¿Qué es el AdBlue de los coches diésel?

Publicado por Gerardo Jiménez, 11 Mar 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Qué es el Adblue

Para pasar las nuevas normativas de emisiones, muchos coches diésel nuevos cuentan con un sistema que inyecta un aditivo en el circuito de escape, que se conoce como AdBlue.

LO QUE DEBES SABER...
  •  Euro 6: La normativa Euro 6 obliga a los motores diésel reducir las emisiones de NO2.
  • AdBlue: Aditivo para el sistema de escape basado en la urea. 
  • Coches diésel: Se utiliza en coches diésel para reducir las emisiones de NO2.
  • Emisiones: Convierte el NO2 en nitrógeno y H2O.

Según la Unión Europea los vehículos son responsables del 25% de las emisiones de dióxido de carbono CO2, el 87% del monóxido de carbono CO y del 66% de óxidos de nitrógeno NO2. Todas las emisiones son perjudiciales, pero en los últimos tiempos se ha hecho mucho hincapié en reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno, porque en niveles altos es cancerígeno para las personas. Son los motores diésel los que expulsan más NO2. La normativa Euro 6 de emisiones, que entra definitivamente para todos los coches en Septiembre de 2015, obliga a los motores diésel a reducir estas emisiones a niveles muy bajos. En concreto a un máximo de 80 mg/km, que es la mitad de lo que se permite en la norma Euro 5.

 

El AdBlue reacciona con el NO2

 

Una forma que han conseguido los ingenieros de reducir las emisiones de NO2 en los coches diésel es inyectar una solución con urea en el catalizador del sistema de escape, no en la cámara de combustión. Por lo tanto el AdBlue no se mezcla con el combustible sino con los gases de escape. La reacción consiguiente desasocia las partículas de NO2 formando por un lado nitrógeno puro y por otro vapor de agua, ambos no contaminantes. La urea proviene mayormente del ganado y se trata diluyéndola al 32,5% para crear el aditivo de color azul. Cada productor nombra a su aditivo de una forma, pero el nombre que está prevaleciendo coloquialmente es el de AdBlue, que es la marca registrada por la Asociación Alemana de la Industria del Automóvil.

 

 

El uso del AdBlue está extendido en el sector del transporte para rebajar las emisiones.

 

El AdBlue no es obligatorio para los diésel

 

Muchos motores diésel no necesitan el AdBlue para pasar la norma Euro 6, sobre todo los de menor cilindrada, sin embargo se usa más en los motores de gran cilindrada tanto de turismos como en el sector del transporte. El Grupo PSA ha optado por usar este sistema incluso en motores de baja cilindrada, de hecho se usa en el 1.6 BlueHDI de 120 CV que utilizan varios modelos del grupo con buenísimos datos de rendimiento y prestaciones y superando la normativa Euro 6 de emisiones.

 

El depósito del AdBlue puede ir localizado en la parte trasera y ser rellenado por el usuario.


Qué mantenimiento necesita el AdBlue

 

El sistema de AdBlue necesita un depósito para el aditivo que se vacía con el uso. Las marcas buscan que el rellenado de AdBlue coincida con los mantenimientos programados ajustando el tamaño del depósito a conveniencia. Sin embargo, puede pasar que las reservas de AdBlue se agoten antes de acudir a pasar la revisión. Cuando el sistema detecta que el depósito está bajo, se genera un aviso en el cuadro de instrumentación, pero normalmente con margen suficiente para seguir realizando varios cientos de kilómetros. No obstante no hay que demorarse en rellenar el depósito de AdBlue, porque de agotarse completamente el motor entra en modo de fallo y se para. El rellenado de AdBlue puede hacerse fácilmente por una boca de llenado sencilla y el aditivo se consigue fácilmente en cualquier gasolinera.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos