Cómo conducir con tormenta

Publicado por canalMOTOR, 18 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo conducir con tormenta

Desplazarse de un punto a otro bajo condiciones climatológicas adversas puede resultar molesto y en ocasiones algo peligroso. Hoy te damos algunos consejos para que sepas cómo conducir con tormenta con total seguridad.

Lo primero que debemos aclarar es que conducir con tormenta no es demasiado peligroso, aunque sí hay que saber que nos vamos a encontrar con diferentes elementos que pueden interferir en nuestro modo de circular. Uno de ellos es el agua que cae de la lluvia, que en el caso de ser muy abundante, el limpiaparabrisas no podrá llegar a expulsarla por completo del cristal. Si la lluvia o el granizo te impiden ver con total normalidad la calzada, es preferible pararse un momento hasta que el temporal amaine.

Si se acumula el agua en determinadas zonas de la carretera, puede provocar el conocido aquaplaning. Para solventar esta situación sin mayor problema, es aconsejable contar con unos neumáticos en perfecto estado, reducir la velocidad y tomar el control del volante.

Una de las partes más llamativas de las tormentas son los relámpagos y los rayos. Aunque estés pensando lo contrario, según la teoría de Faraday, el coche es uno de los habitáculos más seguros, ya que en el caso de que fuera alcanzado por un rayo, éste continuaría su camino por la estructura del coche hasta alcanzar el suelo, pero nunca impactando en el interior.

Otras recomendaciones

- Como hemos comentado anteriormente, es fundamental reducir la velocidad si el pavimento de la carretera no está en condiciones para alcanzar una aceleración mayor.  

- Para por completo el coche en el arcén, con las luces intermitentes encendidas en el caso de que veas peligrar tu integridad.

- No salgas del coche hasta que no haya pasado la tormenta y recuerda tener las ventanillas cerradas, la radio apagada y no toques las partes metálicas.

- Incrementa la distancia de frenado y procura no realizar maniobras bruscas cuando el suelo está mojado.

- A la hora de elegir un sitio para pararte, recuerda alejarte de las zonas donde haya charcos o bolsas de agua, así como de las áreas con vallas metálicas.

- Es preferible no conducir un coche descapotable cuando hay tormenta, ya que la capota no ofrece la misma protección que el techo de un vehículo cerrado frente a los rayos.

- Para evitar que los granizos provoquen daños en la carrocería del coche, lo mejor es buscar un sitio cubierto donde parar hasta que pase la tormenta.

- Intenta no conducir de noche si hay relámpagos y lluvia, ya que este fenómeno climatológico incide negativamente en la visibilidad.

Para saber cómo conducir con tormenta es básico poner en práctica el sentido común y extremar las precauciones para que nuestra seguridad no se vea comprometida. Además, no olvides desplazarte siempre con tu Seguro de Coche MAPFRE que te ofrece las coberturas más completas para solventar fácilmente cualquier incidente.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos