Volvo desarrolla coches conectados en la nube

Publicado por Gerardo Jiménez, 23 Feb 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

coches conectados en la nube

Volvo trabaja con las administraciones sueca y noruega desarrollando coches conectados en un sistema de nube para avisar de peligros y carreteras deslizantes en invierno. Pronto habrá 1.000 coche conectados.

LO QUE DEBES SABER...
  • Volvo: Está desarrollando el intercambio de información entre coches a través de la nube.
  • Escandinavia: El proyecto se lleva a cabo en carreteras de Suecia y Noruega.
  • 1000 coches: Se aumenta el número de coches para llegar a 1.000 en la fase de desarrollo.
  • Avisos: Los coches se avisan si hay baja adherencia o peligros en la carretera.

La marca Volvo, la Administración Sueca del Transporte y la Administración de Carreteras Públicas de Noruega están trabajando juntas en un proyecto para habilitar a los coches compartir información acerca de las condiciones relacionadas con la adherencia en la carretera, como las placas de hielo.

 

Se ha desarrollado una alerta de baja adherencia en la carretera, que notifica a los conductores sobre placas de hielo y contribuye a hacer la conducción invernal más segura. También se ha añadido una alerta de luz de emergencia, que avisa a los conductores si otro vehículo en el área ha conectado sus luces de emergencia. Estas dos primeras funciones forman la plataforma para el desarrollo de funciones de seguridad adicionales.

 

 

La información será compartida a través de una red basada en la nube. Con una flota de prueba que se expande ahora de unos 50 coches a 1.000. El proyecto se mueve rápidamente hacia el objetivo de hacer esta tecnología disponible a los clientes dentro de pocos años. "Cuanta más información se puede compartir en la carretera, menos sorpresas hay. Al conducir, las sorpresas son lo que más se quiere evitar", comenta Erik Israelsson, Jefe de ITS (Intelligent Transport System) de Volvo Cars.

 

El proyecto de investigación se está acercando a la aplicación en el mundo real. Se ha comenzando la fase de pruebas en carretera y la validación está a punto de comenzar. Volvo tiene que ampliar la flota de pruebas 20 veces y ampliar el área de pruebas para incluir dos grandes ciudades escandinavas: Gotemburgo y Oslo.

 

Al detectar una placa de hielo o firme deslizante el coche avisa al resto del peligro.

 

La alerta de baja adherencia en la carretera también envía información sobre placas de hielo a los servicios de mantenimiento de la carretera como un complemento a las estaciones de medición ya existentes a lo largo de la carretera. Los datos pueden ayudar a las administraciones y a las empresas contratadas para mejorar la planificación de la vialidad invernal y hacer frente rápidamente a las condiciones cambiantes.

 

Con este proyecto Volvo invierte estratégicamente, crea las alianzas y se posiciona en soluciones basadas en la nube. Las alertas de emergencia y de baja adherencia de la carretera son las primeras funciones de seguridad de la nube de Volvo. El desarrollo de la comunicación sofisticada a través de la red móvil es parte del objetivo de la empresa para ofrecer vehículos completamente conectados. "En el futuro habremos aumentado el intercambio de información vital entre los vehículos, así como entre los vehículos y la infraestructura", dice Erik Israelsson. "Hay un gran potencial en esta área, incluyendo la seguridad vial, el confort y la mejor fluidez del tráfico", añade.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos