Pros y contras de comprar recambios por Internet

Publicado por canalMOTOR, 11 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Pros y contras de comprar recambios por Internet

Con la irrupción de las compras online, hoy en día podemos adquirir cualquier cosa con un solo clic y sin movernos de casa. Hoy nos vamos a centrar en los pros y contras de comprar recambios por Internet.

En los últimos años hemos asistido al boom del comercio electrónico y hoy en día ya podemos comprar casi de todo por Internet. Además de la comodidad que ello supone, en la Red, por norma general, suelen asaltarnos precios más competitivos o incluso interesantes descuentos y/o promociones. El sector del motor no iba a ser menos y como es obvio, en los últimos años se han disparado las ventas de piezas de coches, como por ejemplo pastillas de freno, filtros de aire, correas dentadas, limpiaparabrisas, filtros de aceite y retrovisores, que constituyen los elementos más vendidos.

Cada vez es más habitual adquirir repuestos en Internet para arreglar cualquier parte del coche y si tú también te decantas por esta vía, es muy importante que valores antes los pros y contras de comprar recambios por Internet, sin dejarte llevar por los precios que pueden llegar a ser hasta un 25% o 50% más baratos que en los servicios oficiales o tiendas especializadas.

Ventajas

Entre las ventajas más destacadas de adquirir este tipo de piezas por Internet nos encontramos con que el proceso de compra sencillo, rápido y cómodo. Tan sólo necesitas abrir tu ordenador, comparar en diferentes webs y comprar. Además, los precios son más competitivos que en una tienda física o que en los talleres oficiales. Como hemos comentado antes, los descuentos pueden llegar hasta el 50% del precio habitual.

Qué tener en cuenta a la hora de comprar recambios online:

Antes de adentrarte a comprar tus recambios por Internet debes apuntar varios datos de tu vehículo con el objetivo de elegir la pieza adecuada y no tener problemas después. Así, debes averiguar la denominación interna o técnica del coche, el año de fabricación del coche (sobre todo para los recambios exteriores) y la referencia técnica del motor que encontrarás en la ficha técnica. Puede darse el caso de que encuentres varias piezas para un mismo modelo de coche, por lo que necesitarás echar mano de esta información para elegir la correcta. Si no lo tienes claro, es preferible consultar con el servicio oficial de la marca o con tu mecánico, y si a pesar de ello sigues teniendo dudas es preferible pedir el recambio en tu taller habitual.

Inconvenientes

Al comprar un recambio por Internet, lo más probable es que tengas que montarlo tú mismo. Existe la posibilidad de llevar la pieza a algún taller independiente para que la coloquen, aunque según la ley, los talleres no están obligados a aceptar las piezas que los propios clientes les proporcionen y por supuesto tampoco tienen la obligación de ofrecer una garantía de las mismas. Además, según algunas asociaciones, no es una práctica muy extendida, excepto en el caso de neumáticos o accesorios, pero no en reparaciones de averías. Si se da esta situación, puedes buscar algún taller de alquiler en el que poner a punto tu coche y donde ponen a tu disposición una zona para trabajar y el asesoramiento de profesionales.

Otra desventaja de adquirir los recambios por Internet es la reclamación en el caso de que estén defectuosos. Para solventar este problema, es crucial asegurarse de que la página donde compramos cuenta con un teléfono o e-mail de atención al cliente. Aun teniendo en cuenta que puedas devolver la pieza, es probable que tengas que asumir los costes de reenvío. En este aspecto también es muy importante conocer la sede de la empresa donde realizas la adquisición, ya que si se encuentra en el extranjero, los costes serán mucho más altos.

Aunque en la actualidad los pagos son cada vez más seguros, es recomendable comprobar que los de la página en cuestión también lo son. Si se puede realizar el pago por Paypal en lugar de utilizar la tarjeta de crédito, mucho mejor. A la hora de pagar, también es muy importante confirmar que en el precio final están incluidos todos los gastos de envío, así como los impuestos.

Además de conocer los pros y contras de comprar recambios por Internet, también te aconsejamos que pidas presupuesto antes en tu taller de confianza para comparar precios y valorar si realmente te compensa realizar la compra a través de alguna página web. Es muy importante que tu coche esté siempre a punto para evitar incidentes o averías innecesarias. Del mismo modo, también es fundamental desplazarse con el Seguro de Coche MAPFRE que te ofrece las coberturas más completas y un servicio de primera calidad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios