5 Min de lectura | Citroën ha presentado una nueva versión de su pequeño AMI como una solución de transporte comercial de pequeña carga por la ciudad, a la que ha bautizado como My AMI Cargo.

Este modelo es la evolución del ya conocido Citroën AMI, pequeño, pero grande. Es el vehículo idóneo para profesionales que no precisan una furgoneta en toda su grandeza, pero cuya finalidad de trabajo es el transporte al detalle.

Se trata de un pequeño eléctrico urbano y ya se postula como una clara alternativa para empresas o autónomos del transporte de última milla.

caja de grandes dimensiones en el maletero del Citroën AMI Cargo

Fuente: Revista Motor Mundial

Citroën considera que el reparto de paquetería es una actividad en pleno auge, sumado a los impedimentos a la circulación por temas medioambientales y las congestiones en las ciudades hacen que el AMI Cargo sea una interesante solución. De ahí su creación.

Dimensiones

Sus reducidas dimensiones derivan del AMI en su versión para particulares con 2,41 m de largo, 1,52 m de alto y 1,39 m de ancho, con un diámetro de giro de sólo 7,20 m. Estas cotas le convierten en un medio de transporte prácticamente único en el mercado, con una capacidad de carga más elevada de lo que parece dadas las dimensiones de la zona de carga que detallamos a continuación:

DIMENSIONES ZONA DE CARGAVALORES
Distancia entre la parte trasera del espacio de carga interior y la parte delantera1.220 mm
Longitud de la tableta845 mm
Anchura de la tableta410 mm
Longitud de la base992 mm
Anchura de la base318 mm
Distancia entre la base y la tableta351 mm
Distancia entre el suelo y la tableta805 mm

 

Capacidad de carga

En su diseño se han mantenido los principales atributos de su origen AMI, aunque se ha reinterpretado su interior para adaptarlo a un uso totalmente profesional. Se ha creado una zona de carga que se separa del conductor con una mampara vertical, con el fin de proteger al usuario de los posibles movimientos de la carga. En todo momento se mantiene una conducción segura.

En esta particular versión se ha sustituido la zona del asiento del copiloto por un espacio de carga con hasta 260 litros de capacidad y con la posibilidad de una carga útil de 140 kg. Esta zona va tapada con una cubierta capaz de soportar 40 kg, lo que permite alojar documentos o incluso una tablet para aportar una utilidad de mesa que facilita el trabajo del repartidor.

Tablet colocada en la zona del asiento del copiloto

Fuente: Revista Motor Mundial

La base plana de carga es ajustable en dos niveles, pudiendo elevarla y bloquearla verticalmente sin afectar a la zona de carga o bien situarla horizontalmente para dar continuidad al piso trasero.

De esta forma, el espacio de carga es completamente modular y se puede desmontar en varias piezas, llegando a transportar objetos con una longitud útil de 1,22 m desde la parte delantera hasta la parte trasera del espacio de carga. Incluye diversas correas de sujeción de la carga.

Coche Citroën AMI Cargo con la puerta abierta y con cajas en su interior

Fuente: Revista Motor Mundial

Se ha diseñado el AMI Cargo de manera que la caja de carga no supere en ningún caso la cintura del conductor, para mantener así la luminosidad y capacidad de visibilidad del AMI, que es realmente notable gracias a una superficie acristalada muy amplia.

Además, en la parte trasera se ha creado un espacio cerrado independiente para objetos que precisan un espacio seguro, como el teléfono móvil o las gafas de sol, con un botón de desbloqueo para la apertura en su parte superior.

Se ha conseguido que el volumen de carga sea algo mayor de 400 litros en total, lo que supone una capacidad normalizada media en el maletero de un vehículo standard del segmento C.

Sistema de propulsión creado específicamente para el AMI

El esquema eléctrico del nuevo Citroën AMI Cargo es el mismo del AMI convencional. Cuenta con su batería de iones de litio de 5,5 kW/h de capacidad que proporciona una autonomía de hasta 75 km (en ciclo urbano). Se puede recargar en 3 horas en un enchufe doméstico convencional de 220 V.

Su motor eléctrico le aporta una velocidad máxima de 45 km/h con su potencia de 8,2 CV (6 kW), que es más que suficiente para mover casi 500 kg en vacío.

Las prestaciones que se consiguen con este sistema de propulsión son adecuadas a un transporte muy de detalle en las ciudades y aportan, además de una total protección del medioambiente, la posibilidad de gestionar adecuadamente este tipo de actividad.

Personalización posible y precios

El AMI Cargo es completamente personalizable, pudiéndose pintar la carrocería en el color que se precise, incluso colocar el logo de la empresa.

Trabajador camino al coche Citroën AMI Cargo

Fuente: Revista Motor Mundial

Citroën realiza estas personalizaciones en su red de concesionarios a flotas mayores de 10 unidades, poniendo a disposición del cliente una empresa especializada colaboradora para realizar estas actividades para unidades sueltas o menos de 10.

Además, se pueden montar los accesorios de la versión AMI normal, tales como las alfombrillas, el soporte para el Smartphone, etc.

El precio oficial del Citroën AMI Cargo es de 7.600 € (400 € más que la versión de uso normal), pudiendo financiarlo con cuotas de 19,99 € mensuales y una cuota final más elevada. Al finalizar el pago, el conductor puede quedarse el coche, cambiarlo o devolverlo.

A este precio se puede descontar, si se cumplen los requisitos, al plan MOVES III.

Si tienes un negocio de transporte al detalle, ¡no lo dudes! Este es tu coche y este tu Seguro de coche eléctrico MAPFRE perfecto con las coberturas más completas.

Periodista especializado

Motor Mundial