Muscle car III: conquistando el siglo XXI

Publicado por Alejandra Otero, 07 Sep 2011

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Muscle car III: conquistando el siglo XXI

El Chevrolet Camaro es el único modelo que ha llegado al mercado europeo, y por tanto al español, pero no es el único muscle car que ha sobrevivido al paso del tiempo. Junto a él, el Ford Mustang y el Dodge Challenger se mantienen como los principales exponentes de este género ya extinto.

La crisis del petróleo que asoló al mundo en la década de los 70 del siglo pasado, supuso la desaparición de los muscle car, coches caracterizados por su disparado consumo. Fueron muchos los modelos que se produjeron durante los diez años de apogeo de estos deportivos musculados y hay verdaderos debates sobre cual fue el último de los muscle car clásicos. Pero lo cierto es que el legado de estos deportivos ha llegado al siglo XXI con el incombustible Ford Mustang, el mítico Dodge Challenger y el no hace mucho reeditado Chevrolet Camaro.

 

Chevrolet Camaro

Creado para rivalizar contra el Ford Mustang, el primero de los Chevrolet Camaro nació en 1967. Fue uno de los pocos modelos en sobrevivir durante los 70, aunque de ser un modelo accesible pasó a ser un coche deportivo de alta gama, siempre asociado a un propulsor V8 que rondaba los 400 CV de potencia.  

 

La esencia del Camaro se desvirtúo un poco durante las décadas de los 80 y 90, que lo convirtieron en un deportivo coupé más parecido en estética a los deportivos japoneses. Fue en 2006, ya bien iniciado el siglo XXI cuando llegó la quinta generación del Chevrolet Camaro. Su espectacular diseño se inspira en las formas clásicas de los primeros modelos, pero adaptadas a la actualidad. Esta quinta generación, con motores que van desde los 312 hasta los 426 CV, ya ha recibido su primera actualización, que es la que ha llegado a Europa este verano.

 

Ford Mustang

Inconfundible son las rayas transversales que visten al Shelby GT500. Hablamos del más potente de la gama Mustang que a día de hoy sigue viva. El primer modelo se presentó en 1964 y, al igual que el Camaro, ha logrado sobrevivir casi medio siglo. De forma idéntica a su rival de Chevrolet, el Ford Mustang ha tenido una evolución similar, pasando a motores más comedidos durante la década de los 70, pasando por convertirse en un deportivo estilo nipón, para volver a sus raíces en 2005 gracias a la implantación de la moda vintage. Su máximo exponente en la actualidad es el último Shelby GT500, que escode bajo el capó un motor V8 de 540 CV de potencia.

 

Dodge Challenger

El Dodge Challanger murió como tal en 1974: durante los años 80 se convirtió en un utilitario que nada tenía que ver con el muscle car de la década de los 70. Pero la llegada del Ford Mustang y del Chevrolet Camaro, con tan buena acogida en el mercado, propició el resurgir del Dodge Challenger en su más primigenia esencia. El Challenger del siglo XXI toma mucho del diseño original, así como la filosofía mecánica: propulsión trasera y motores V8, excepto la variante SE con un propulsor de seis cilindros en uve. De entre todos destaca el SRT8, con un motor hemisférico HEMI 6.1 de 425 CV que, al igual que su predecesor y sus rivales actuales, puede asociarse a un cambio manual o automático.

 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios