El efecto mirón al conducir

Publicado por canalMOTOR, 02 Sep 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El efecto mirón al conducir

Seguro que  alguna vez o en demasiadas ocasiones, sabiéndolo o sin tener la menor idea, has sido el protagonista del efecto mirón al conducir. Esta distracción al volante es bastante frecuente y se produce casi como acto reflejo en muchos casos.

Aunque no existen excusas válidas para perder la concentración al volante, el efecto mirón al conducir es de esas actitudes de los conductores que pueden achacarse al sentido de curiosidad o interés intrínseco en el ser humano y que debido a su naturaleza impulsiva es especialmente difícil de controlar y evitar.

Las graves consecuencias que puede desencadenar el efecto mirón son, sin duda, las mejores razones para ser consciente del mismo y evitarlo a toda costa y con todo el interés posible cuando se va conduciendo.

El efecto mirón lo protagoniza cualquier conductor cuando en su tranquilo discurrir por una vía –especialmente autovías o autopistas- de repente encuentra una distracción en el margen derecho – normalmente en el arcén- que le hace por unos segundos dejar de mirar al frente y mirar lo que está ocurriendo en el margen de la carretera: un accidente, una avería o un control policial, por ejemplo.

Durante esos segundos o décimas de segundo en los que el conductor se convierte en un mirón al volante, las consecuencias se disparan y pueden llegar a ser muy graves.

Reducción – más o menos brusca de la velocidad- especialmente peligrosa si se circula por el carril de más a la izquierda de una autovía o autopista.

Salida de la vía. 

Imposibilidad de esquivar o corregir la dirección del coche por cualquier obstáculo o imprevisto.

Desencadenante de un nuevo accidentes de carretera, lo más común una colisión por alcance en cadena que puede implicar a centenares de vehículos.

Causa directa de un atasco injustificado por el efecto acordeón.

Aunque no es fácil, el efecto mirón al conducir puede evitarse y minimizarse en mucho sus consecuencias, evitando provocar un siniestro y sufrirlo, poniendo en peligro tu vida, la de tus acompañantes y el resto de usuarios de la vía. La atención continua y sin excusas, y la concentración te ayudarán a evitar este tipo de distracción y tantas otras. 

Si en el peor de los casos, te ves involucrado en un siniestro en carretera, mantén la calma y la prudencia, y cuenta con la Asistencia en Viaje de tu Seguro de Coche MAPFRE para minimizar consecuencias y daños. La atención rápida y eficaz en los casos de incidentes provocados por el efecto mirón al conducir son claves para una resolución efectiva y sin mayores consecuencias.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos