Preguntas frecuentes sobre los coches eléctricos

Publicado por Gerardo Jiménez, 16 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Volkswagen e-Golf

Los coches eléctricos son ya una realidad pero aún hay muchas dudas sobre su funcionamiento. Las "cero emisiones" en su funcionamiento los hacen perfectos para reducir la contaminación de las urbes, pero hasta que no sean rentables económicamente para el usuario no se generalizará su uso.

LO QUE DEBES SABER...
  • Coches eléctricos: Consumen energía barata y no contaminan en su funcionamiento.
  • Preguntas: Su novedad produce dudas sobre como funcionan.
  • Interesa: Si se realizan muchos trayectos diarios en ciudad y hay facilidad para recargar.
  • No interesa: Para realizar muchos trayectos en carretera o autopista.

 

¿Cuánto cuesta recargarlo?

 

Como es lógico, el precio de la recarga depende de la tarifa eléctrica que se tenga contratada. Por ejemplo, en casa de un usuario particular de un coche eléctrico lo lógico es recargar las baterías por la noche aprovechando una tarifa nocturna más barata. En estos momentos, aprovechando las tarifas más bajas, recargar un coche eléctrico del estilo de un Nissan Leaf o un Renault ZOE para recorrer unos 100 km cuesta aproximadamente 1,5 euros. Un coche de gasolina necesita unos 8,5 € cada 100 km.

 

¿Qué autonomía tienen?

 

Poca comparada con un coche de combustible fósil, pero suficiente para los trayectos diarios de la mayoría de los conductores. La media está entre 150 y 200 km realizando una conducción eficiente. Por lo tanto su radio máximo de acción está entre 75 y 100 km. El Renault ZOE ha homologado 210 km en la prueba normalización europea. No te permiten viajar entre ciudades, por ejemplo, pero el conductor debe evitar obsesionarse con el marcador de autonomía, mientras pueda llegar a un punto de recarga. La mayoría de los coches eléctricos permiten una recarga rápida de entre 20 y 40 minutos para realizar unos 80-100 km más.

 

 

¿Es fácil conducirlos?

 

Es más sencillo que un coche convencional. Sólo tienen una marcha hacia delante y otra hacia atrás, y un pedal de freno y otro de acelerador. La única complicación pueden ser los habituales diferentes modos de funcionamiento (modo ahorro, modo dinámico…), pero se suelen gestionar por botones y el coche vuelve automáticamente a la posición ecológica cuando las baterías empiezan a gastarse. Además, su conducción es muy placentera, sosegada y silenciosa.

 

 

El usuario particular necesita tener un punto de recarga a mano en su plaza de aparcamiento.

 

¿Cómo saber si interesa un eléctrico?

 

Con la autonomía que producen las baterías actuales, le interesa un coche eléctrico a un usuario que realiza muchos trayectos cortos al día, en el medio urbano principalmente, sin superar los 150 km en total. Mensajeros, repartidores, comerciales y trabajadores municipales son los clientes ideales. Entre los particulares serían los que viven a las afueras, pues necesitan una plaza de aparcamiento propia con toma de recarga, y todos los días entrar y rodar varios kilómetros en la ciudad para rentabilizar a la larga el menor coste por kilómetro de la energía. Para quien se mueve por carreteras o autopistas principalmente no es recomendable el coche eléctrico porque la autonomía se reduce mucho a alta velocidad.

 

 

Algunos tipos de clientes profesionales pueden aprovecharse de las ventajas económicas de los coches eléctricos.

 

¿Cuándo tendrán los coches eléctricos más autonomía?

 

La tecnología de las baterías es aún muy joven y se está trabajando duramente para mejorar su capacidad para almacenar más energía, reduciendo su tamaño y su peso. No obstante, los expertos hablan de vehículos 100% eléctricos con autonomías de hasta 300-400 km para 2020. Pero antes, para 2015-16, se espera el lanzamiento de los primeros coches de pila de hidrógeno. Estos últimos son coches eléctricos con un sistema que recarga las baterías en movimiento, consumiendo hidrógeno y emitiendo sólo vapor de agua no contaminante. Tienen unos 500 km de autonomía entre recargas de hidrógeno, pero hace falta impulsar una red de abastecimiento.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos