¿Qué sabemos del Chevrolet Camaro ZL1?

Publicado por canalMOTOR, 13 Mar 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

chevrolet camaro

Miembro de ‘la santísima trinidad de los muscle cars’, junto con el Mustang y el Charger, ha llegado la última actualización del Chevrolet Camaro ZL1, capaz de llegar a los 320 km/h.

Los muscle cars son éxitos de ventas en EEUU. No por nada llevan desde los años sesenta representando el lado deportivo del nuevo continente y haciendo de la velocidad (hasta la llegada de los japoneses) algo asequible. Hasta entonces, los coches rápidos habían estado reservados a las caras marcas europeas. El Chevrolet Camaro ZL1 viene a poner un acento americano a este segmento en 2017.

Y es que los estadounidenses tienen una aproximación diferente a la velocidad que los europeos. Mientras a este lado del Atlántico nos enfocábamos en reducir el peso, el estilo al otro lado del charco era de equipar motores V8 enormes.

Cierto es que el Mustang, el Camaro y el Charger son coches pequeños para estándares americanos, dónde era habitual en los años sesenta encontrar Cadillacs, Plymouths y Oldsmobiles que parecían barcos antes que coches. Aun así, los muscle cars son gigantescos si los comparamos con un Jaguar o Ferrari de la misma época.

Sin embargo, la globalización es imparable, incluso en el mundo de la automoción. Si bien antes se podían recluir en su mercado doméstico, la competencia global ha hecho que los ‘Big Three’ (General Motors, Ford y Chrysler) afinen sus productos para enfrentarse a alemanes y japoneses. Las últimas generaciones de sus muscle cars (Camaro, Mustang y Charger, respectivamente) son las más pequeñas hasta la fecha.

Y aun así imponen por su tamaño en comparación con su equivalente bávaro, el BMW M3. La fórmula, en prinipio, se ha mantenido igual: importa más la potencia pura, el par motor y los caballos. La velocidad en línea recta prima sobre el manejo en curva. Es la evolución lógica que surge de la distribución de las carreteras en ambos continentes.

 Pero es innegable que se han ‘puesto las pilas’ con sus coches deportivos. Los muscle cars de antaño eran infames por sobrevirar en las curvas, demasiada potencia a las ruedas traseras los convertía en unos trompos mortales. El nuevo Mustang (LINK A MUSTANG) tiene un estilo mucho más ‘europeo’. El nuevo Chevrolet Camaro ZL1 bate a otros coches de todo el mundo en el legendario circuito alemán de Nurbürgring.

De hecho, el Camaro ZL1 es más rápido en dicho circuito que un: Lamborghini Gallardo, Koenisegg CCX, Porsche 911 GT2, Mercedes-AMG GT S, McLaren 650S Spider, Jaguar XJ220, Caterham R500 o Trabant. Coches que cuestan varias veces más que un Camaro, que comienza a configurarse en su versión más potente (ZL1) por unos 60.000 dólares.

Gran parte de lo que hace al Camaro tan rápido es su enorme motor (¡6.2 litros!) V8, cuyo super cargador hace que produzca 640 caballos y casi 840 nM de par directamente a las ruedas traseras, como buen muscle car. Este par es suficiente para notar como los órganos del conductor se clavan en la parte trasera de su tórax.

Además, se puede configurar con una transmisión manual clásica de seis velocidades, o el nuevo cambio automático de Chevrolet de 10 marchas y doble embrague. Otras características divertidas son su suspensión magnética, diferencial trasero con deslizamiento limitado, sus mejoras aerodinámicas o su pérdida de peso respecto a la versión anterior, unos 100 kilos.

Así que, el nuevo Camaro se come a coches que cuestan tres veces (y más) que él en un circuito y todavía es capaz de alcanzar velocidades impresionantes, gracias a su notable motor. Aunque Chevrolet no ha publicado las cifras de 0 a 100, la afición americana por el drag racing (carreras en línea recta) seguro que está en menos de 3.5 segundos.

Un dato que sí han publicado ha sido su velocidad máxima: 200 millas por hora, el número que todos los fabricantes estadounidenses buscan en sus deportivos. En el sistema métrico, esto se traduce a unos 320 kilómetros por hora.

Además de la “versión básica” del ZL1, se podrá equipar con el pack 1LE, equipamiento de altas prestaciones enfocado a ayudar al Camaro en su paso por curvas. El conjunto incluye piezas de fibra de carbono y alerones para aumentar la adhesión al suelo. También con este objetivo están los neumáticos traseros Goodyear Eagle F1, que miden 30 centímetros de ancho, en cada rueda. Este pack está disponible por 6.500 dólares, que se suman al precio del ZL1.

Chevrolet espera que su Camaro pueda hacerles frente a las exitosas ventas globales del nuevo Mustang. Para ello, han producido una campaña de marketing que esperan que surta efecto.

En el anuncio, un conductor humano se enfrenta a una inteligencia artificial diseñada específicamente para competir. Este clip, curiosamente, fue producido con el chasis modular Blackbird de The Mill, que le permite “transformarse” en cualquier coche gracias a la animación digital. De hecho, en este vídeo se puede ver el making of:

En cualquier caso, el Chevrolet Camaro ZL1 se presenta como un verdadero aspirante al trono de los muscle cars. Hasta ahora, su mercado había sido el americano, pero tras ver el éxito del Mustang en Europa, Chevy quiere una parte del pastel.

 Si estás considerando hacerte con un Camaro, recuerda que los Seguros de Coche MAPFRE ofrecen un amplio abanico de coberturas: desde el básico seguro a terceros hasta el todo riesgo sin franquicia , que ofrece una cobertura íntegra. Además, estos seguros tienen opciones que se pueden sumar a la póliza.




Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios