Cómo han evolucionado las matrículas

Publicado por canalMOTOR, 11 Nov 2016

Cómo han evolucionado las matrículas

Pese a que en España no es una práctica permitida, la personalización de las matrículas puede suponer importantes beneficios para el Estado. Además, según encuestas recientes en nuestro país los usuarios estarían a favor de que se permitiera esta práctica. Sin embargo, ojo, conducir con una matrícula ilegible, supone una multa de 200 euros para quien la lleve en esas condiciones.

En lo que a avances respecto a la personalización de matrículas se refiere, en nuestro país se ha conseguido la homologación de con pequeños dibujos o filigranas en el fondo de la placa, en un color tenue que no impida la perfecta visibilidad de los números y letras que contiene la misma.

Personalizar la matrícula es una práctica habitual en otros países. De hecho, Estados Unidos es uno de los países donde la legislación es más permisiva, en este sentido y así, según cada estado, la personalización puede ser total. Se pueden incluir letras, números, símbolos y cambiar el fondo; en otros países solo se permite jugar con la combinación de letras, números y espacios, pero siempre con la misma estructura sin alterar su aspecto; ejemplo de estas prácticas se producen en Reino Unido, Alemania, Bélgica y Andorra.

 

 

En España, desde 1900, todos los vehículos en circulación están obligados a registrarse y portar una matrícula. Poco ha cambiado desde entonces hasta ahora el aspecto de las mismas: letras negras sobre fondo blanco y la evolución se ha producido en lo que a letras y números se refiere. Primero, eran una o dos letras que indicaban la provincia y seis números a continuación que se incrementaban de forma consecutiva. Fue en 1971, cuando los seis números se redujeron a cuatro y finalizar la serie con una, dos y, actualmente tres letras, según se vaya completando el alfabeto.

Además, en el año 2000 y para adaptar nuestras matrículas al formato europeo se añadió una banda azul en la parte izquierda con la letra ‘E’ que señala el origen español; quedaban entonces eliminadas las que identificaban la provincia en la que se había matriculado el vehículo. La composición quedó con tres letras y cuatro números.

Pese a que en internet se puede personalizar la matrícula, es importante no olvidar que en España está prohibida esta práctica y que puede acarrear una multa de 200 euros. Para evitar este tipo de problemas, nada mejor que contar con tu Póliza de Seguro de Coche MAPFRE, que con su cobertura de defensa de multas te ayudará a evitar situaciones desagradables en tus viajes.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos