Híbridos Plug-in o enchufables, ¿cómo funcionan?

Publicado por Almudena Castro, 29 Jun 2011

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Híbridos Plug-in o enchufables, ¿cómo funcionan?

La principal diferencia de los plug-in con respecto al resto de eléctricos es que ofrecen una mayor autonomía y la posibilidad de recargar las baterías en la red doméstica.

Un vehículo híbrido enchufable ('Plug-in hybrid') o PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle), es un vehículo híbrido cuyas baterías pueden ser recargadas enchufando el automóvil a una fuente externa de energía eléctrica, como puede ser la red doméstica. Esta es su principal ventaja.

 

En los híbridos convencionales nos encontramos con dos sistemas para recargar las baterías: el motor térmico activando el/los generadores que producen electricidad, por un lado, y por otro, el dispositivo de frenada regenerativa, sistema que también está presente en los híbridos de tipo Plug-in. Mediante este dispositivo, se recupera la energía cinética perdida en una frenada o en una deceleración, se transforma en energía eléctrica y se almacena finalmente en la batería.

 

Además de las posibilidades de recarga de las baterías, los híbridos Plug-in ofrecen una mayor autonomía en modo cien por cien eléctrico que los híbridos convencionales. Esto se debe a que la capacidad de sus baterías es mayor. El material más utilizado en los vehículos más nuevos y en los prototipos en los que se está trabajando es el ión-litio, material del que también se fabrican la mayor parte de las baterías de los teléfonos móviles. Por ello, no es de extrañar que empresas del sector como Sony Ericsson o Nokia estén colaborando y asociándose con marcas de automóviles para fabricar baterías específicas para coches.

 

Tanto el híbrido convencional como los de tipo Plug-in comparten algunas características técnicas. En ambos, confluyen un motor de combustión interna (gasolina, Diesel u otro combustible), un motor/motores eléctricos y unas baterías. En los híbridos convencionales, la fuente de energía principal proviene del motor térmico, mientras que en los híbridos Plug-in es la electricidad la energía principal y la que impulsa el vehículo en la mayor parte de las ocasiones. Sólo cuando las baterías han llegado a su fin, empieza a tomar protagonismo el motor de combustión, que a su vez mueve a un generador que 'fabrica' la electricidad necesaria para que los motores eléctricos sigan moviendo las ruedas del vehículo.





Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos