5 Min de lectura | Ford acaba de ampliar su gama de vehículos electrificados con la introducción del nuevo S-Max Hybrid, tecnología híbrida (no enchufable) con posibilidad de disponer de 5 o 7 plazas.

Este nuevo S-Max Hybrid cuenta con el distintivo “ECO” de la DGT y sus consecuentes ventajas en emisiones.

Su sistema de propulsión es un híbrido tradicional no enchufable y auto-recargable gracias al motor térmico con que cuenta (FHEV – Full Hybrid Electric Vehicle), con su consiguiente comodidad de recarga, pero con menor autonomía eléctrica que las versiones enchufables del mercado.

En esta versión las dimensiones son idénticas a las de sus hermanos de combustión a excepción de la capacidad del maletero que baja hasta los 285 litros (con las 7 plazas) ampliables hasta los 2.200 litros si se deja exclusivamente sin reclinar la primera fila de asientos.

Ford S-Max HybridLongitud mAnchura mAltura mBatalla mMaletero litros
 4,7961,9161,6552,849285 – 2200

 

Propulsor híbrido de buenas prestaciones

Ford S-MAX Hibrido en carretera

Fuente: revista Motor Mundial

El conjunto diseñado para el nuevo S-Max Hybrid aporta 190 CV mediante la combinación de un motor gasolina de ciclo Atkinson de 2,5 litros de cubicaje y un motor eléctrico que es alimentado mediante una pequeña batería de iones de litio con 1,1 kW/h de capacidad y que se refrigera por líquido.

Los motores se unen a través de una transmisión automática CVT (con cambios de marcha simulados) que se ha denominado “Power-split”.

Las prestaciones del S-Max Hybrid son muy notables ya que alcanza los 190 km/h como máxima velocidad y acelera de parado hasta los 100 km/h en 9,8 segundos, siendo el principal valor de esta versión sus reducidos consumos de combustible que en ciclo combinado se han homologado en 6,4 litros/100 km, y con unas emisiones de CO2 entre 146 y 147 g/km (en ambos casos en ciclo WLTP).

La batería de gestión se carga continuamente en el flujo de circulación aprovechando la energía generada por las frenadas y las deceleraciones por la inercia, lo que permite circular en modo 100% eléctrico sólo en pequeños recorridos y periodos muy cortos, ya que el diseño de esta tecnología lo que en realidad ha pretendido es una importante reducción de consumos y de emisiones de CO2.

De hecho, el Ford S-Max Hybrid es una clara excepción dentro de los monovolúmenes de su tamaño ya que engloba un habitáculo muy espacioso y funcional con un notable comportamiento dinámico que, sin llegar a ser deportivo, puede mantener su imagen de gran aplomo con una dirección muy eficaz a la hora de circular por trazados virados.

Monovolumen tradicional vs. SAV (Sport Active Vehicle)

Ford S-MAX Hibrido en color rojo

Fuente: revista Motor Mundial

 

Por su estética y contenidos se puede afirmar que el S-Max es el modelo más deportivo de la gama de monovolúmenes de Ford, con su diseño mucho más afilado y su zaga más estilizada que le resta algo de capacidad de carga pero que mejora notablemente su aerodinámica.

Cuando se puso en el mercado hace ya algunos años, su enfoque era hacia conductores que precisaban mucho espacio para la familia buscando un diseño algo más deportivo que normalmente es difícil de encontrar en este tipo de vehículos.

interior del Ford S-MAX Hybrid

Fuente: revista Motor Mundial

De hecho sus posibles 7 plazas así lo acreditan, con tres filas de asientos, contando en la segunda fila con anclajes Isofix para las potenciales sillitas de niños, pudiendo además abatirse las dos filas posteriores de forma automática.

Se ha homologado, además, con una capacidad de remolque que va desde los 1.560 kg hasta los 1.750 kg según sea la carga, la configuración del coche y su estructura y el número de pasajeros posibles.

Contenidos y acabados bien harmonizados a precios de mercado

La oferta en cuanto a acabados es la ya clásica y conocida de Ford también en las versiones térmicas: Trend, Titanium, ST Line y Vignale.

Todos los acabados cuentan de serie con asientos ergonómicos ajustables en 18 posiciones, si bien en el más alto de la gama “Vignale” los asientos son refrigerados y calefactados con función de masaje y sólo 10 posiciones de ajuste.

En cuanto a equipamiento de serie el Ford S-Max Hybrid dispone de “Modem integrado FordPass Connect” desde el primer acabado más básico “Trend”, con su conexión WIFI para cubrir hasta 10 dispositivos, y contando con las actualizaciones “Live Traffic” si se suscribe.

Ofrece además varias funciones remotas utilizando la app “FordPass” para informaciones del estado de vehículo, su geolocalización o la apertura de puertas.

Se ha incorporado también la función de “Información de Riesgos Locales Ford” que permite informar al conductor de los potenciales riesgos y situaciones de peligro a las que se puede enfrentar de forma anticipada.

Para viajar seguro, no olvides, además, contratar tu Seguro de Coche Eléctrico e Híbrido en MAPFRE.

Ford S-MAX Hybrid en la montaña

Fuente: revista Motor Mundial

Como sistemas de asistencia a la conducción y seguridad, el contenido mínimo del S-Max Hybrid cuenta con:

  • cámara de visión trasera (en acabados más altos),
  • control de crucero,
  • sensores de aparcamiento traseros y delanteros,
  • sistema de mantenimiento de carril (en acabados superiores).

El Ford S-Max Hybrid no está exento del impuesto de matriculación (al no mejorar los 100 g/km de emisiones de CO2) dentro del tramo impositivo del 4,75% (de 120 a 160 g/km), partiendo así de un precio de 40.838€ sin considerar descuentos ni promociones disponibles.

TRENDTITANIUMST-LINEVIGNALE
FORD S-MAX HYBRID 190 CV40.838€43.363€45.463€50.613€

 

Periodista especializado

Motor Mundial