Oasis o cómo evitar la muerte por calor

Publicado por canalMOTOR, 01 Ago 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

niña dentro de un coche

Se calcula que cada año mueren, en promedio, 37 niños en Estados Unidos por estar encerrados en coches calientes. Un niño de 10 años, Bishop Curry, ha ideado un mecanismo para evitar que estas muertes sigan ocurriendo.

Cuando Bishop Curry, un niño de Texas de 10 años, se enteró que sus vecinos habían perdido a su hijo de seis meses tras haber sufrido un golpe de calor en su coche, se puso a trabajar en un dispositivo que intentase afrontar este problema y poner fin a las muertes que se producen por el exceso de temperatura dentro de los vehículos.

Los golpes de calor pueden ser letales para organismos más vulnerables, como el de los niños, los ancianos y las mascotas. De hecho, desde 1998 se han producido, al menos, 712 muertes por golpes de calor dentro de coches en EEUU. El promedio se sitúa en unas 37 muertes al año y la solución de Curry es tan ingeniosa como efectiva.

Las temperaturas dentro de un coche aumentan de forma rápida y exponencial, ya que el aire no tiene donde escapar y los grados sólo van en aumento. En España somos bien conscientes del peligro que representa el sol, evitamos aparcar si no es en una sombra y sabemos lo valiosas que pueden ser las gafas de sol o la crema solar.

El padre de Bishop ha creado una página en GoFundMe para conseguir el objetivo de financiación de 20.000 dólares con el fin de poner el proyecto en marcha. Cifra que han superado ya con creces (y ya superan los 47.000 dólares recaudados) para crear la caja Oasis.

El dispositivo es ingenioso: se trata de una pequeña caja que se inserta en los asientos de un vehículo, y que detecta si hay algún ocupante en el asiento. Si esta caja nota que la temperatura dentro del habitáculo supera un umbral peligroso, emitirá un chorro de aire frío para evitar el choque térmico, mientras lanza una señal de emergencia al teléfono del propietario del coche, haciendo que acuda a su auxilio. 

Según la descripción de la campaña de crowdfunding, Bishop es un estudiante de quinto de primaria fascinado con crear cosas. Desde una catapulta casera, un cañón de pelotas de ping pong o maneras de derretir la nieve y el hielo sin usar sal, la mente de este niño parece destinada a la ingeniería para resolver problemas a su alrededor. 

De momento, ya tienen una patente provisional y un modelo 3D de la caja, pero están decidiéndose por una fábrica que lleve la producción del dispositivo. Sin embargo, meteorólogos como Jan Null han mostrado algo de escepticismo sobre la efectividad que podría tener la caja Oasis.

“La discusión debe ser puesta en contexto”, afirmaba Null, “por supuesto que es una idea genial para que un estudiante de quinto grado trabaje sobre ella. Cualquier dispositivo que ayude a salvar vidas es positivo. Sin embargo, su impacto se ve neutralizado en la medida en la que puedan ser equipados fácilmente en los coches”.

Además de las críticas escépticas, la noticia ha sido bien recogida por la comunidad virtual y la prensa internacional. La invención de Bishop Curry ha dado la vuelta al mundo y ha conseguido elogios por parte de cadenas de televisión americanas o diarios prestigiosos como el New York Times o el Daily Telegraph.

El calor, una amenaza real

España es uno de los países con más decesos a causa del calor. La mortalidad asociada al calor en nuestro país, según un estudio de Enviromental International publicado en 2016, fue de 1.312 personas al año en la década del 2000 al 2010. Las provincias más afectadas fueron Madrid (2.291), Barcelona (1.205), Vizcaya (743) y Sevilla (626). 

Sin embargo, estas muertes son por golpes de calor en general y no directamente relacionados con los aumentos de temperaturas dentro de los coches. Otro factor a tener en cuenta es que el calor hace más peligrosas aquellas condiciones cardiovasculares y respiratorias, especialmente en ancianos, que son el grupo más vulnerable. 

Las mujeres embarazadas también tienen un riesgo superior al de la media, según la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO). “Las mujeres gestantes pueden ser especialmente vulnerables a sufrir estrés por calor, por una parte, debido al esfuerzo físico y mental extra al que están sometidas durante el embarazo, y a que su capacidad para mantener el equilibrio térmico entre su cuerpo y el ambiente se ve más limitado”, concluía su estudio.

Todavía quedan dos meses muy calientes por delante en España y es importante ser conscientes del peligro real que representan los golpes de calor. Por supuesto, dejar a niños y a mascotas encerrados en un coche al sol es, básicamente, firmar su sentencia de muerte en un país donde se superan los 40 grados en los días más calurosos.

Por ello, siempre es mejor aparcar a la sombra y salir del habitáculo en cuanto se pueda. Tener siempre agua fresca a mano y detectar los síntomas (mareo, letargo, debilidad…) rápidamente para refrescar el cuerpo y poder evitar que vaya a más.

Hasta que la caja Oasis no esté en producción y a la venta, lo mínimo que se puede hacer es estar atento a las consecuencias fatales que puede tener el astro rey y evitar sus efectos nocivos en la medida que sea posible. El verano es una de las estaciones de las que más se puede disfrutar, pero siendo conscientes de los peligros que esconde, especialmente en España.

Y si sospechas que estás sufriendo los efectos de un golpe de calor y necesitas atención médica, acude a los mejores expertos sanitarios que los Seguros de Salud MAPFRE ponen a tu disposición. Con múltiples clínicas a lo largo de la Península y sin la necesidad de esperar para conseguir el mejor tratamiento, poco importará si te ocurre en tu vivienda habitual o si estás de vacaciones.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos