¿Qué autonomía tiene un coche eléctrico?

Publicado por CanalMOTOR, 29 Dic 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Nisan LEAF

Aunque es cierto que los coches eléctricos presentan una serie de ventajas frente a los de motor térmico, como su menor emisión contaminante o su casi inexistente ruido, ¿qué autonomía tiene un coche eléctrico?


Cada año nos vamos encontrando con nuevos modelos de coches eléctricos que parecen ser la solución para terminar con la contaminación en las ciudades. A pesar de las múltiples ventajas que ofrecen en cuanto a la inferior emisión de gases contaminantes, así como el menor ruido en su funcionamiento, la autonomía que tiene un coche eléctrico presenta la principal desventaja.  

En la actualidad, los coches 100% eléctricos pueden recorrer, de media, entre 150 y 200 km entre una recarga y otra. Este trayecto se cuenta siempre que se realiza una conducción muy eficiente, para igualar el consumo de energía a los datos de la prueba de homologación. Esto es bastante complicado de poner en práctica en el tráfico real y además, ningún conductor se arriesgaría a poner al límite la autonomía de un coche eléctrico.

Autonomía al servicio de la energía

La autonomía varía de un coche eléctrico a otro en función de la cantidad de energía que puedan almacenar sus baterías. Como es obvio, cuantas más baterías tenga alojado un coche, más energía se podrá almacenar y la autonomía será mayor.

El principal problema a la hora de instalar las baterías es que ocupan mucho espacio y pesan bastante.

Poniendo un ejemplo, el Nissan Leaf es más pesado que un vehículo del mismo tamaño con un motor de gasolina. Así, para conseguir un coche eléctrico 100% que pueda recorrer 500 kilómetros sin necesidad de ser recargado, harían falta unas baterías tan pesadas y grandes que no dejarían espacio para los ocupantes. A pesar de estos datos, el nuevo modelo Tesla Model S 8P5 que llegará en 2016 asegura tener una autonomía de hasta 520 kilómetros. Tendremos que esperar algunos meses para comprobar si realmente se cumple esta cifra o no…

Con las actuales baterías de iones de litio se han conseguido mejorar las autonomías pero, como dicen los ingenieros de vehículos eléctricos, la tecnología de las baterías es aún muy joven y poco a poco se irá reduciendo el tamaño y el peso.

A la hora de establecer qué autonomía tiene un coche eléctrico, debemos fijarnos en la influencia de la velocidad. Así, cuanto más veloz sea un coche eléctrico, más energía necesitará consumir para alcanzarlo, como es lógico. A pesar de tener en cuenta esta regla de tres, la relación entre velocidad y consumo de energía es mucho más superior que en el caso de un coche de motor térmico. Por este motivo, la mayoría de coches eléctricos tienen limitada su velocidad entre 130 y 150 km/h, excepto algunos modelos que permiten conectar un programa de ahorro para gastar menos limitando la velocidad máxima.

Un coche de ciudad

La velocidad es un factor decisivo en los coches eléctricos, hasta tal punto que no se recomienda utilizarlos si casi todos los trayectos se van a realizar en carretera o autopista. Por el momento, los coches eléctricos están especialmente indicados para moverse por ciudad y alrededores donde si nos desplazamos entre 30 y 80 km/h, la autonomía es suficiente. También hay que tener en cuenta que en los semáforos o atascos, estos coches no gastan nada y además, pueden recuperar energía con cada frenada.

 

Los motores eléctricos son pequeños y ligeros, pero las baterías son muy grandes y pesadas.

 

Otro problema que presenta este tipo de vehículos son las recargas, ya que hacen falta varias horas para conseguir pasar las baterías de 0 a 100% utilizando un enchufe doméstico. Si utilizamos un enchufe de alto voltaje las recargas se aceleran, aunque las baterías sufren mucho. Además, si se recarga siempre con estos enchufes de alta tensión, la vida de las baterías se resiente.

Teniendo en cuenta estos pros y contras de los coches eléctricos, ¿para qué público son más interesantes? Se podría afirmar que, de momento, para la gran mayoría de los clientes particulares no son rentables. Hay que estar muy concienciado con el medioambiente para tener un coche más caro que uno térmico, con menos autonomía y difícil de recargar fuera de la toma de casa.

En el caso de flotas de compañías o de servicios públicos que realicen muchos trayectos cortos al día en ciudad y que puedan montar puntos de recarga rápida en sus aparcamientos, sí pueden ser rentables los coches eléctricos.

 

 

Después de conocer todos los factores que influyen en la autonomía de un coche eléctrico, ¿crees que podría encajar en tu forma de desplazarte? Independientemente del coche que elijas, no olvides contratar tu Seguro de Coche MAPFRE que te ofrece las coberturas más completas. Infórmate de la póliza que mejor se adapta a ti.

LO QUE DEBES SABER...
  • Coches eléctricos: atractivos pero con limitaciones de autonomía, prestaciones y facilidad de recarga.
  • Autonomía: los coches eléctricos de tamaño medio tienen entre 150 y 200 km de autonomía.
  • Para ciudad: en ciudad la autonomía aumenta por las velocidades más bajas que en carretera y la regeneración de energía en las frenadas.
  • Autonomía extendida: los vehículos eléctricos de autonomía extendida emiten CO2, por lo que pierden la virtud principal del eléctrico 100%.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos