Por qué se forman los atascos

Publicado por canalMOTOR, 01 Sep 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

por qué se forman atascos

Si te preguntas por qué se forman los atascos que hacen que trayectos de media hora se conviertan en horas de embotellamiento: las razones son claras, aunque no tanto las soluciones. Como conductor tú puedes tomar algunas medidas para evitarlos.

Es mejor no hacer cuentas sobre cuánto tiempo de tu vida ya has pasado y pasarás en un atasco, sin embargo, saber por qué se forman los atascos puede ayudarte a tomártelos con más paciencia y sobrellevarlos, así, con más seguridad.Los atascos dependen básicamente de razones objetivas sobre las que el conductor poco o nada puede hacer; pero también, de algunos condicionantes subjetivos que si dependen directamente de la forma de conducción de los usuarios de la vía.

1. Razones objetivas por las que se forman atascos.

• Vías poco homogéneas. Las carreteras que añaden carriles adicionales para luego disminuirlos en pocos o muchos kilómetros son fuente de atascos continuos. Son las causantes directas del efecto embudo.

• Las carretas con  muchas entradas y salidas también son más sensibles a los atascos.

• La composición del tráfico también afecta a la fluidez de la vía: cuanto más heterogénea –coches, motos, camiones- sea la composición del tráfico más facilidad para que se creen atascos. 

• La falta de limitaciones de velocidad tanto por exceso como por defecto, si todos los coches circulan a una velocidad semejante las probabilidades de que se formen atascos son mucho menores.

• Obras en la vía o controles de seguridad.

• Los atascos igual que los accidentes son más probables en núcleos urbanos por las condiciones de las vías –más pequeñas- y la influencia de semáforos, paradas de bus y pasos de peatones, entre otros.

• Condiciones climatológicas adversas para la conducción: lluvia, viento, niebla o nieve principalmente.

2. Razones subjetivas por las que se forman atascos.

• Conducción errática con cambios continuos de carril.

• Velocidad de los vehículos muy variada y con grandes cambios en poco tiempo: acelerones y frenazos continuos.

• No respetar las distancias recomendadas de seguridad entre vehículos.

• Emprender viajes en fechas y horas concretas de máxima afluencia de tráfico: operación entrada y/o salida de vacaciones o festividades.

• Distracciones al volante para mirar accidentes o coches siniestrados en la vía.

Una combinación de razones subjetivas y objetivas responden a las pregunta de por qué se forman los atascos en las carreteras y calles que sufren a diario miles de conductores. Sobre las condiciones objetivas de las vías poco puedes hacer; sin embargo, si puedes adaptar tu forma de conducir para provocar las menores retenciones posibles. En cualquier caso, cuando el número de vehículos circulando por una misma carretera excede a la cantidad para la que esa vía está preparada, el atasco es irremediable. Recuerda entonces recurrir a la paciencia, redoblar las precauciones y la concentración al volante y asumirlo con la confianza de que si algo falla durante el embotellamiento, tu Seguro de Coche MAPFRE te ofrecerá siempre la mejor asistencia tanto para ti como para tu vehículo. Evitando, con una respuesta profesional y rápida, que tu vehículo averiado, por ejemplo, sea la razón de un nuevo atasco.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos