Inicio/Coches/Nuevos modelos coches/Probamos el Audi Q3 Sportback

Probamos el Audi Q3 Sportback

5 minutos | El Audi Q3 Sportback es dinámico por naturaleza, una variante de carrocería SUV tipo coupé que lidera en confort y estabilidad. A continuación, te contamos más detalles.

Con el nuevo Audi Q3 Sportback, la marca premium alemana introduce una variante de carrocería SUV tipo coupé más emocional y de mayor dinamismo en la nueva gama Q3, lanzada al mercado en otoño de 2018 haciendo tabla rosa con el modelo anterior (que ya cuenta con un alto equipamiento de seguridad y conectividad), dotándolo, ahora, de mayores prestaciones deportivas al Sportback.

A los 9 meses de la presentación del nuevo SUV compacto Audi Q3, la marca de Ingolstadt mostró una variante de carrocería SUV tipo coupé denominada Q3 Sportback, orientada a un público creciente de conductores que demandan una imagen más exclusiva en este tipo de vehículos, además de una mayor deportividad, siendo, por tamaño, rival directo del BMW X2 (14 cm más corto).

Estéticamente, el nuevo Audi Q3 Sportback ofrece una imagen diferente y más deportiva, principalmente gracias a la mayor caída de su línea de techo trasera y a la adopción de una nueva parrilla “single frame” con acabado tipo panal de abeja y molduras metálicas, con un acabado mate en las tomas de aire trapezoidales frontales, conectadas entre sí por una franja horizontal en el paragolpes.

La zaga conserva únicamente los pilotos, empleando lógicamente un nuevo portón con la luna trasera también más inclinada que termina en un marcado spoiler y un rediseñado paragolpes, que en caso del acabado S line, incluye molduras metalizadas de mayor grosor.

Siendo solo 15 mm más largo (4,50 m) que el Q3, aparenta ser a la vista mucho mayor. También es 29 mm más bajo (1,56 m). La inclinación del pilar delantero, la rebajada línea de hombros y las nervaduras más marcadas le dan una imagen diferenciadora más musculosa y marcadamente deportiva, conservando invariables únicamente el capó y las aletas delanteras respecto al Audi Q3.

Modelo de Audi Q3 en versión naranja

Fuente: Motor Mundial

Diseño interior digitalizado y más deportivo

  • Capacidad de maletero: Audi ha conseguido igualar los mismos 530 litros que su hermano Q3, al menos hasta la bandeja.
  • Plazas traseras: a pesar de su carácter más deportivo, el Audi Q3 Sportback no renuncia a la funcionalidad de sus plazas traseras, pudiendo desplazar longitudinalmente la banqueta 13 cm (2 cm menos que el Audi Q3), inclinar los respaldos y abatirlos en formato 40/20/40, con lo que puede aumentar la capacidad del maletero hasta 1.400 litros.
  • Diseño interior: repitiendo el mismo salpicadero del Audi Q3, pero todo digitalizado y más deportivo, con el volante achatado de serie y mayores niveles de personalización en las molduras y elementos en tejido Alcantara. Incorpora un cuadro de instrumentos digital Audi virtual cockpit de 10,25” (opcional de 12,3”) y la gran pantalla central MMI Touch de 8,8” con acabado “Black panel” (de 10,1” opcional), dotado del sistema de Infotainment MIB 2+.

Ahora bien, donde sin duda apreciaremos más a este Q3 Sportback es en su dinámica de conducción, muy deportiva, pero conservando un alto grado de confort. Es ágil y muy agradable de conducir acompañado de un buen ambiente a bordo, donde todo está bien pensado y no faltan una serie de buenos detalles, aunque los huecos portaobjetos son algo pequeños.

A la excelente dinámica colabora que, además de equipar de serie 6 modos de conducción seleccionables (con modo “offroad” y opcional el control de descenso), incluye la dirección progresiva (con relación más directa a medida que aumenta su ángulo de giro) y la suspensión deportiva (como opcional a coste 0 €). También estará disponible la conocida suspensión estándar del Q3 y otra opcional adaptativa “dámper control” ajustable a través del Audi drive select.

Mismos motores que en el Audi Q3

En cuanto a motorizaciones, repite la misma oferta de su hermano Audi Q3 (todos de 4 cilindros con turbocompresor) e incluye los motores diésel, ambos a partir del conocido propulsor 2.0 TDI y asociados a una caja de cambios automática S tronic de 7 velocidades, el primero con tracción delantera y el segundo con tracción quattro.

  • 35 TDI (150 CV).
  • 40 TDI (190 CV).

En gasolina se ofrece:

  •  35 TFSI de 150 CV (caja manual) con el sistema de 2 cilindros desconectables.
  • 45 TFSI (230 CV) con cambio S tronic y tracción quattro.

Además, a principios de este año se añadió una variante “mild hybrid” de 48V sobre el 35 TFSI asociado al cambio S tronic, única versión agraciada con distintivo ECO de la DGT.

Esta versión con alternador reversible (recupera energía en desaceleración) incluye una batería de iones de litio de 9,5 Ah bajo el maletero, con una nueva función de ayuda en la arrancada (con 12 CV y 50 Nm de empuje) y el modo marcha por inercia (conducción “a vela”) entre 40 y 160 km/h, combinado con un Start&Stop operativo por debajo de 22 km/h, mejorando el consumo en 0,4 l/100 km.

Nuestra prueba

Nuestra primera prueba de conducción se realizó sobre las versiones de acceso en gasolina (35 TFSI) y diésel (35 TDI), el primero con caja manual y el segundo con la siempre recomendable caja S tronic. Ambos propulsores mueven con soltura al Q3 Sportback, aunque son algo sonoros, resultando muy equilibrado el 35 TDI, por consumos y empuje, a pesar de contar con relaciones de cambio algo largas.

Desde el acabado básico incluye una completísima dotación de serie, contando entre otros elementos, con llantas de aleación de 17 pulgadas con diseño de cinco radios dobles, suspensión deportiva, Audi drive select, dirección progresiva, faros delanteros con tecnología LED, volante deportivo multifunción plus, cuadro de instrumentos digital, MMI Radio plus con pantalla digital MMI Touch de 22,3 cm (8,8 pulgadas) y seis altavoces, y los servicios Audi connect Safety & Service.

En cuanto a sistemas de asistencia, de serie incorpora el aviso de salida de carril o cambio de carril involuntario y los Audi pre sense front (avisa de una colisión frontal) y basic (tensa los cinturones, cierra ventanillas y el techo practicable y activa los intermitentes de emergencia).

Opcionalmente, estarán disponibles los asistentes de aparcamiento, de conducción adaptativa, el de tráfico cruzado, cámaras 360 grados y el asistente de velocidad adaptativo. Siendo lo mejor del coche, en nuestra opinión, el agrado de conducción, la ergonomía de sus mandos, el compromiso confort/estabilidad, la presentación y el acabado; y lo peor quizás sea su alto precio y las numerosas opciones que hacen difícil tomar una decisión.

Si quieres saber cuáles son las coberturas de los seguros de coche MAPFRE no dudes en consultar nuestra web.

 

Motor Mundial

7 mayo, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.