Tipos de tracción total y cuál elegir

Publicado por canalMOTOR, 24 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos de tracción total y cuál elegir

Se trata de un sistema de transmisión del automóvil en el que todas las ruedas pueden recibir simultáneamente la potencia del motor. La finalidad principal de los vehículos con tracción total es mejorar la capacidad de transformar la energía del motor en movimiento del vehículo. ¿Conoces los tipos de tracción que existen y cuál elegir? 

Una de las principales ventajas de la tracción total hace referencia al  neumático: se satura menos que si se envía la fuerza a las dos ruedas. A pesar de que con los sistemas electrónicos de control de estabilidad y de tracción se ha mejorado mucho en seguridad, la tracción total cada vez se va imponiendo más.

Tracción integral

Proporciona un mejor agarre, tanto en superficies deslizantes como en cualquier otro tipo de pavimento, ya que el propio diferencial central se encarga de absorber las diferencias de rotación de ruedas de uno y otro eje. Algunos vehículos tienen la opción de poder bloquear y desbloquear el diferencial central: si se bloquea, la tracción se reparte a partes iguales entre el eje trasero y delantero.

De esta manera, en caminos en mal estado o en terrenos resbaladizos, estos vehículos demuestran un excelente rendimiento, ya que si las ruedas delanteras encuentran algún obstáculo, las traseras empujan desde atrás; por su parte, si las ruedas traseras caen en un lugar embarrado, las delanteras tiran del vehículo. También existe la creencia de que la tracción eléctrica en los coches eléctricos demuestran una mejora en la aceleración de estos.

Tracción conectable

En realidad son vehículos con tracción delantera o trasera que sólo acoplan el otro eje de motor en ciertas ocasiones. Dentro de este tipo podemos encontrarlos con diferencial central, que pueden usar la tracción total sobre cualquier superficie y a cualquier velocidad, y los que no poseen diferencial central, que sólo usan la tracción total en malas condiciones de adherencia y a baja velocidad. Es decir, se trata de un sistema de tracción permanente sólo en las ruedas posteriores y según la voluntad del conductor y de acuerdo con las condiciones de la carretera.

Ahora que ya conoces los tipos de tracción total y cuál elegir, es el momento de que valores el uso y las condiciones en las que vas a utilizar tu coche. Porque una decisión acertada nos puede prevenir de muchos incidentes al volante, los Seguros de Coche MAPFRE son tu mejor opción para estar protegido ante cualquier imprevisto en la carretera. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos