Kaalink, o cómo hacer tinta de tus emisiones

Publicado por canalMOTOR, 07 Mar 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

AirInk, de Kaalink

La tinta es el líquido más caro del planeta. Pero desde el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) surge Kaalink, un mecanismo ecológico que permite transformar las emisiones de los tubos de escape en pigmentos para tinta. 

Los precios de la tinta son sorprendentes. La onza de tinta más barata tiene un precio que ronda los 13 dólares, más cara que un champán bueno. Las más caras tienen un precio de 75 dólares por onza, superior al Chanel Nº5. De ahí que Kaalink, la iniciativa que te contaremos hoy, tenga tanto sentido.

 

De hecho, hace poco se publicó un estudio por la asociación americana de consumidores, en el cual demostraban que ciertas impresoras usaban más tinta de la que deberían, especialmente en tareas de mantenimiento, como limpiar los cabezales.

 

El mundo de las tintas es complejo. Dentro de él, habitan pigmentos naturales o sintéticos, fluorescentes, resinas, disolventes, tintes o lubricantes, por nombrar algunos elementos. Su mezcla depende mucho del uso que se vaya a dar a la tinta, su espesor y su durabilidad hacen que tengan fines muy diferentes; ya sea una imprenta, arte o un uso casero.

 

El Instituto Tecnológico de Massachussets, MIT, con su eficiencia habitual y sus ganas de ‘matar dos pájaros de un tiro’ ha desarrollado el Kaalink, un dispositivo que se enrosca en el tubo de escape de un vehículo, para almacenar las partículas emitidas y refinarlas después en pigmentos que se pueden usar como tinta negra.

 

“Nuestro aparato está diseñado como una ingeniosa fusión de sensores electrónicos, partes móviles mecánicas y un sistema de almacenamiento”, afirma Anirudh Sharma, un cofundador de la empresa Air-Ink, basada en torno al mecanismo de Kaalink. “Se puede acoplar a un tubo de escape a través de bridas y tornillos”.

 

Pero no se trata únicamente de los coches corrientes a los que se puede acoplar el Kaalink. Su aparato se puede escalar para que se una a los tubos de escapes de barcos, grúas o cualquier otro vehículo de combustión interna.

 

De hecho, recoge un 93% de las partículas que emiten estos vehículos, y en unos 45 minutos de estar unidos al sistema de escape de un coche diésel, se produce una onza (28 gramos) de tinta.

 

Una vez que el Kaalink está lleno, cosa que requiere unas dos semanas de conducción urbana, se puede enviar al laboratorio de Graviky en la India que se encarga de ‘destilar’ las emisiones en pigmentos.

 

Entonces, recapitulemos. Tras tres años de investigación y desarrollo, el instituto produjo el aparato que se puede acoplar a los tubos de escape, llamado Kaalink. Sus creadores fundaron Graviky Labs en la India, para procesar las partículas de emisión y, a su vez, convertirlas en tinta para consumo a través de la marca Air-Ink.

 

Air-Ink se asoció con una de las marcas de cerveza más populares de la India, Tiger, para su campaña de lanzamiento, en la que entregaron a varios artistas callejeros rotuladores y bolígrafos de la marca para que se lanzaran a pintar las calles de Hong Kong. Cada pieza tenía un cartel que decía “esta tinta es el equivalente a X horas de contaminación”.

 

Que hayan elegido la India como base operativa no es casualidad. De hecho, el Sudeste Asiático es una de las regiones más contaminadas del planeta. Aprovechar sus emisiones para conseguir tintas de calidad más baratas hace posible que se escale rápidamente el proyecto y que se reduzcan los costes lo más rápido posible.

 

De hecho, este proyecto es muy ambicioso y de momento la recolección solo se aplica en la ciudad de Bengaluru, en India. Para crecer, necesitan expandir sus centros de tratamiento a más lugares en el mundo, y que los usuarios lo usen en sus vehículos.

 

Para ello, pusieron en marcha una campaña en Kickstarter, y consiguieron superar el doble de los 14.000 dólares que se habían propuesto. A través de ella, ofrecían varias recompensas como los propios rotuladores o láminas de los artistas que estuvieron involucrados en su presentación.

 

“Ahora mismo, el mecanismo Kaalink está todavía bajo pruebas y regulaciones”, afirma Sharma, “nuestra intención es lanzarlo en coches, camiones y chimeneas de diferentes escalas, y ayudar a los individuos, organizaciones y gobiernos a que recojan sus propias emisiones”.

 

El proceso es costoso y complicado, ya que las emisiones no son únicamente hollín. Tienen que pasar un proceso de purificación para librarlas de partículas nocivas y transformarlas en pigmentos de alta calidad basados en carbono.

 

Y aunque hasta ahora el refinamiento de los pigmentos había venido de la mano de tratamientos en los que eran necesarios los combustibles fósiles. Pero Graviky Labs ha conseguido sortear unas de las partes más nocivas de todo el proceso, haciendo la recolección pasiva y su destilación con menos emisiones.

 

El hollín es una de las partículas más nocivas para los humanos. Su diámetro es muy reducido (una trigésima parte del diámetro de un cabello) y pueden introducirse en los pulmones, causando enfermedades respiratorias.

 

El Kaalink es un mecanismo que puede revolucionar el futuro de la sociedad, convirtiendo las emisiones en algo reutilizable y disminuyendo los costes de la tinta para el consumo. Sin embargo, aún dista mucho de esta visión utópica, principalmente su implementación alrededor del mundo y su expansión hacia escalas determinantes.

 

Otro paso necesario es dejar atrás el uso de vehículos viejos, especialmente los diésel, que contaminan mucho más que los modernos, diseñados para emitir poco. Aún quedan años hasta que podamos incorporar el uso del Kaalink en nuestros coches.

 

Hasta entonces, si queremos tener un coche en condiciones para poder usar el Kaalink con él, necesitaremos un seguro de coche que lo proteja ante las adversidades que puedan ocurrir. Para ello, los Seguros de Coche MAPFRE se adaptan a todas las necesidades, desde el seguro a terceros hasta el todo riesgo sin franquicia.

 

Si quieres saber más de Air-Ink, puedes ver su vídeo de presentación.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos