¿Cómo alargar la vida del filtro de partículas?

Publicado por canalMOTOR, 25 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Cómo alargar la vida del filtro de partículas?

Mucho se ha hablado y escrito sobre las particularidades y problemas que da el filtro de partículas que incorporan los coches diésel. Hoy te contamos cómo se puede alargar la vida del filtro de partículas.

El filtro de partículas, también conocido con las siglas FAP o DPF, es un dispositivo que incorporan la mayoría de los motores diésel. Su función es acumular las partículas sólidas que generan este tipo de propulsores y eliminarlas a través de la incineración cuando el filtro está lleno. Gracias a esta regeneración, se reducen en gran medida las emisiones contaminantes de los gases de escape.

Cada vez es más habitual encontrar nuevos modelos diésel con este tipo de filtro, para adecuarse a la normativa europea anticontaminación. Aunque, a priori, pudiera parecer que es un sistema bastante eficaz, el principal problema reside en que para quemar esas partículas es necesario aumentar la temperatura. Esto sucede bajo unas condiciones determinadas, como por ejemplo conducir durante un tiempo mínimo y a una velocidad relativamente alta, por lo que si habitualmente se circula por ciudad, dicha regeneración no se producirá correctamente.

Consejos básicos

A continuación te ofrecemos algunas recomendaciones que te ayudarán a alargar la vida del filtro de partículas:

   1. Es recomendable conducir por carretera cada cierto tiempo (cada 800 – 900 kilómetros aproximadamente) a una velocidad superior a 50 km/h o a 3.000 rpm durante 15 o 30 minutos.

   2. Evita en la medida de lo posible los trayectos cortos, ya que circulando en distancias reducidas, el motor no conseguirá alcanzar la temperatura idónea de funcionamiento.

   3. No apagues el motor mientras se está produciendo la regeneración. Por norma general, todos los coches incluyen un testigo en el cuadro de instrumentos que indica si se está realizando este proceso o no.

   4. Procura seguir al pie de la letra el mantenimiento indicado por el fabricante, fundamentalmente en la parte que atañe al aceite del motor, debido a que los coches que incorporan filtro de partículas necesitan un lubricante especial para sobrevivir a la regeneración.

   5. Infórmate sobre si el filtro de partículas de tu coche necesita un aditivo. En caso afirmativo, deberás acudir a un taller para que lo recarguen cada cierto número de kilómetros. Según algunos expertos, el efecto real de estos aditivos no llega a equipararse a lo que puede parecer en un primer momento.

   6. En caso de que sea necesario, también puedes optar por la reprogramación electrónica de la centralita del motor. De esta forma, la regeneración del filtro se adapta al modo de conducción prevaleciente. Aunque pueda parecer una buena solución, no siempre se consiguen los resultados esperados y además se pierde la garantía del coche.

¿Qué pasa si se avería el filtro de partículas?

Como hemos explicado antes, si no se dan las circunstancias necesarias para que se produzca la regeneración, el filtro de partículas seguirá acumulando partículas hasta que se llene por completo. Al no poder eliminar todo este depósito, en el cuadro de instrumentos aparecerá una luz de avería del motor. Esto tiene consecuencias dañinas en el propulsor, que además del desembolso económico que debes realizar para repararlo (1.200 euros aproximadamente), no podrás pasar la ITV sin antes haber solucionado el problema.

 

 

Si se llega a este nivel de saturación, el filtro de partículas necesitará una regeneración forzosa que se ha de realizar en un taller. Al encenderse el piloto de aviso, el coche seguirá funcionando, aunque es recomendable acudir a un centro especializado cuanto antes para prevenir que el sistema entre en modo de emergencia y limite las prestaciones del motor.

Además de tener en cuenta estos consejos sobre cómo alargar la vida del filtro de partículas, recuerda también contratar un Seguro de Coche MAPFRE que te ofrece todas las coberturas necesarias para solventar cualquier situación imprevista. Entre los servicios que encontrarás destacan la cobertura de acontecimientos extraordinarios, asistencia en viaje, defensa jurídica y reclamación de daños, etc.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos