¿Es mejor conducir solo o acompañado?

Publicado por canalMOTOR, 07 Oct 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Es mejor conducir solo o acompañado?

No hay una respuesta categórica para resolver esta duda sobre si es mejor conducir solo o con copiloto, aunque, en general, sí parece ventajoso viajar junto a un acompañante que sepa aportar información que el conductor haya podido pasar por alto.

Hay estudios e informes que tratan de analizar si la conducción acompañada es más o menos segura que conducir solo, pero hasta el momento no hay datos significativos que confirmen una ventaja clara entre una de las dos opciones.

Son muchos los factores que pueden influir para determinar en qué situaciones sería más recomendable viajar con copiloto y en cuáles es mejor optar por una conducción en solitario. Los expertos en seguridad destacan que, aunque un conductor puede tener dudas sobre si es mejor conducir solo o acompañado, lo cierto y en la práctica, es que son pocas las veces en las que este tipo de detalles se eligen. En general, un conductor lleva o no pasajeros en función de las circunstancias y las necesidades y no como una elección personal.

Los expertos insisten en señalar que cada conductor es una persona, lo que implica que más allá de las propensiones o estadísticas por género o edad, cada piloto puede responder de forma muy distinta a la conducción acompañada. Por otra parte, el copiloto también es otro individuo singular con sus propias características y sus posibles virtudes o defectos como acompañante en un coche.

Lo que es evidente para los psicólogos y expertos en seguridad es que el copiloto puede ejercer dos papeles opuestos: puede ser una ayuda o puede ser un factor de distracción. Que los pasajeros sean conscientes de esta realidad -que puede parecer una obviedad- es clave para la seguridad.

 

   1. Copiloto ayuda

El acompañante que viaja junto al conductor puede convertirse en un factor más para la seguridad y la mejora de las condiciones de un viaje. Puede ser una persona atenta, no intrusiva y que sea capaz de observar e informar al conductor -sin ser una distracción-  de detalles del tráfico que el conductor haya podido obviar.

   2. Copiloto distracción

El copiloto puede ser un factor de distracción para el conductor por su forma de ser, de expresarse o por el mensaje que envíe a éste. En el peor de los casos, si el conductor percibe al copiloto como un elemento estresante, la combinación para la seguridad será bastante negativa y peligrosa. Lejos de ayudar, este tipo de compañía contribuye a que el conductor pierda la atención, los nervios y la concentración, una combinación nefasta en carretera.

Ante estas dos posibilidades, los expertos recomiendan que tanto conductores como copilotos sean conscientes de la situación que comparten y la parte de responsabilidad que cada uno tiene. En el caso de los acompañantes, recomiendan la toma de conciencia sobre su importancia y posición dentro de un vehículo que otro conduce. Las buenas prácticas y la toma de conciencia sobre su importancia es el mejor consejo que puede seguir un copiloto, ya que en todo momento sus acciones, actitudes y comentarios pueden repercutir directamente en el conductor.

Todos los pasajeros de un vehículo se juegan la vida, no hay duda, por lo que es crucial que cada uno de los viajeros colabore en mejorar las condiciones y no en aumentar el riesgo. Es fundamental la concienciación dentro de un coche. Algunos estudios sobre el comportamiento de los pasajeros en un viaje, dejan patentes algunas tendencias y evidencian cómo los pasajeros pueden ayudar al conductor.

   • Pueden recordar las normas e invitar al conductor a cumplirlas, siempre desde el respeto y la serenidad.

   • Los copilotos pueden encargarse de atender a los viajeros -especialmente niños- que ocupen los asientos traseros, lo que colabora activamente en que el piloto tenga menos distracciones.

   • Un pasajero puede encargarse de mejorar la comodidad y el confort durante un viaje, evitando que el conductor tenga que preocuparse por temas como el frío, el calor, las ventanillas, la luz, la música, el Gps o el móvil.

No hay, por tanto, una respuesta tajante a la duda sobre si es mejor conducir solo o en compañía. En todo caso, un copiloto con sanas y buenas costumbres, consciente de su papel dentro de un vehículo, resulta una ayuda muy valiosa para mejorar la seguridad en un coche. De igual forma, contar con una póliza de Seguro de Coche MAPFRE que responda siempre a tus necesidades y a las de tu vehículo, es el mejor compañero de viaje que se puede elegir.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos