¿Cómo funciona el embrague de un coche?

Publicado por canalMOTOR, 08 Jun 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Cómo funciona el embrague de un coche?

Los conductores embragan y desembragan continuamente, especialmente en los trayectos urbanos, pero ¿cuántos  de ellos saben cómo funciona el embrague de un coche? Para cuidarlo y para usarlo con precisión, es una información muy práctica e importante de conocer.

El embrague es el sistema que permite a un vehículo transmitir la potencia del motor a la caja de cambios, pero ¿cómo funciona el embrague de un coche? No es un sistema complejo, pero es esencial y merece la pena saber cuál es su forma de trabajo dentro de la mecánica del coche, especialmente si eres conductor. Conocer el sistema de funcionamiento del embrague te ayudará a usarlo con mayor precisión y cuidado.

Entre el motor y los sistemas de transmisión del coche se encuentra el embrague; como todo conductor sabe, el embrague es el pedal izquierdo del vehículo y su acción implica seleccionar manualmente una marcha en la palanca de cambios. Cada vez que necesita el conductor aumentar o disminuir la potencia, pisa el embrague y cambia de unas a otras marchas, en sentido ascendente o descendente.

Embrague mecánico o Embrague hidráulico

Según la forma de accionar el embrague, se habla de embrague mecánico o de embrague hidráulico. En el caso del mecánico, los movimientos del pedal son transmitidos al mecanismo del embrague por medio de un cable. En el hidráulico, el movimiento del pedal se transmite al sistema de embrague mediante presión hidráulica.

La función del embrague es sencilla, pero también imprescindible. El embrague -siempre que haya una marcha engranada- separa y une el giro del motor a la transmisión, liberando y transmitiendo hacia las ruedas motrices el movimiento.

Para realizar esta función, el sistema de embrague consta de unas piezas y partes que permiten la transmisión:

   1. Volante motor, también conocido como volante de inercia. Cuando el disco de embrague se acopla al mismo mediante el eje principal; el movimiento llega del volante motor.

   2. Maza de embrague. Es la encargada de ejercer presión para que la potencia del motor llegue hasta las ruedas motrices.

   3. Disco de embrague, entre el volante motor y la maza de embrague se encuentra el disco de embrague propiamente dicho, es una de las piezas que más desgaste soporta, ya que está en contacto con ambos elementos, haciendo posible su conexión.

   4. Collarín de empuje. Cuando el conductor pisa el pedal de embrague, el collarín se encarga de separar o acoplar el disco para iniciar el funcionamiento del sistema.

 

El funcionamiento del embrague se resume en tres posiciones posibles, el coche puede estar embragado, desembragado o en fase transitoria:

   • Embragado: Se produce el acople y la potencia se transmite por completo, ruedas y motor quedan así vinculados.

   • Desembragado: Es la posición necesaria en la que debe estar el embrague para poder hacer un cambio de marcha. El disco no está acoplado, por lo tanto, las ruedas no reciben fuerza del motor y están paradas, salvo por el efecto de la inercia. El pedal esta pisado.

   • Fase transitoria: Es la más rápida, pero también la más importante de las posiciones del embrague. La fase transitoria permite suavizar los choques mecánicos para que el cambio no suceda con brusquedad, evitando que la inercia pueda dañar el motor o la caja de cambios.

Cumpliendo todos la misma función hay, sin embargo, diferentes tipos de embrague en virtud del número de discos que presenten y el tipo de mando:

   1. Número de discos. Hay vehículos que funcionan con embragues sin discos, es el caso de los barcos o determinados vehículos de tipo industrial. Luego hay monodisco -un sólo disco-, bidisco -dos- y multidisco.

    2. Tipos de mando. Hay vehículos con embrague de mando mecánico, centrífugo, eléctrico asistido o hidráulico.

Saber cómo funciona el embrague de un coche, de qué tipo es y cuáles son las características que los definen te ayudarán a conocer un poco mejor tu vehículo, lo cual siempre es recomendable y muy práctico ante posibles fallos o averías, aunque lo único que resulta definitivo y necesario ante cualquier percance en carretera es el Servicio de Asistencia en Carretera MAPFRE de tu Seguro de Coche MAPFRE, rápido y profesional, para que tú no tengas que preocuparte por nada.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos