¿Cuál será el futuro de los coches autónomos?

Publicado por canalMOTOR, 01 Oct 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Cuál será el futuro de los coches autónomos?

Sin que hayan llegado a ser una realidad cotidiana ni en el mercado ni en las carreteras, los coches autónomos ya tienen serios detractores que no parecen tan seguros de que los coches sin conductor, sean el mejor invento del siglo.

Cuando los coches que se conducían solos eran una utopía y el sueño de muchos inventores que solo se veían en películas futuristas y de ciencia ficción, parecían una gran idea llena de ventajas, aunque muy difícil de lograr técnicamente.

Ahora el avance de la mecánica y las nuevas tecnologías, ha hecho posible que los coches autónomos sean una realidad que, según muchos fabricantes, podrían llegar al mercado en unos cinco años, lo que evidencia que se han superado los problemas técnicos y materiales, pero cuando esto ha quedado resuelto, otros problemas de índole práctico, ético y hasta moral empañan el futuro de los coches autónomos.

Dos son los principales escollos a los que se enfrentan los coches autónomos, sin ser todavía una realidad en el mercado. Se pone en entredicho su eficiencia energética y su mejora de la seguridad en las carreteras.

   1. Ecología y beneficios medioambientales

La eficiencia energética de los coches autónomos y su no dependencia de combustibles dañinos para el medio ambiente es una de las grandes ventajas que hasta ahora se esgrimían a favor de los coches sin conductor. Sin embargo, la evidencia de que los coches sin piloto podrían disparar el uso particular del coche en detrimento de otras formas de transporte como el público, ha hecho saltar las alarmas.

Las universidades de Leeds y Washington y el Laboratorio Nacional de Oak Ridge han hecho un estudio sobre estos factores, analiza la tecnología de conducción autónoma y la combina con datos sobre uso de coches y camiones, permisos de conducir y los costes de funcionamiento del vehículo, para calcular cual será la demanda de energía de los coches auto-conducidos en Estados Unidos en 2050.

Los resultados son claros: se espera un aumento de hasta el 60 por ciento en el consumo de energía provocado por las personas que optarán por el transporte autónomo en lugar del autobús, el tren o el avión. Este estudio incide en que son muchas las personas que aunque tienen coche y pueden conducir eligen el tren, por ejemplo, para sus desplazamientos más largos de trabajo vacaciones para no tener que conducir, pero con un coche autónomo este problema desaparece y es más que probable que muchas de estas personas dejen de usar el tren y prefieran sus coches autónomos que ya no tienen que conducir.

El coche autónomo también va a permitir que personas que hasta ahora no podían optar por este tipo de vehículos por no poder conducir, como las personas con discapacidades o la población anciana, puedan también tener su coche autónomo y disfrutar de este tipo de medio de transporte.

Este aumento del uso del coche propiciado por la llegada del coche autónomo encierra grandes y graves problemas medioambientales, además de dificultades en infraestructuras, entre otros, y pone en evidencia que la idea de popularizar el coche sin piloto sea tan buena.

 

   2. Seguridad

No hay duda de que los coches autónomos serán más seguros al eliminar el factor humano de la conducción que según la experiencia y los informes realizados, es uno de los principales factores de riesgo al volante y responsable de gran cantidad de siniestros y accidentes graves y mortales en las carreteras.

Pero el dilema sobre la programación moral que debe tener un coche autónomo es un grave problema por solucionar. La moral utilitaria es la que muchos sugieren, pero está claro que no todos los compradores elegirán un coche que apueste por salvar más vidas y que no priorice la seguridad de sus ocupantes, el éxito de ventas de este tipo de coches no parece muy probable. Pero un coche que mire siempre por sus ocupantes, ya no supondría una mejora en las tasas de siniestralidad, sino probablemente un crecimiento de estas, por lo tanto el coche autónomo no mejoraría la seguridad en las carreteras, sino todo lo contrario.

La responsabilidad en caso de accidente de un coche autónomo también se analiza ahora en el sector: ¿quién será el culpable cuando un coche sin piloto tenga un siniestro o incluso, provoque uno o se vea involucrado en cualquier incidente de tráfico? ¿el dueño?, ¿los pasajeros? ¿el fabricante? ¿el programador del sistema? Son incógnitas que aún no tienen respuesta, pero que ponen en entredicho la seguridad y la viabilidad de que los coches autónomos circulen por calles y carreteras.

La sociedad va a asistir en estos años a un intenso debate sobre los coches autónomos que determinará su futuro real y las circunstancias de su llegada al mercado, ya que aunque el coche autónomo sea una realidad técnica ya, parece evidente que necesita solucionar otros matices de su uso y su inclusión en la realidad cotidiana.

Las pólizas de Seguro de Coche MAPFRE responden a las necesidades de los conductores y coches de hoy, atendiendo a sus necesidades con asistencias y servicios para todos los vehículos, incluidos los ecológicos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos