¿Se deberían subir los límites de velocidad? Pros y contras

Publicado por canalMOTOR, 16 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Se deberían subir los límites de velocidad

El debate sobre la velocidad adecuada para conducir es eterno. En Europa, existe aún disparidad en cuanto a los límites de velocidad y su relación con la siniestralidad en las carreteras, por lo que es difícil asegurar cuál es la velocidad perfecta.

El límite de 120 km/h no convence ni a todos los expertos ni a todos los conductores. Los hay que aseguran que es un límite que debe subirse, mientras que otros apuestan por una rebaja en la velocidad máxima permitida para circular por las carreteras españolas.

Hay pros y contras que valorar a la hora de decidir si es necesario, viable y seguro subir los límites de velocidad, de acuerdo a la experiencia y a la teoría. Los argumentos para apoyar la subida de la velocidad coinciden en muchos casos con los que apuestan justo por la idea contraria: bajar la velocidad tope permitida.

Los más conservadores y detractores de un aumento de la velocidad tienen claros sus argumentos y, por supuesto la seguridad, es el principal de ellos.

• Las carreteras españolas no están preparadas para permitir una circulación a mayor velocidad que la actual. Hay vías en mal estado que deberían antes repararse y renovarse para ser seguras, con el consecuente gasto que ello implica.

• La señalización tendría que cambiar en todo el territorio nacional para indicar con total claridad a los conductores cuáles son los tramos donde la velocidad máxima ha aumentado y puede conducirse sin peligro. Económicamente este cambio tendría un fuerte impacto.

• El parqué móvil español no está preparado para asumir un cambio en las velocidades máximas con total seguridad, ya que hay demasiados coches antiguos y desfasados que no pueden permitirse velocidades tan altas.

• La siniestralidad y accidentalidad aumentaría, según diferentes estudios, como consecuencia de un aumento en la velocidad máxima permitida, los accidentes serían más graves y sus consecuencias también.

En el otro extremo, una mayoría de conductores y diferentes sectores, relacionados con el mundo del motor y la seguridad vial, apoyan una subida en la velocidad argumentando diferentes ventajas.

• Fomento del uso de las carreteras más seguras: autopistas y autovías. Los conductores, atraídos por la posibilidad de viajar más rápido, utilizarían más este tipo de vías que son más seguras y que presentan siempre índices de siniestralidad más bajos.

• Equiparación con otros países europeos, como Francia y los Países Nórdicos, donde la velocidad máxima permitida se eleva hasta los 130 km/h.

• La fluidez en el tráfico y la mejora de la congestión de algunas vías podría verse favorecida, según los expertos, si se aumentara la velocidad permitida.

• Impulso a la renovación del parque móvil español, donde hay una presencia aún excesiva de coches poco actuales y, por lo tanto, más inseguros. Gran parte de estos coches no podrían asumir mayores velocidades, por lo que sus conductores se verían obligados a cambiar de vehículo para poder disfrutar de las nuevas velocidades máximas permitidas y sus ventajas.

A la vista de todos los pros y los contras, parece complicado atisbar una solución definitiva e inequívoca. Es imposible valorar con absoluta certeza las posibles consecuencias de una subida en el límite de velocidad legal de las carreteras españolas. Las autoridades coinciden en señalar que el impacto de este cambio normativo sería bastante grave y profundo en todo caso para poderse realizar sin un estudio y valoración en detalle.  

En lo que sí existe unanimidad hasta el momento es en el tema de velocidad y seguridad: el conductor es el último responsable y el encargado de adecuar siempre la velocidad a las condiciones de la carretera, las del tráfico, las características de su vehículo y otros tipos de factores externos, como la climatología o la visibilidad. Todos ellos son factores clave para sopesar, y en virtud de los cuales y dentro de los límites legales, será el conductor el que elija la velocidad más adecuada en cada momento.

La responsabilidad al volante recae siempre sobre el conductor y también eres tú el que debe elegir el Seguro de Coche MAPFRE más adecuado a tus necesidades y las de tu vehículo. Puedes contratar las coberturas más prácticas y oportunas para ti, primando siempre la seguridad y la protección de tu coche y todos sus ocupantes. Es la flexibilidad y personalización que MAPFRE te ofrece, gracias a su experiencia en el sector y amplia variedad de pólizas, coberturas, asistencias y servicios.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos