Cómo alargar la vida de un coche diésel

Publicado por CanalMOTOR, 09 Feb 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo alargar la vida de un coche diésel

Los vehículos que funcionan con diésel tienen averías que, en muchos casos, suelen ser costosas, por lo que es prioritario saber cómo alargar la vida de un coche diésel para pasar por el taller lo menos posible.

Los motores de gasoil tienen una serie de peculiaridades, pero sabiendo cómo alargar la vida de un coche diésel  lograrás ahorrar en talleres y disfrutar de tu vehículo en las mejores condiciones y con máxima eficiencia.

No te saltes las revisiones ni el mantenimiento previsto por el fabricante

La prevención es fundamental para alargar la vida de cualquier vehículo, las revisiones son la mejor forma de anticiparse a los problemas más habituales que pueden tener los coches con el paso del tiempo. No te demores en las revisiones ni las dejes pendientes por mucho tiempo, o quizás sea demasiado tarde cuando vayas al taller y el gasto siempre será mayor.

Espera unos segundos antes de arrancar por completo el coche

Es una de las principales peculiaridades y características definitorias de los vehículos que montan motores diésel, es que incorporan un testigo para que el conductor siempre tenga en cuenta esta pausa necesaria para que el arranque sea seguro y cuidado. Aunque a veces puede parecer un detalle poco importante, a largo plazo, si no respetas el tiempo de espera marcado por el testigo, el motor sufrirá y no tardará en dar serios y costosos problemas.

No apagues el motor diésel de tu coche de forma inmediata al parar

Es una costumbre que puede costar al principio, pero si te esfuerzas, en poco tiempo lo harás de forma espontánea. Automáticamente, antes de apagar el motor y salir del coche, esperarás un minuto y estarás previniendo graves problemas mecánicos como la rotura del turbo. Es una práctica especialmente recomendable después de trayectos largos en autopistas, carreteras o puertos de montaña; no tanto, en el caso de trayectos urbanos y cortos.

Llena el depósito antes de que se agote

Éste es otro consejo habitual, especialmente importante en el caso de los coches diésel. Solo es una cuestión de rutina y te ahorrará muchos disgustos y averías en el coche. Se trata de no apurar el depósito de gasoil: siempre que sea posible, evita conducir en reserva y, por supuesto,  agotar por completo el depósito. Además de ser arriesgado, puede ser el origen de una avería bastante importante en un motor diésel.

Ahora que ya sabes cómo alargar la vida de un coche diésel, solo se trata de que pongas un poco de atención en las rutinas cotidianas al volante. No te costará mucho llevar a cabo estos tips y así estarás ahorrándote muchos gastos,  además de inoportunas visitas al taller, ya que la prevención siempre es una alternativa inteligente y eficiente.  No obstante, cuando lo irremediable ocurra, el mejor recurso es la póliza de Seguro de Coche MAPFRE con las coberturas, asistencias y servicios precisos, también para los motores diésel.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos