Qué comprar, monovolumen o comercial familiar

Publicado por Gerardo Jiménez, 14 Abr 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

monovolumen o comercial familiar

Dicho de otra forma: ¿un Picasso o un Berlingo? ¿Un C-Max o un Tourneo? Todos los grandes fabricantes tienen modelos monovolumen y comerciales familiares. ¿Cuál es más interesante comprar?

LO QUE DEBES SABER...
  • Monovolumen: Vehículo familiar por excelencia.
  • Comercial familiar: Vehículo derivado de comercial con equipamiento para pasajeros.
  • Familia y trabajo: El comercial familiar conjuga la vida familiar con el transporte profesional.
  • Comodidad: Los monovolumen son más confortables.

Los monovolumen son los coches más familiares del mercado, están específicamente creados para cumplir con las necesidades de una familia. Sin embargo, no todas las familias viajan en un monovolumen ya que hay más necesidades y condicionantes que cumplir, como el presupuesto, los problemas de aparcamiento, el uso del vehículo para el trabajo, etc.

 

Ya hemos comparado los monovolumen con los SUV y también hemos contado las virtudes de las berlinas familiares. Esta vez nos fijamos en los coches derivados de vehículos comerciales en versión familiar, como alternativa a los monovolumen. Estos coches tienen maleteros muy grandes, interiores versátiles y precios ventajosos en muchos casos.

 

 

El monovolumen es un coche más cómodo por suspensiones y aislamiento de la cabina.

 

Virtudes del comercial familiar

 

Los comerciales familiares tienen entre sus virtudes el espacio de carga diáfano que permite conjugar la vida familiar con la profesional si se necesita transportar bultos. Plegando los asientos traseros se suelen conseguir grandes espacios de carga. Pero hay más virtudes:

- Gran espacio de carga
- Buena versatilidad del interior
- Puertas correderas laterales y buen acceso detrás
- Precios más económicos que los monovolumen de habitabilidad equivalente
- Facilidad para montar tres sillas infantiles en muchos modelos
- Mantenimientos y seguros económicos

Lógicamente no son todo virtudes. Los coches derivados de comerciales suelen tener un confort menor, con interiores menos silenciosos y más espartanos que los turismos y los monovolumen en concreto. No tienen disponibles motores potentes, sólo sencillos y de bajo consumo. Tampoco suelen tener grandes listas de equipamiento, aunque cada vez se ofrece más tecnología. Por último, también está la estética de vehículo de trabajo que emociona menos a la hora de comprar.

 

El Citroën Berlingo Multispace es el prototipo de comercial familiar.

 

Cuándo elegir un monovolumen o un comercial familiar

 

Como se puede adivinar fácilmente, el monovolumen es siempre mejor opción si el coche se va a usar exclusivamente para transportar a la familia y en los trayectos diarios normales. Es más cómodo, estará mejor equipado y es más satisfactorio a la larga. Por su parte, el comercial familiar es una buena elección si el presupuesto no es holgado y se encuentra una buena oferta de un coche en stock que permita alcanzar un coche muy amplio de forma barata. Por supuesto, también es la mejor opción si además de transportar a la familia, es necesario tener espacio para transportar bultos pequeños o medianos por trabajo.

Si se elige un comercial familiar hay dos cosas que tener en cuenta: una es que la familia no es una mercancía, así que mejor elegir uno con climatizador y bien acondicionado de tapicería y guarnecidos; la otra es que si se va a viajar cargado de forma habitual, no hay que escatimar en potencia y elegir motores de alrededor de los 100 CV como mínimo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios