Cuidados de un motor con turbo

Publicado por canalMOTOR, 25 Feb 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidados de un motor con turbo

Casi todos los vehículos actuales incluyen un motor turbo para conseguir un mayor rendimiento, aunque sin incrementar el consumo. Si has dejado atrás el motor atmosférico, te interesará conocer los cuidados de un motor con turbo.

Hace algunos años que el turbo hizo su entrada triunfal y a día de hoy, la mayoría de coches ya lo incluyen. Esto seguirá siendo así con el fin de mantener los consumos y emisiones de los nuevos vehículos, para lo que es necesario reducir la cilindrada. Este tipo de motores funcionan dando un empujón al coche e incrementando su potencia.

Pero en este elemento no todo son ventajas, ya que arreglar una avería del turbo es bastante costoso e incluso en algunos modelos, la reparación resulta algo dificultosa. Por lo tanto, si no quieres gastarte en torno a 1.000 euros en arreglar esta parte del vehículo, es necesario que tomes en cuenta algunos cuidados de un motor con turbo. Además, si no se trata como es debido, su esperanza de vida puede ser inferior en comparación con otro motor atmosférico.

Prácticas recomendadas

1. Es aconsejable esperar un momento después de haber arrancado el coche y antes de emprender la marcha. De esta forma facilitamos que el aceite alcance todas las partes mecánicas del motor y que no se produzcan rozaduras en seco. Con un minuto será suficiente, aunque si el coche está aparcado a la intemperie y es invierno, es necesario esperar entre 3 y 5 minutos.  

2. Cuando comiences a moverte, procura no subir demasiado las revoluciones mientras el motor está frío. Hasta que el coche no alcanza los 80 o 90ºC, temperatura en la que el aceite coge viscosidad, no es recomendable forzarlo y hay que olvidarse de los acelerones.

3. Procura arrancar el coche pisando el embrague a fondo, pero nunca tocando el acelerador. El motivo de esta práctica es la misma que en los casos anteriores: el motor debe estar correctamente lubricado antes de comenzar a desempeñar su función.

4. Antes de parar el coche por completo, recuerda dejar el motor a ralentí durante algunos minutos para que se enfríe y deje de funcionar mientras hay lubricante. Si paramos el coche inmediatamente, el turbo continuará girando por inercia y puede dañarse por los rozamientos en seco que se producen.

5. Utiliza siempre aceite y filtros de buena calidad, ya que es la materia prima que permite que el motor funcione y se mantenga correctamente. En este sentido, los aceites sintéticos son unos de los más duraderos.

6. Comprueba el nivel de aceite aunque no hayas recorrido el número de kilómetros máximo. Así evitaremos quedarnos sin líquido lubricante en el caso de que el motor haya consumido más de lo habitual. Este fallo puede provocar daños bastante graves, incluso irreversibles, en el motor.

7. Realiza una conducción suave, sin abusar de las vueltas demasiado bajas ni muy altas. Este comportamiento desgasta en exceso las piezas y además, no permite aprovechar al máximo las ventajas del turbo.

8. Revisa el estado de los manguitos para comprobar que todo está en perfectas condiciones y que no existen grietas, roces o algún elemento mal fijado.

9. Lleva un mantenimiento del coche al milímetro e incluso, si es posible, adelanta las revisiones. Esto no es necesario si por ejemplo utilizas un tipo de aceite long-life que no es preciso cambiar hasta los 30.000 o 50.000 kilómetros.

10. En el primer momento en el que empieces a notar algunos indicios de fallos, como falta de potencia, consumo excesivo de aceite o ruidos extraños, es preferible que detengas el coche y lo lleves a un taller mecánico para que revisen su estado.

Con estos cuidados de un motor con turbo podrás disfrutar de la potencia de tu vehículo durante muchos años. Además, no olvides contratar un Seguro de Coche Terceros Completo MAPFRE que te ofrece asistencia en viaje, defensa en multas de tráfico, asistencia al automovilista, responsabilidad civil en diferentes casos, entre otras muchas coberturas, para desplazarte con total tranquilidad y protección.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos