velocidad. Algunos casos son por ejemplo cuando la curva es rápida, que puede provocar un cierto desequilibrio en el coche y transmitir inseguridad, o si estamos sintiendo subviraje, es decir, cuando se va el coche de morro.

Cinco falsos mitos de la conducción

Si quieres ahorrar usa las técnicas de conducción eficiente y no pongas el punto muerto.

Menos consumo en punto muerto

Cada vez hay menos gente que aún cree que un coche, en una cuesta abajo larga, gasta menos poniendo el cambio en punto muerto en vez de dejarlo rodar en la marcha más alta sin acelerar.

Esto no es cierto, ya que en punto muerto, cuando el coche va a ralentí, el motor necesita combustible para no apagarse y para mover los engranajes de la caja de cambios. En cambio, si ponemos una marcha engranada y no aceleramos, la transmisión, que se mueve por las ruedas motrices, consigue mantener el motor girando sin necesidad de consumir combustible.

Además, este falso mito de la conducción puede ser un peligro en el caso de que haya curvas, debido a que el conductor tendrá muy poco control sobre la inercia del coche.

Cinco falsos mitos de la conducción

Un propulsión trasera moderno es seguro gracias a las asistencias a la conducción.

Los coches de propulsión son inseguros

Hace algunos años, cuando no existían los controles de tracción ni de estabilidad, si conducías un coche de propulsión trasera por una curva con superficie deslizante, debías ser muy cuidadoso para no tentar a la suerte. Pero aun así, la seguridad se conseguía con potencias mucho menores que las actuales, neumáticos con menos agarre de reacciones más progresivas y con recorridos del pedal de acelerador largos que permitían administrar mejor la potencia.

En la actualidad, este mito se cae por sí solo con la implementación de los sistemas de asistencia a la conducción. En un coche de propulsión actual, por mucho que aceleres en plena curva, al más mínimo intento de una rueda motriz de deslizar, los sistemas de asistencia reducirán la potencia del motor y frenarán las ruedas selectivamente para no perder la trayectoria que se indica con el volante. Gracias a los avances, el conductor no notará esta sujeción extra y conducirá de una forma mucho más segura. 

Cinco falsos mitos de la conducción

Un compacto moderno actual transmite una sensación de aplomo y estabilidad muy alta.

Peso = estabilidad

¿Cuántas veces habremos oído la frase de que cuanto más pesa un coche, más estable es? Esta es la sensación que suelen tener los conductores más veteranos, ya que los coches de hace varias décadas tenían suspensiones más blandas y menos efectivas. Esto conllevaba a que en carreteras con muchos baches, había que reducir la velocidad para mantener la trayectoria y notar menos los movimientos de la carrocería. En el caso de los coches más pesados, los movimientos de carrocería eran más suaves y reducidos por su peso.

Hoy día esto no sucede, ya que nos encontramos con coches compactos pequeños que son capaces de transmitir el mismo aplomo y confianza que un coche grande. Las suspensiones de hoy, con amortiguadores de más calidad, consiguen retener los balanceos excesivos de la carrocería y a la vez mantener los neumáticos perfectamente apoyados en el asfalto, copiando las irregularidades de la carretera.

El avance de la tecnología, así como de la sociedad, nos permiten ir derribando poco a poco estos cinco falsos mitos de la conducción. A pesar de ello, la idea que no puedes olvidar nunca es viajar acompañado de tu Seguro de Coche MAPFRE. ¡Tenemos la póliza que más se adapta a ti!

LO QUE DEBES SABER...
  • Mitos de la conducción: hay muchas creencias que son inciertas respecto a la conducción.
  • Mujeres al volante: tienen menos accidentes y menos graves.
  • Propulsión trasera: la tecnología ha mejorado la seguridad de los coches de propulsión.
  • Conducir a vela: rodar en punto muerto no evita el consumo y es peligroso.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos