¿Qué es el efecto túnel en la conducción?

Publicado por canalMOTOR, 08 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

nuestra percepción de la carretera pierde campo de visión a medida que vamos más deprisa, lo que sue

Ir a gran velocidad puede exponernos a situaciones de peligro por varios motivos. Uno de ellos es que nuestra percepción de la carretera pierde campo de visión a medida que vamos más deprisa, lo que suele denominarse como el efecto túnel en la conducción.

Si estando quietos, miramos a un punto fijo delante de nosotros, nuestra visión periférica suele rondar los 140 - 160 grados. Aunque podemos recibir información de todo este ángulo, ya que está dentro de nuestro campo visual, lo cierto es que veremos la parte central cercana a ese punto fijo con mayor claridad y nitidez, y algo más borroso a medida que nos vamos alejando.

En el caso de los laterales, podemos ver unos 80 grados hacia la izquierda y hacia la derecha. Esta visión periférica se usa de manera habitual en algunos deportes, como el fútbol, el ajedrez, los malabares… e incluso, cuando nos encontramos leyendo, ya que no descodificamos palabra a palabra, sino que cuando estamos ante un texto, registramos varias palabras al mismo tiempo.

En el caso de la conducción, la visión periférica es esencial. Cuando estamos al volante, no estamos poniendo nuestra atención en un solo punto en la carretera, como podría ser el coche que nos precede. Estamos analizando constantemente cualquier estimulo que pueda darse en ese ángulo de visión, y así es cómo somos capaces de entrar en una rotonda con coches circulando dentro, y otros esperando a entrar, o de analizar e identificar estímulos como peatones o animales que están en el borde de la carretera y que pueden suponer un peligro, intercediendo en nuestro camino.

No obstante, hay varios factores que afectan la eficacia y utilidad de la visión periférica. Las drogas, el alcohol, o algunas medicinas pueden llevarnos a un estado de relajación sensorial que impida la perfecta percepción de eventos en la visión periférica. Otro de ellos, que tiene su origen en la física, es precisamente el efecto túnel en la conducción, que consigue exactamente el mismo resultado: disminuir nuestra capacidad de visión al volante.

   ¿Y cómo?

Cuando circulamos por un túnel, lo hacemos entre dos paredes que sirven de contención de estímulos: es decir, tapan y ocultan todo lo que está ocurriendo fuera del túnel. Cuando circulamos a gran velocidad, ocurre exactamente lo mismo, aunque no haya “paredes”: perdemos capacidad de visión a medida que aumentamos la velocidad, ya que las imágenes son más difusas y el cerebro tiene más dificultades en reconocerlas. Y ya sabemos, gracias a los juegos ópticos, que si nuestro cerebro recoge información que no sabe procesar, tiende directamente a desecharla.

 

Por ejemplo, a 65 kilómetros / hora, el campo de visión se reduce hasta los 60 grados y a medida que la velocidad aumenta, este ángulo va disminuyendo en una relación inversamente proporcional: a 100 kilómetros / hora, la visión periférica es de 42 grados, y a 150 kilómetros / hora, el ángulo de visión es de tan sólo 18 grados. De hecho, también según palabras de la DGT, a partir de los 140 kilómetros / hora se produce el “cataclismo perceptivo”, es decir, la pérdida de nitidez en la visión periférica y, por tanto, la imposibilidad de percibir “cualquier circunstancia de peligro que proceda del entorno exterior de la carretera”.

Pero no se trata solo de visión: circular a una velocidad excesiva, puede llevar al conductor a un estado de pronta fatiga, cansancio prematuro, agresividad y, lo que es más grave, a una menor capacidad de evaluar los riesgos asociados a la carretera. Parece entonces evidente, que las velocidades máximas de cada vía no buscan imponer multas a los más rápidos, sino que, además, son un indicador de las circunstancias en las que el conductor necesita o no una mayor nitidez a la hora de apreciar la carretera.

Como la seguridad al volante es lo más importante, no olvides que además de tomar las precauciones necesarias que tienes al alcance, puedes contar con un Seguro de Coche MAPFRE que te ofrezca la profesionalidad y tranquilidad de saber que estás en las mejores manos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos