Repaso de los coches de Schumacher en la F1

Publicado por canalMOTOR, 22 Nov 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Primer plano de Schumacher subido a un Ferrari

Recordamos los coches de Schumacher a lo largo de su exitosa carrera en la Fórmula 1. Una leyenda de la automoción que ha conducido bólidos igualmente icónicos.

Michael Schumacher es el piloto más laureado de la historia de la Fórmula 1. Siete campeonatos mundiales logrados con Bennetton (1994 y 1995) y Ferrari (2000, 2001, 2002, 2003 y 2004) son muestras de la gran clase del piloto alemán. Sus 91 victorias y 155 podios son registros que aún no han sido igualados.

Eso sí, ningún conductor podría alcanzar el éxito si no cuenta con un buen equipo y un gran bólido que le apoye. Repasamos los coches de Schumacher más importantes a lo largo de su carrera.

El primer coche de Schumacher: Jordan 191

Un joven Michael Schumacher llegaba a la Fórmula 1 tras haber batido records en distintas categorías inferiores. Jordan fue la primera escudería en apostar por él. La ambición y la rapidez al volante del piloto alemán no pasarían desaprovechadas por el resto de equipos, por lo que solo duró un año en esta compañía.

Un nuevo equipo: Benetton B192

El ojo clínico de Flavio Briatore hizo que Benetton fichara a Michael Schumacher en 1992 y le ofreciera un coche para luchar por la victoria. Esta temporada destaca por el gran nivel de la competición, con un Ayrton Senna que dominaba la Fórmula 1.

El coche del primer campeonato de Schumacher: Benetton B194

El Mundial de 1994 supuso el primer título para el piloto alemán, el cual tuvo que pelear hasta el final con Damon Hill, otra leyenda de la Fórmula 1. Muchos expertos destacan la capacidad de Schumacher para exprimir todo el potencial de su Benetton B194.

Segundo campeonato de Fórmula 1: Benetton B195

Michael Schumacher repite triunfo y se convierte en una referencia en el automovilismo. Su calidad hace que Ferrari le ofrezca una oferta irrechazable

Schumacher comienza a pilotar coches rojos: Ferrari F310

La escudería italiana había tenido unos resultados mediocres y por esa razón se encomienda a la magia del alemán. Sin embargo, las primeras temporadas no fueron demasiado positivas. En estos momentos los Williams eran autenticas balas inalcanzables para las flechas rojas. En 1998 y 1999 fue McLaren quien se llevó los campeonatos. Pero Ferrari había mejorado considerablemente sus prestaciones y por fin tenía un coche realmente competitivo.

Los coches de Schumacher que lo convierten en leyenda: Ferrari F1-2000

La llegada del nuevo milenio supone el inicio del reinado, casi tiranía, de Michael Schumacher y Ferrari. La victoria de este año supone un punto de inflexión para la escudería, que llevaba más de 20 años sin lograr el máximo triunfo.

Fin del reinado: Ferrari F2004

Durante los siguientes años, los coches de Schumacher serían los más rápidos de la parrilla. Durante cinco años el alemán conseguía las victorias de una manera realmente fácil. En 2001 aún quedaban cuatro carreras para disputar cuando matemáticamente pudo proclamarse como campeón. El año siguiente igualó el record de Juan Manuel Fangio ganando un total de once carreras (marca que trituraría en 2004 con 13 primeros puestos).

Su dominio durante las siguientes temporadas fue igual de abrumador. Sin embargo, su legendaria racha será cortada en 2005 donde un talentoso piloto consigue el campeonato. Nos estamos refiriendo al español Fernando Alonso, el cual repetiría éxito el año siguiente.

El último coche de Schumacher: Mercedes F1 W03

Michael Schumacher se había retirado en 2006 a los 37 años y tras haber pulverizado todas las estadísticas. Aunque, en 2010 el piloto decide volver a la competición, en este caso a los mandos de un Mercedes.

En aquel momento el equipo tenía un gran presupuesto, pero los bólidos no eran lo suficientemente competitivos como para luchar por las victorias de manera habitual (algo que puede extrañar hoy en día si tenemos que son los coches más veloces en la actualidad. Tras dos años decepcionantes el Káiser se retira de manera definitiva. Dejando tras de sí un gran legado.

Repasando los coches de Schumacher en la F1 podemos afirmar que ha conducido algunos de los bólidos más legendarios que han recorrido los circuitos. Este hecho no quita valor a los grandes éxitos del piloto alemán, que por su talento al volante se merece un lugar en el Olimpo del automovilismo. Sin embargo, todos los logros no hubieran sido posibles sin un equipo detrás que le proporcionara lo mejor. Contar con un buen respaldo siempre es importante, por eso tienes a tu alcance el Seguro de Coche MAPFRE que te ofrece una amplia cobertura para que te sientas protegido y estés cubierto cuando conduces.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos